miércoles, 8 de febrero de 2017

Buenos días, 8 de febrero de 2017

 
El mal triunfa cuando los hombres buenos no hacen nada.
EDMUND BURKE.
 


Propósito para hoy
Ejercitar la prudencia prestando especial atención en lo que decimos a los demás.
Siempre una palabra de consuelo y no una crítica imprudente
 
 

VIDEO
 

 
SANTORAL
Josefina Bakhita,
ex esclava y religiosa (1869-1947)
 
Jerónimo Emiliano, presbítero; Juan de Mata, fundador; Pablo, Lucio, Ciriaco, Dionisio, Quinta, Emiliano, Sebastián, Filadelfo y Policarpo, Mengoldo, mártires; Juvencio o Evencio, Honorato, Pablo, Pedro, obispos; Esteban, abad; Elfleda, virgen
 
 


 
REFLEXIÓN:

La Esposa Sorda

- Cuál es el problema de su esposa? Dijo el médico.

- Sordera. No escucha casi nada.

- Entonces, señor va a hacer lo siguiente: antes de traerla, haga un test para facilitar el diagnóstico. A una cierta distancia, hable en tono normal, hasta que entienda la distancia en que ella puede escucharlo.


Y cuando venga - dice el médico - dirá a qué distancia estaba con ella cuando lo escuchó. ¿Está bien?

- Sí, claro, entonces.

Por la noche, cuando la esposa preparaba la cena, el esposo decidió hacer el test.

Midió la distancia que estaba en relación a la mujer. Y pensó: " estoy a 15 metros de distancia. Va a ser ahora ".

- María, ¿qué hay para cenar?  - no oyó nada. Entonces se acercó a 10 metros.

- María, ¿qué hay para cenar?  - nada todavía. Entonces, se acercó más de 5 metros.

- María, ¿qué hay para cenar?  - silencio todavía.

Por último, se apoya a la espalda de la mujer y vuelve a preguntar:

- María! ¿Lo que tenemos para cenar?

- Pollo, mi vida... ¡Es la cuarta vez que te contesto!

Como saben, muchas veces pensamos que el problema ocurre con los demás, cuando en realidad el problema es nuestro, sólo nuestro...

Creemos que Dios no escucha nuestras oraciones, pero cuando nos acercamos a él nos dimos cuenta de que el error siempre estuvo en nosotros por no escuchar lo que dice.

¿Y tú, a qué distancia está de Dios?
 
 
 
ORACIÓN:
 
Mi Señor, te alabo en este día con todo mi corazón, para que vengas, vivas y reines por siempre en mí.
 
Entiendo que eres la fuente de mi vida, solo Tú me llenas con tu amor y no me abandonas en ningún momento. Ven a sanar mi corazón de los sentimientos que me mantienen atado al pasado y no me dejan ser feliz, para ser libre y vivir una relación personal, sólida y estable contigo.
 
Te entrego mi corazón con toda la pasión de que soy capaz de darte, porque necesito estar cerca de Ti para encontrarle sentido a las situaciones que experimento y a veces me hacen duda. Amén
.
 
Reflexión del Papa Francisco
 
¿Qué significa “perder la vida por causa de Jesús”? Esto puede suceder de dos maneras explícitamente confesando la fe, o implícitamente defendiendo la verdad.
 
Los mártires son el máximo ejemplo del perder la vida por Cristo. En dos mil años son una fila inmensa de hombres y mujeres que han sacrificado su vida por permanecer fieles a Jesucristo y a su Evangelio.
 
Y hoy, en muchas partes del mundo son tantos, tantos, más que en los primeros siglos, tantos mártires que dan su vida por Cristo. Que son llevados a la muerte por no renegar a Jesucristo. Esta es nuestra Iglesia, hoy tenemos más mártires que en los primeros siglos…
 
[…] Una de estas personas, que ha dado su vida por la verdad es Juan el Bautista. Juan fue elegido por Dios para ir delante de Jesús a preparar su camino, y lo indicó al pueblo de Israel como el Mesías, el Cordero de Dios que quita el pecado del mundo (Cfr. Jn 1, 29).
 
Juan se consagró completamente a Dios y a su enviado, Jesús. Pero al final, ¿qué sucedió?, murió por causa de la verdad, cuando denunció el adulterio del rey Herodes y de Herodías.
 
¡Cuántas personas pagan a caro precio el compromiso por la verdad! ¡Cuántos hombres rectos prefieren ir contracorriente, con tal de no renegar la voz de la conciencia, la voz de la verdad! Personas rectas que no tienen miedo de ir contracorriente, y nosotros no debemos tener miedo.
 
Entre ustedes hay tantos jóvenes. Pero a ustedes jóvenes les digo no tengan miedo de ir contracorriente. Cuando te quieren robar la esperanza, cuando te proponen estos valores que son valores descompuestos, valores como la comida descompuesta, cuando un alimento está mal nos hace mal. Estos valores nos hacen mal por eso debemos ir contracorriente…
 
[…] Queridos amigos, recibamos con alegría esta palabra de Jesús. Es una regla de vida propuesta a todos. Y que san Juan Bautista nos ayude a ponerla en práctica." (Reflexión antes del rezo del Ángelus, 23 de junio de 2013)
 

Oración de Sanación

Señor Jesús, en este momento pongo en tus manos todos mis planes y todo lo que voy a realizar en este día. Tu Palabra es mi guía y mi fe en Ti es mi mejor escudo.
 
No quiero acomodarme a estilos de vida que no me llevan al verdadero camino de la felicidad, antes bien, dame la gracia de enfrentar la vida con el compromiso por la verdad y la honestidad.
 
Quiero que tu amor y la fortaleza de tu Espíritu me ayuden a transformar todos esos sentimientos pesimistas que frustran mi deseo de avanzar y que me impiden continuar con alegría y esperanza.
 
Pongo toda mi confianza en tu poder para mantenerme recto en la verdad y no flaquear antes las adversidades que intentan doblegar mi alma para hacerla perder por caminos torcidos que no me llevan a Ti.
 
Dame un espíritu firme y fuerte, un espíritu capaz de vencer los miedos a las dificultades que a veces me toca vivir y en los que me veo tentado a renegar de tu amor, de tu fe, de tu existencia.
 
Ven en este momento a mi corazón y ayúdame a tener siempre presente mis responsabilidades con la fe, a ponerle esfuerzo y dedicación a todo lo que hago poniendo toda mi esperanza en Ti
 
Ven y dame la fuerza que necesito para apartar de mi interior todo aquello que es contrario a tu amor y que no te agradan
 
Ayúdame, Dios de amor, a poder sentir las bendiciones que tienes guardadas para mí y los míos y no dejarme vencer nunca por la tristeza. Amén
 
 


ESPECIAL BUENOS DÍAS


6 consejos para luchar contra la tentación de ser infiel a tu pareja

Ser fiel es como cualquier otro hábito que hay que trabajar de continuo, para que se convierta en una virtud y estilo de vida

Contenido

No se es infiel de la noche a la mañana. 
Puedes evitar la infidelidad: 
Las eternas excusas: 
Primero, justifican la infidelidad, y segundo, culpan a la pareja. 
La fidelidad sí es posible. 
Reconoce tus debilidades y evita las tentaciones. 
Ten en mente que tienes un compromiso y una maravillosa familia que te espera en casa y que cree en ti. 
¿Estás dispuesto a arriesgar lo que has construido al lado de tu pareja con amor, esfuerzo y dedicación? 
Usa tu criterio y sentido común y di no a la moda y si a la congruencia. 
¿estás rodeado de personas que se identifican con tus valores y los de tu familia? 
Intercambia los papeles. ¡Empatía! Ponte en el lugar de tu pareja y hazte las siguientes preguntas: 
Vence la curiosidad. Tú estás en control de tus emociones y no al revés. Nada es tan efímero como una aventura. 
Evita el desgaste. Ser infiel implica un gran desgaste emocional y esa experiencia siempre se lleva todo remanso de tranquilidad en tu vida. 
Recuerda: lo que no te da paz ¡no es Dios! 


No se es infiel de la noche a la mañana.

Puedes evitar la infidelidad:

Es muy necesario que te des cuenta que en todo momento se puede evitar serlo siempre estés dispuesto a reforzar las columnas de toda relación:

  • la comunicación, evitar rutinas,
  • respetar los acuerdos previamente pactados,
  • el crecer continuamente, tanto de manera personal como en pareja y
  • lo más importante: el respeto y la admiración del uno por el otro.

Las eternas excusas:

Buscar a un tercero justificándote de la siguiente manera: “es que ya no siento que haya amor, ya no hay romance, me ignora, cada vez me aburro más, ya no cuida su aspecto, la casa es un cuchitril”, etc. ¡qué tal!

Primero, justifican la infidelidad, y segundo, culpan a la pareja.


Aún hoy me llama la atención cómo la mayoría de los infieles no tienen razón alguna para serlo: de repente en su trabajo, en la calle y hasta en la iglesia alguien les lanza una sutil mirada, un piropo respetuoso, una sonrisa coqueta, o simple amabilidad y eso basta para abrir la puerta. Al parecer no se necesita más motivo, y hay quien está dispuesto a poner en riesgo familia, empleo y amigos. Por eso hay que cuidar mucho ese lenguaje corporal que lanzamos, pues no sabemos la debilidad, el estado emocional o en qué condición se encuentre el matrimonio de la otra persona.

La fidelidad sí es posible.

Muchos piensan que en una relación lo mínimo que se espera es que la pareja sea fiel, cuando en realidad, no es lo mínimo sino es lo máximo: pues para amar y ser fiel se necesita una voluntad fuerte, de acero, porque la tentación está a la mano.

Ser fiel es como cualquier otro hábito que hay que trabajar de continuo para que eventualmente se convierta en una virtud y estilo de vida:

Reconoce tus debilidades y evita las tentaciones.

Si te das cuenta que sientes algún tipo de atracción por una persona diferente a tu pareja, evítala y no propicies encuentros intencionales.

Ten en mente que tienes un compromiso y una maravillosa familia que te espera en casa y que cree en ti.

Piensa en las consecuencias. Enfríate, piensa y reflexiona ¿qué pasará cuando seas sorprendido siendo infiel?

No hay nada oculto bajo el sol, aunque así parezca. No des por hecho la nobleza ni el amor de tu pareja, hay muchos que por más que lo intenten no pueden superar una infidelidad. Así que valdría la pena que te cuestiones si estás dispuesto a perder la confianza y el amor de tu cónyuge; piensa en el dolor que causarías a tus hijos y la imagen que ellos tendrán de ti.

¿Estás dispuesto a arriesgar lo que has construido al lado de tu pareja con amor, esfuerzo y dedicación?

Usa tu criterio y sentido común y di no a la moda y si a la congruencia.

Sólo los verdaderos valientes saben decir “no” a la tentación sin miedo a ser desaprobados por sus amigos. Un verdadero amigo no te propondría algo que pudiera dañarte a ti o a tu familia, así que analiza también esto:

¿estás rodeado de personas que se identifican con tus valores y los de tu familia?

Intercambia los papeles. ¡Empatía! Ponte en el lugar de tu pareja y hazte las siguientes preguntas:

¿cómo te sentirías si descubres que estás siendo engañado? ¿Qué te atrae realmente de esta persona? ¿Qué le está faltado a tu relación?

Vence la curiosidad. Tú estás en control de tus emociones y no al revés. Nada es tan efímero como una aventura.

Si de verdad necesitas nuevas sensaciones y novedad en tu vida afectiva, háblalo con tu pareja y juntos busquen satisfacer sus necesidades.

Evita el desgaste. Ser infiel implica un gran desgaste emocional y esa experiencia siempre se lleva todo remanso de tranquilidad en tu vida.


Recuerda: lo que no te da paz ¡no es Dios!


La infidelidad abre heridas casi imposibles de cerrar, aunque haya perdón y nuevas oportunidades, nada será lo mismo. Una vez que se ha fracturado la confianza, que se ha faltado con razón o sin ella al compromiso adquirido en una relación, requiere de mucha voluntad para volver al camino.

La próxima vez que sientas la tentación o que las cosas no van bien con tu pareja, piénsalo más de una vez antes de ser infiel, pues la solución difícilmente será conseguirte una aventura. Al contrario, le estás dando entrada a una infinidad de problemas.

Si reconoces ser débil en ese sentido, busca y encuentra apoyo, el más importante: el de Dios, pues muchas veces para no caer en la tentación se requiere de una gran fortaleza sobrenatural, es decir, de un apoyo que va más allá de nuestra razón y que únicamente la gracia de Dios y nuestra voluntad nos puede llevar a decir no.

 


No hay comentarios:

Publicar un comentario