martes, 14 de febrero de 2017

Buenos días, 14 de febrero de 2017. San Valentín, San Cirilo y San Metodio

 

Somos reconocibles no en las palabras,

sino por nuestras obras”

PAPA FRANCISCO

 


EL PROPOSITO
Cuando alguien venga a hablarte, ¡regálale esos minutos!
Si es un problema, pide ayuda al Señor para poder iluminarlo.
 
 
VIDEO
 
 
 
 
SANTORAL
 
CIRILO,
monje (827-869), y
 
METODIO,
obispo (c. a. 825-885),
Patronos de Europa
 
VALENTÍN
 
Nostriano, Elecaudio, Abrahán, obispos; Adolfo, confesor; Vidal, Felícula, Zenón, Ammonio y Dionisio, Cirión, Casiano, Agatón, Moisés, Baso, Antonio y Protolico, Dionisio, Próculo, Efebo, Apolonio y Filemón, mártires; Antonio, Auxencio, Marón, abades; Cristina de Visconti, virgen; Juan Bautista de la Concepción, religioso trinitario.
 
 
 

 

REFLEXIÓN:

Aprender a inventar las cosas que valen de verdad
 
Inventar la mirada profunda que rompe el prejuicio.
Inventar el silencio como espacio necesario
donde surge la palabra, que genera encuentro.
Inventar la alegría sincera y compartida.
Inventar el corazón sin miedo a sentir,
a vivir y a comprometerse.
 
Inventar las manos que en lugar de señalar y golpear
se unen para curar y sanar.
Inventar el trabajo y el esfuerzo.
Inventar los pies que construyen nuevos caminos.
Inventar los espacios de encuentro, de abrazos sinceros,
de escuchas necesarias, de perdones generosos.
Inventar las miradas, las alegrías.
Que eso es la vida… que de nada sirve vivir
si no hacemos más humano nuestro existir.
Si no logramos inventarnos,
superar las adversidades y construirnos,
que eso es la vida volverse a parir
y elegir compartir.
 
Artículo originalmente publicado por Oleada Joven
 

ORACIÓN:

Oración por el amor, por tu pareja
 
En mi corazón se ha encendido, Señor, el amor
hacia una persona que también conocéis y amáis.
Tú mismo me la hiciste encontrar y me la presentaste.


Te doy gracias por este don
que me llena de una alegría profunda,
y me hace comprender el valor de la vida
que me regalaste.
 
Haz que no malogre esta inmensa riqueza
que  pusiste en mi corazón:
enséñame que el amor es darse
y que no puede mezclarse con ningún egoísmo,
que el amor es puro
y no puede coexistir con ningún bajeza,
que el amor es fecundo
y ya, en adelante, tiene que producir nueva vida
en mí y en quien me ha elegido.


Te pido, Señor,
por quien me espera y piensa en mí,
por quien has puesto en mí su futuro, abrazando mi presente.
Te pido por quien va a mi lado, a la par,
con sus maneras, a tiempo y destiempo,
mientras nos vas madurando el corazón.
 
Haznos dignos el uno del otro;
que seamos ayuda y ejemplo mutuo.
Y que siempre podamos experimentar
que la presencia del otro será siempre
reflejo de Tu presencia en mi vida.
 
Amén
  


ESPECIAL BUENOS DÍAS




La historia de San Valentín patrono de los enamorados

San Valentín era un sacerdote que hacia el siglo III ejercía en Roma. Gobernaba el emperador Claudio II, quien decidió prohibir la celebración de matrimonios para los jóvenes, porque en su opinión los solteros sin familia eran mejores soldados, ya que tenían menos ataduras.

El sacerdote consideró que el decreto era injusto y desafió al emperador. Celebraba en secreto matrimonios para jóvenes enamorados (de ahí se ha popularizado que San Valentín sea el patrón de los enamorados). El emperador Claudio se enteró y como San Valentín gozaba de un gran prestigio en Roma, el emperador lo llamó a Palacio. San Valentín aprovechó aquella ocasión para hacer proselitismo del cristianismo.

Aunque en un principio Claudio II mostró interés, el ejército y el Gobernador de Roma, llamado Calpurnio, le persuadieron para quitárselo de la cabeza.

El emperador Claudio dio entonces orden de que encarcelasen a Valentín. Entonces, el oficial Asterius, encargado de encarcelarle, quiso ridiculizar y poner a prueba a Valentín. Le retó a que devolviese la vista a una hija suya, llamada Julia, que nació ciega. Valentín aceptó y en nombre del Señor, le devolvió la vista.

Este hecho convulsionó a Asterius y su familia, quienes se convirtieron al cristianismo. De todas formas, Valentín siguió preso y el débil emperador Claudio finalmente ordenó que lo martirizaran y ejecutaran el 14 de febrero del año 270. La joven Julia, agradecida al santo, plantó un almendro de flores rosadas junto a su tumba. De ahí que  el almendro sea símbolo de amor y amistad duraderos.

La fecha de celebración del 14 de febrero fue establecida por el Papa Gelasio para honrar a San Valentín entre el año 496 y el 498 después de Cristo. Los restos mortales de San Valentín se conservan actualmente en la Basílica de su mismo nombre, que está situada en la ciudad italiana de Terni (Italia). Cada 14 de febrero se celebra en dicho templo, un acto de compromiso por parte de diferentes parejas que quieren contraer matrimonio al año siguiente. 
La costumbre de intercambiar regalos y cartas de amor el 14 de febrero nació en Gran Bretaña y en Francia durante la Edad Media, entre la caída del Imperio Romano y mediados del siglo XV.

Los norteamericanos adoptaron la costumbre a principios del siglo XVIII. Los avances de la imprenta y el bajón en los precios del servicio postal incentivaron el envío de saludos por San Valentín. Hacia 1840, Esther A. Howland comenzó a vender las primeras tarjetas postales masivas de San Valentín en Estados Unidos.

*******************

No hay comentarios:

Publicar un comentario