viernes, 26 de mayo de 2017

Buenos días, 26 de mayo de 2017. SAn Felipe Neri


 
No peleen entre sí y con los demás, sino traten de responder humildemente diciendo,
Soy un siervo inútil.”
SAN FRANCISCO DE ASIS.


 
VIDEO
 
 

 
SANTORAL
 
Exuperancio,
abad († 578)
 
Felipe Neri,
fundador;
 
Eleuterio, papa; Pedro Sans i Iordá, obispo mártir; Zacarías, Lamberto, obispos; Francisco Serrano, Joaquín Royo, Juan Alcober, Francisco Díaz, sacerdotes dominicos mártires; Simitrio, presbítero; Cuadrado, apologista; Felicísimo, Heraclio, Paulino, Prisco, Máxima, Montano, mártires; Alfeo, padre de Santiago, Albino, confesores; Berengario, monje; María Ana Jesús de Paredes, virgen; Carpo, discípulo de san Pablo.
 


REFLEXIÓN:
 
Dos caminantes marchaban muy alegres hacía su trabajo, cuando de pronto uno de ellos halló dinero.

- ¡Qué buena suerte hemos tenido! , exclamó su compañero.

- ¿Hemos? - Sólo yo soy el afortunado, porque yo lo encontré.

Con semejante advertencia el otro amigo se quedó en silencio y comprendió que estaba fuera del hallazgo. Así que de nuevo siguieron caminando, cuando de pronto vieron no muy lejos a un trío de ladrones.
 
- ¡Oh no! estamos perdidos - gritó el afortunado caminante que había encontrado el bolso de monedas al presentir la desgraciada suerte que les esperaba.

-¿Perdidos? - repuso con sorna el amigo.

Solo tú estás perdido, ya que nadie más que tu ha hecho el gran hallazgo 
Respondió el otro amigo.

Moraleja:

Muchas veces cuando trabajamos en equipo no falta la persona que espera ser la única reconocida. Si trabajamos en grupo todos los logros deben ser compartidos entre todos sin distinción. No sólo las cosas buenas deben ser compartidas sino también los
​ ​
errores para buscar rápida solución.
Recuerda que de los errores uno aprende.
Quien sólo saborea la miel, sólo probará la hiel. 
 
  
ORACIÓN:
 
Señor de mi vida, hoy quiero pedirte que abras mi mente y corazón y me hagas saber que caminando contigo no puedo temer a ningún mal.
 
Ayúdame a vivir en libertad, a dejarme conducir por tu sabiduría dando pasos de victoria en cada labor que realice.
 
Para ser feliz, debe entender definitivamente que debo estar unido a Ti, a tu gracia, a tu amor.
 
Bendíceme con el don de la alegría para saber dar ánimo y felicidad a los míos. En tus manos pongo todo este nuevo día y dejo a tu providencia toda solución a cada reto que se me presente. Amén
​ ​
 
Oración de Sanación
 
Mi Señor, en este momento quiero solicitarte que llenes de paz a mi corazón y me hagas caminar confiado cada momento de este día a través de toda circunstancia que se me presente
 
Tú me invitas a la alegría, a que guarde la esperanza y que, aún en medio de pruebas y lamentos, me mantenga firme, sereno y sonriente, porque tu Palabra es promesa de vida que nos ha dado a todos la victoria
 
Tú me has prometido que puedes transformar todo lo amargo en gozo y que no hay complicación en esta vida que no pueda ser superada a través de la fuerza de tu amor
 
Quiero confesarte que eres mi mayor alegría y al mismo tiempo pedirte perdón por todas aquellas veces en que me olvidé de tu palabra y de tu presencia y le di mayor peso a mis problemas y adversidades.
 
Quiero ser alegre desde hoy, que mi corazón se llene de tu alegría al verse inundado de tu esperanza y sentirse capaz de enfrentar cualquier reto que lo lleve a un futuro lleno de posibilidades
 
Ven y calma toda angustia y ansiedad que me han causado mis dificultades. Que tu gracia sea la que me haga vencer todos mis miedos y recuperar así la paz y serenidad
 
Te confío mi vida, todo mi ser, todas las potencias que has sembrado en mí, para que, con la presencia poderosa de tu Espíritu, nada me derrote
Ven y enséñame los caminos a recorrer y así encontrar la verdadera luz y paz que sólo tu alegría es capaz de darme. Amén

**************

No hay comentarios:

Publicar un comentario