miércoles, 3 de mayo de 2017

Buenos días, 3 de mayo de 2017. San Felipe y Santiago en menor

Hoy se necesitan constructores de paz,
no provocadores de conflictos”
Papa Francisco.


SANTORAL
Felipe y Santiago el Menor (Jacobo, Yago),
Apóstoles (s. I)
Nuestra Señora de Araceli.
Alejandro I, papa; Etelvino, Juvenal, obispos; Evencio, Teódulo, Elpidio, Hermógenes, Timoteo, Maura, Diodoro, Rodopiano, Higinio, mártires; Violeta (o Viola), virgen y mártir; Sosteneo, Ugución, confesores; Emilia (Amelia), Antonina, Gala, Juana de la Cruz, vírgenes; Severina, matrona; Ventura, Zacarías y Emilia Bichieri, beatos. (La Santa Cruz).


REFLEXIÓN:
Retrato de un perseverante:


La historia dice que este hombre fracasó en los negocios y cayó en bancarrota en 1831. Fue derrotado para la Legislatura de 1832. Su prometida murió en 1835. Sufrió un colapso nervioso en 1836. Fue vencido en las elecciones de 1836 y en las parlamentarias de 1843,1846, 1848 y 1855. No tuvo éxito en su aspiración a  la Vicepresidencia en 1856, y en 1858 fue derrotado  en las elecciones para el Senado.

Este hombre obstinado fue Abraham Lincoln, elegido presidente de Estados Unidos en 1860.

La lección es muy sencilla: sólo se fracasa cuando se deja de intentar.


ORACIÓN:
Señor, gracias por estar en mi primer pensamiento de la mañana.
Quiero entregarte hoy todos mis miedos, preocupaciones, dolores y confusiones, porque sé que sólo pueden encontrar sanación en Ti.
Gracias, porque sé que siempre estarás conmigo y me ayudarás a que todo me salga bien y harás que todas las dificultades y todos los problemas sean auténticos trampolines que me impulsen a lograr mis objetivos.
Te suplico que seas el escudo que no permita que los malos deseos, palabras destructivas o las acciones de aquellos que no me quieren, me hagan daño y me hagan sufrir.
Cuento con tu presencia para la realización de tantos sueños que tengo y que quiero ver realizados. Amén

Oración de Sanación

Mi Señor, quiero pedirte hoy que me llenes de paz y serenidad para no dejarme abatir por el miedo a nuevas circunstancias que escapan de mi comprensión. Que tu presencia inunde mi vida de amor.
Cuando en aquella oportunidad caminaste sobre las aguas y los discípulos te vieron, se llenaron de temor, pues aún no conocían tu inmenso poder, ni estaban convencidos del todo que Tú eras el Rey y Salvador de todos.
Con el caminar sobre las aguas me enseñas que dominas toda tempestad y tribulación, me regalas la certeza de que en Ti puedo esperar tranquilo aun cuando sientas las más terribles venticas en mi vida
Quien cree en Ti jamás quedará defraudado y no habrá temor alguno que haga tambalear su fe. Por eso, acudo a Ti, pidiendo fortaleza enfrentar mis angustias, miedos, depresiones y soledades
Que mi corazón siempre esté dispuesto a recibirte, a amarte y servirte, viviendo en comunión contigo toda mi vida, que mis faltas jamás me separen de tu amor que es el único camino que tengo para mi felicidad
Tú nunca te has apartado de mi lado, fui yo quien te perdió de vista cuando permití que mi espíritu fuese guiado por mis malos deseos y pasiones terrenales y no haber fijarme el rumbo de mi corazón en tu dirección.
Quiero dejarme alcanzar por Ti. Que pueda yo sentirme siempre seguro de caminar sobre las turbulencias de mi vida si voy tomado de tu mano.
Todo miedo que hay dentro de mí se desvanece cuando te acepto y mi boca dice confiado: "Creo en Ti, Señor mío. En ti confío". Amén



ESPECIAL BUENOS DÍAS


 

Las 12 cosas que hacía 

Jesús con su equipo 

LIDERAZGO

El líder no juega el partido: ¡entrena jugadores!

Contenido

El líder no juega el partido: ¡entrena jugadores! 

1. Seleccionó a quienes, sin ser los mejores, creían en el sueño 
2. Jesús se fio de su equipo 
3. Jesús vivía y compartía los días con su equipo 
4. Jesús era maestro: impartía lecciones 
5. Jesús hacía milagros, mostraba cosas maravillosas a su equipo 
6. Jesús amaba con pasión y con paciencia 
7. Los pocos panes o peces que le den, a Jesús ya le sirven 
8. Jesús los impresionaba al lavarles los pies 
9. Jesús oraba mucho, y los apóstoles lo veían 
10. Jesús sufría ante la tentación, pero perseveraba 
11. Jesús llevó su cruz 
12. Jesús se fue... 

1. Seleccionó a quienes, sin ser los mejores, creían en el sueño


"Jesús creó un equipo, que humanamente no era el mejor, pero eran capaces de vivir y morir por un sueño: los Apóstoles.  El equipo tenía lo que llaman CCQ: seguimiento del carisma (creer en él, en la misión), capacidad y química (llevarse bien, trabajar en equipo)". 

2. Jesús se fio de su equipo

Jesús solo estuvo tres años realizando su tarea en la tierra, y confió en su equipo para continuarla... hasta hoy. "Jesús se fio de su equipo: también nosotros nos hemos de fiar de nuestro equipo.

3. Jesús vivía y compartía los días con su equipo

Jesús no daba clases por correspondencia. Jesús vivía con sus apóstoles, su enseñanza era presencial, continuada, de inmersión. "Cuidaba a su equipo, cenaba con ellos, compartía la vida, vivían juntos". 

4. Jesús era maestro: impartía lecciones

"Jesús enseña y capacita y sus apóstoles también llegarán a ser maestros. También el sacerdote es hoy el que sabe teología y explica dudas y temas a su equipo de laicos, que luego lo llevarán a los chicos en catequesis".

5. Jesús hacía milagros, mostraba cosas maravillosas a su equipo

"Jesús no curó apóstoles… pero sí hizo milagros ante ellos para que los vieran. Como Jesús enseñaba maravillas, el líder debe mostrar esas cosas maravillosas.

6. Jesús amaba con pasión y con paciencia

"El líder debe amar acompañando; el líder debe ser apasionado y paciente, que es como amaba y acompañaba Jesús”.

7. Los pocos panes o peces que le den, a Jesús ya le sirven

"El líder ha de alimentar con los pocos peces y panes que tenga a mano, como Jesús. Jesús dijo a los discípulos: “dadles vosotros de comer”. El líder también debe motivar, animar a pesar de las carencias materiales.

8. Jesús los impresionaba al lavarles los pies 

"Como Jesús lavaba los pies, también nuestros colaboradores deben ver como líderes les acompañamos, les queremos, que entendemos sus problemas… Si amáis a vuestro equipo ellos amarán a sus chavales". 

9. Jesús oraba mucho, y los apóstoles lo veían

"Como Jesús oraba ante los apóstoles, también el líder debe orar, para dar ejemplo a su equipo".

10. Jesús sufría ante la tentación, pero perseveraba

"El líder, como Jesús, mostrará firmeza ante las tentaciones, la soledad, la incomprensión, el abandono..."

11. Jesús llevó su cruz

"Como Jesús, también el líder llevará su cruz. ". 

12. Jesús se fue...

"Por último, el líder, como Cristo, ha de saber dejar marchar a su equipo, a dejarles crecer. Algún día se irá... y sabe que los equipos que creó seguirán funcionando. Te ha de alegrar ver que tus subordinados han crecido y funcionan bien por su cuenta".

Muchos sueñan con ser un gran jugador de fútbol, pero no con ser gran entrenador. Sin embargo, los entrenadores son los que crean grandes equipos.
"¡Los sacerdotes debemos desear ser un gran entrenador! El padre James Mallon, en su libro Una Renovación Divina, explica que los curas no jugamos el partido, sino que entrenamos a los jugadores. Eso es lo que hacen métodos evangelizadores como LifeTeen", señala Bérchez. 
  Bruno Bérchez en el campamento de formación de evangelizadores de NetMinistries en EEUU

Bérchez conoció el método de evangelización de LifeTeen primero con el sacerdote Emili Marlés, de la diócesis de Tarrasa, y después en un viaje a Estados Unidos.

"Cuando era cura novato, me entregaron una parroquia y pensé que tenía que hacerlo yo todo. Hoy sé que no ha de ser así. Actualmente llevo la parroquia de Santa Eulalia de Vilapicina. La mayoría de los chicos que nos vienen a LifeTeen son sudamericanos. Mi equipo de catequsitas para trabajar con ellos son
dos chicos de la parroquia, dos chicos que llegaron por la Delegación de Juventud y una catequista de toda la vida".

"Lifeteen y otras metodologías de nueva evangelización siguen lo que pide el Vaticano II:
que el cura haga de cura, que sea como un director de orquesta para que cada uno toque bien, que no sea un hombre orquesta. Jesús es modelo también en esto. Jesús no organizó la Iglesia, no fue un organizador: dejó a sus discípulos esa función. Tampoco el párroco debería ser necesariamente el organizador: pueden hacerlo los laicos con la guía del Espíritu Santo y la Iglesia. Hay muchas cosas que el párroco no tiene por qué atender", propone.

"Pero hay otras cosas que sí debe hace el cura. En la mayor parte de las parroquias, Lifeteen empezará en una parroquia porque un cura se anima, lo implanta, porque tiene deseo de llegar a los jóvenes, porque ve que los jóvenes se van de las parroquias. ¿Y si hubiese algo para que los jóvenes no se vayan y para que conozcan a Cristo? En
Liderazgo Audaz, de Bill Hybels, se explica que el líder no puede dormir porque algo le duele, un deseo… Creo que todos los curas aquí, al menos yo, hemos vivido muchos fracasos con jóvenes, hemos visto que nuestros jóvenes dejaban la iglesia, los sacramentos... Si LifeTeen u otra cosa nos ayuda a evangelizar jóvenes, lo usaremos”.

El papel del cura en LifeTeen, con adolescentes
En una sesión de Lifeteen
el cura "debe estar allí, acoger, saludar y ser amigo. Ni dar charlas, ni dirigir. No ha de estar allí como “el que manda” sino como otro amigo que juega allí con ellos. Los sacerdotes en los campamentos de verano de Lifeteen y Net se dedican a descansar, jugar con los chicos, participar en sus juegos, y luego confiesas. Pero no están organizando ni haciendo cosas".

"Lo novedoso de LifeTeen es que los chicos se lo pasan bien porque hay juegos muy bien diseñados. Después del juego ya se sientan y escuchan. Nunca dirán “que rollo de charla”, porque ya han jugado y después la oración de 15 minutos no se le haces larga. Y como se lo pasan bien y salen con un toque de Dios… invitan a amigos, así que el grupo va creciendo a lo largo del año".

Lo que el cura sí intenta hacer es
dirigir la oración en LifeTeen, aunque no sea en todas las sesiones. "El cura es bueno representando a Cristo ante el joven y al joven ante Cristo en oración. En la adoración en LifeTeen hay música, hay velas, es sensorial, fluye, sin hablar mucho... se deja hablar al Señor".

"Los chicos también ven al sacerdote en Misa,
ven con atención como celebras, ven que eres el hombre de los sacramentos, el hombre que toca a Cristo", señala. "Los chicos también ven si en el sermón o en la predicación das buenos ejemplos, si está trabajado, si sacas parábolas de su cultura. Predicar a adolescentes no es como predicar a niños".

Por último, aunque los adolescentes pueden explayarse y hablar de varias cosas con sus monitores de LifeTeen, estos a menudo le propondrán que acuda al sacerdote y se confiese o le comente sus preocupaciones.

Laicos muy activos, sacerdotes muy apreciados
Bérchez, después de su viaje por Estados Unidos, llegó a la conclusión de que "en EEUU los laicos en las parroquias organizan muchas cosas, hablan y deciden mil asuntos, pero aplauden y animan y cuidan al sacerdote, y lo valoran; en España, en cambio, parece que el sacerdote tiene que hacer de todo y no se le valora".

Al finalizar el encuentro, Bérchez animó a los curas a ir a encuentros de oración de Steubenville en Estados Unidos: hay más de 20 en junio y julio en distintas ciudades y es gratis para curas. También es posible ver algunos vídeos por Internet para hacerse una idea.
(Más información de estos encuentros en steubenvilleconferences.com/youth/)

****************

No hay comentarios:

Publicar un comentario