miércoles, 6 de septiembre de 2017

Buenos días, 5 de septiembre de 2017. Santa Teresa de Calcuta

Jesús no nos deja solos porque cada uno de nosotros es precioso para Él”
PAPA FRANCISCO.

 
VIDEO
 

 
SANTORAL
 
TERESA DE CALCUTA
 
Lorenzo Justiniano,
obispo (1381-1455)
 
Taurino, Victorino, Avito, obispos; Herculano, Rómulo, Eudosio, Zenón, Macario, Urbano, Quincio, Arconcio, Donato, Teodoro, Menedemo, Censorino, Dídimo, mártires; Bertín, abad; Alberto, Guido, Aniano, Ansarico, Artión, confesores; Obdulia, virgen.
 
 
 

 
REFLEXIÓN:
EL GRAN INVENTOR
 
Había una vez un joven que soñaba con llegar a ser un gran inventor. Estudiaba día y noche, estudió varios años, y finalmente escribió en su diario personal: 
 
<< Ya he estudiado bastante. Soy ya un himbestigador, y demostraré mi gran valía.>>
 
Comenzó de inmediato a hacer experimentos y llegó a inventar los agujeros del queso. Pero pronto supo que ya habían sido inventados. 
 
Volvió a comenzar desde el principio. Estudiaba mañana y tarde, estudió muchos meses, y finalmente escribió en su diario: 
 
<< Ya es suficiente. Ahora soy de verdad un imbestigador. El mundo verá de lo que soy capaz de hacer.>>
 
Y en efecto el mundo pudo ver: inventó agujeros en el paraguas y fue el hazmerreír de todos.
 
Pero él no se desanimó, estudió y estudió tanto que llegó a ser un investigador con con todas las letras en su puesto, y así pudo inventar todo lo que quiso. Inventó un vehículo para viajar a la Luna, un tren que solo consumía un grano de arroz cada mil kilómetros, los zapatos que no se gastan nunca, y muchas otras cosas más.
 
Pero el sistema de llegar a ser investigadores y científicos sin cometer errores no llegó a inventarlo ni siquiera él, y tal vez no lo invente nadie nunca.
 
Moraleja: Si tienes un propósito en la vida, un sueño, no abandones. Y si te equivocas, levántate con más fuerza y continúa esforzándote por conseguirlo. Así, llegarás a lograrlo. Pero recuerda también que sin errores, no se aprende.
 
 
ORACIÓN:

Señor mío, te alabo y te bendigo por hacerte presente en cada instante de mi vida. Anímame a tener los ojos siempre abiertos para no tropezar con las dificultades que me encuentre por la vida. Ayúdame a darme cuenta que soy alguien capaz de lograr todos mis sueños y proyectos si todo lo pongo bajo tu protección y amparo. Sólo estando Contigo puedo salir adelante sin tenerle miedo a nada. Confío hoy en tu poder, en tu generosidad para seguir llenándome de bendiciones. Amén
 
Señor, despierto cada día confiado en que, tu poder que todo lo restaura, rige todas mis acciones e ideas, para conducirme por caminos de paz.
 
Ruego a la poderosa fuerza de tu presencia para que abrigues y protejas mi corazón de tantas penas y sufrimientos que mis cruces van causando en él.
 
Qué difícil es tomar la cruz de cada día con alegría y seguirte. Y más difícil aun cuando esa cruz es la de una enfermedad que no da tregua a mi cuerpo
 
Ven en mi auxilio junto con toda tu corte de ángeles y apártame de las malas decisiones. Tú eres mi refugio para enfrentar toda situación difícil de mi vida.
No permitas que me quede con sentimientos vacíos. Dame tu gracia para sostenerme en medio de mis cruces, permanecer fuerte y no salir derrotado.
Sana mi corazón de las heridas causadas por el rencor y decepciones y dame la sabiduría de tu Espíritu Santo para asumir mis cruces con valentía
 
Ayúdame a comprender el poder de la belleza de tu cruz sanadora para así poder comprender la belleza de la mía. Confío en lo que quieres para mí.
 
Ayúdame a que mi cruz pueda transformarla en bendición, a través de una vida de oración, vivida a través de los ojos de tu amor. Amén
 

******************

No hay comentarios:

Publicar un comentario