martes, 18 de abril de 2017

Buenos días, 18 de abril de 2017


La verdadera enseñanza que trasmitimos es lo que vivimos;
y somos buenos predicadores
cuando ponemos en práctica lo que decimos.”
 

VIDEO
 
 


SANTORAL
Perfecto,
presbítero († 850)
 
Eleuterio, Cosme, Eugenio, Eusebio, Galdino, Gebuino, obispos; Atanasia, Aya, Abrahán, confesores; Amideo de Amideis, fundador; Apolonio, Antía (Antila), Ciro, Corebo, Calócero, Plácido, mártires; María de la Encarnación, fundadora; Juan de Epiro, obrero; Andrés Hibernón, monje 
 
 


 
 
REFLEXIÓN:

¿Quieres ser un vencedor en la vida? Claves del papa Francisco
 
El estilo vencedor de la semilla
 
Cuando elegimos la esperanza de Jesús, poco a poco descubrimos que el estilo de vida vencedor es el de la semilla, el del amor humilde. No hay otro camino para vencer el mal y dar esperanza al mundo”.
 
El Obispo de Roma proclamó a Jesús como el grano que da vida.“Él es ese grano que ha caído en la tierra desde el cielo y ha transformado el miedo, el pecado y la muerte, en alegría, perdón y resurrección”.
 
Podría parecer la lógica del perdedor. “Parecería así, porque quien ama, pierde poder; quien dona se priva de algo. El amor es donar”, insistió.

La lógica del mundo: obtener, comprar, tener. “Lo vemos también en nosotros: el deseo de poseer “empuja siempre a querer algo más: he obtenido una cosa para mí y enseguida quiero otra más grande, y así sucesivamente, y no estoy satisfecho”.
 
El Pontífice explicó que quien ama sólo sus intereses y se enardece de sí mismo pierde en la vida. “Es una sed muy fea esa, cuando más tienes y más quieres.  Quien ama la propia vida la perderá’  (Juan12,25)”.
 
Jesús de ‘aparente’ vencedor en el Domingo de Palmas a la Cruz
 
De esta manera es paradójico la aclamación de la muchedumbre a Jesús que pasó del ¡hosanna! en el Domingo de Ramos al ¡crucificarle! del viernes de la pasión.
 
Cierto, este amor pasa a través de la cruz, el sacrificio, como a Jesús. La cruz es el pasaje obligatorio, pero no es la meta: la meta es la alegría, como nos muestra la Pascua“, dijo Francisco.
 
Nosotros…creemos que del Crucificado renace nuestra esperanza por la fuerza de su amor”, explicó.
 
¿Cómo es vivir el estilo de vida vencedor?
 
Quien en cambio acepta, es disponible y sirve, vive a la manera de Dios: entonces es un vencedor; salva así mismo y los otros; deviene una semilla de esperanza para el mundo”.
 
Francisco admite que cuando ayudamos a los demás hay un desgaste, pero existe un cambio esperanzador.
 
Es muy lindo ayudar a los demás. Servir a los demás, pero a lo mejor nos cansaremos, eh!! La vida es así. Pero el corazón se llena de alegría y de esperanza. Y este es el amor y la esperanza unidos; servir, donarse”, añadió.
 
¿Cómo nace la esperanza?
 
Si alguien de ustedes me pregunta: ¿cómo nace la esperanza? De la cruz, mira la cruz, mira el cristo crucificado y de ahí llegará la esperanza que no desaparece, esa que dura hasta la vida eterna. Y esta esperanza germina precisamente por la fuerza del amor”, aseguró.
 
¿Qué podemos aprender de las madres?
 
En otro momento, instó a “donar la vida, no poseerla y esto es lo que hacen las madres, generan otra vida, sufren, pero después son alegres, felices porque han generado otra vida, esto da alegría”.
 
Así, citó la imagen que Jesús propone a sus discípulos durante la Ultima Cena. “La mujer se siente afligida cuando está para dar a luz, porque le llega la hora del dolor. Pero después que ha nacido la criatura, se olvida de las angustias por su alegría tan grande; piensen: ¡un ser humano ha venido al mundo!” (Juan 16,21).
 
El amor es el motor 
 
El amor es el motor que hace avanzar nuestra esperanza. “Cada uno de nosotros puede preguntarse: ¿Amo? ¿Aprendo todos los días a amar cada vez más?”, cuestionó.
 
 
ORACIÓN:
 
Buen Jesús, hoy, de manera especial, quiero darte gracias por perdonarme cada vez que mis actos rebeldes me apartan de Ti.
 
Quiero que hoy me llenes de tu luz y tu fuerza. Lléname de tu Espíritu Santo para que pueda siempre reconocer tu voz.
 
Te confío todos mis planes, sabes que son sanos y buenos, para que los pueda realizar.
 
Gracias por tu bendición, gracias por tu cuidado y sobre todo, gracias porque sé que hoy me ayudarás a ser feliz a lo largo de este día. Amén
 
 
Oración de Sanación

Mi Jesús resucitado, te doy gracias por todas las bendiciones que me sigues dando cada día y por tu eterno sacrificio de amor. Eres el Dios que da vida y llenas los vacíos del corazón
 
Gracias por hacerme ver la necesidad que tengo de anunciar tus promesas, aun si estoy atravesando por situaciones complicadas, pues Tú, hasta en tus momentos de agonía en la Cruz seguiste anunciando el gozo de tu Reino
 
No puedo seguir guardando odio en mi corazón, no quiero sentirme esclavizado a sentimientos que no me dejan crecer en tu dirección. Dale la fortaleza a mi alma para levantarme y reconocerte como mi Señor
 
Tú, que eres el Rey de reyes y que sabes dar cosas buenas a tus hijos, te ruego que aumentes mi fe para así enfrentar esas situaciones amargas que siento que me ahogan y me dejan sin salida,
 
Quiero poner desde ya todos mis sueños en tus manos llagadas y sanadoras, colocar todo bajo el poder tu Santa Cruz y bajo la fuerza avasallante de tu sepulcro vacío, prueba máxima de tu resurrección
 
Ven y reaviva mi corazón y lléname de la paz que necesito para salir adelante. Te pido perdón por mis faltas y mi indiferencia, Sé que por tu misericordia me vuelves a recibir y me llenas de ánimo.
 
Que, a ejemplo de tu Cruz, con la que restauraste tu gracia al mundo, mis caídas también sirvan para dar un auténtico testimonio de tu poder.
 
Quiero resucitar a una vida nueva, que mi corazón de piedra resucite a uno de carne, lleno de esperanzas y deseos de cumplir con tu obra de amor. Amén
 
 

ESPECIAL BUENOS DÍAS


5 virtudes que pueden vivir tus hijos en las redes sociales

Navegar por el mundo digital de una manera más humana y real

Contenido

Navegar por el mundo digital de una manera más humana y real 

1.- Prudencia: 
2.- Lealtad: 
3.- Coherencia: 
4.- Caridad: 
5.- Autenticidad: 




Nuestros hijos son nativos digitales. La tecnología, a la que nosotros nos hemos ido acostumbrando poco a poco, es parte de su vida desde que nacieron. Hay que comprender que, al estar rodeados desde temprana edad por las nuevas tecnologías, redes y medios de comunicación masiva, han desarrollado otra manera de pensar, un lenguaje distinto y una novedosa manera de conocer el mundo.

Lejos de escandalizarnos ante esta realidad, o tratar de evitarla, debemos aceptarla y ayudar a nuestros hijos a navegar este mundo digital en el que se desenvuelven de una manera más humana y real.

Aquí hay cinco virtudes que podemos enseñar a nuestros hijos a desarrollar también en las redes sociales

1.- Prudencia: 

Todo lo que se dice en redes sociales queda allí para siempre. Es importante que nuestros hijos sean capaces de pensar antes de publicar alguna opinión o comentario. Las redes sociales no se pueden convertir en un diario en el que vacían todas sus intimidades y opiniones. Es bueno enseñarles a medir las consecuencias de lo que escriben y publican antes de hacerlo para que luego no tengan que sufrir las consecuencias.

2.- Lealtad: 

No solo con sus amigos, también con su escuela, su universidad, sus maestros, sus compañeros o su familia. Muchas veces los jóvenes no se dan cuenta que un comentario sarcástico o hiriente puede herir a las personas que tenemos cerca, o incluso dañar a las instituciones de las que formamos parte. Debemos hacerles entender que los problemas con las personas cercanas deben ser resueltos cara a cara y no ventilarlos en una red social a la vista de todo el mundo.

3.- Coherencia: 

Los jóvenes de hoy en día deben saber que su identidad digital es parte de cómo son vistos en el mundo de hoy. Es perjudicial usar su nombre en las redes para hacer lo que nunca harían en persona, o para decir las cosas que tienen miedo a decir cara a cara. Su identidad es una dentro y fuera de las redes y así debe ser reconocido por ellos y por los demás.

4.- Caridad:

Hay muchas maneras de hacer el bien con las nuevas tecnologías. Tratemos de enseñarles a aprovechar las redes y su gran alcance para desarrollar ideas grandes que sirvan para ayudar a los demás. Así como mucha gente usa las redes para compartir contenidos inapropiados, nuestros hijos pueden ser algunos de los que las usan para hacer el bien, para ayudar a los más necesitados, para alertar a otras personas de injusticias o simplemente para alegrar la vida a unos cuantos.

5.- Autenticidad: 

Para ser auténticos nuestros hijos deben conocerse y saber que, aunque en este mundo digital los likes y los seguidores pueden parecer lo más importante, más importante es ser auténtico y no traicionar nuestra identidad o nuestros valores por tener mayor impacto en las redes. La autenticidad también implica entender que la vida hay que vivirla, no solo publicarla, que un like de un amigo no sustituye una visita o una llamada y que a pesar de que las redes nos ofrecen una nueva manera de socializar, nunca pueden sustituir el valor de la cercanía real de las personas que queremos.

************************




No hay comentarios:

Publicar un comentario