miércoles, 1 de febrero de 2017

Buenos días, 1 de febrero de 2017


El esfuerzo y el coraje no son suficientes
sin propósito y dirección
John F Kennedy.




Propósito para hoy

Desprenderme de algo que me agrada mucho,
y que realmente me cueste hacerlo, lo daré a algún necesitado, así ejercito la caridad y el amor al prójimo.
 

 
VIDEO

 
 

 
SANTORAL

Brígida (ida),
virgen († c. a. 524)
Patrona de Irlanda junto con los santos Patricio y Columba.
 
Pionio, presbítero y mártir; Severo, Pablo, Cecilio, Basilio, Everardo, obispos; Soro, Tuján, abades; Inocencia y Veridiana, vírgenes; David, Simón y Sigeberto III, confesores.
 
 

 
 
REFLEXIÓN:
 
Parábola de los dos copos de nieve
 
Caía la nieve. Todo al rededor estaba tranquilo y los copos de nieve caían dibujando círculos en una caprichosa danza, acercándose lentamente a la tierra.
 
Dos copitos de nieve que volaban cerca el uno del otro empezaron a hablar y para que el viento no los alejara, se tomaron de la mano y uno de ellos exclamó:
 
¡Qué sensación fantástica la de volar!
No estamos volando, solo caemos. —dijo triste el otro
Pronto nos encontraremos con la tierra y nos convertiremos en una hermosa cobertura blanca para ella
No, vamos a encontrarnos con la muerte: cuando caigamos a tierra nos pisotearán
Nos convertiremos en pequeños riachuelos y al final iremos al mar. ¡Seremos eternos! —Dijo el primer copo de nieve
No, nos derretiremos y desapareceremos para siempre — objetó el segundo copo
 
Al final se cansaron de discutir
 
Se soltaron de las manos, y cada uno de ellos voló al encuentro con el destino que eligió
 
 
 
ORACIÓN:
 
Señor de mi vida, hoy quiero pedirte que abras mi mente y corazón y me hagas saber que caminando contigo no puedo temer a ningún mal.
 
Ayúdame a vivir en libertad, a dejarme conducir por tu sabiduría dando pasos de victoria en cada labor que realice. Para ser feliz, debe entender definitivamente que debo estar unido a Ti, a tu gracia, a tu amor.
 
Bendíceme con el don de la alegría para saber dar ánimo y felicidad a los míos. En tus manos pongo todo este nuevo día y dejo a tu providencia toda solución a cada reto que se me presente. Amén
 
Reflexión del Papa Francisco
 
El bautismo es la puerta de la fe y de la vida cristiana. Jesús Resucitado dio a sus apóstoles este mandato: "Vayan por todo el mundo y anuncien la Buena Noticia a toda la creación. El que crea y se bautice, se salvará". (Marcos 16:15-16).
 
La misión de la Iglesia es evangelizar y perdonar los pecados a través del sacramento del bautismo.
[...] El Bautismo es en un cierto sentido el documento de identidad cristiana, su certificado de nacimiento. Es el certificado de nacimiento a la Iglesia. Todos ustedes saben el día en que nacieron. De verdad, ¿no es así? Celebran los cumpleaños, todos.
 
Todos celebramos el cumpleaños. Pero voy a hacerles una pregunta que hice otra vez, y que voy a repetir otra vez: ¿quién de ustedes se acuerda de la fecha de su bautismo?... ¿Quién de ustedes? Hay pocos, ¿eh? No muchos... Hay pocos, ¿eh?
 
Pero hagamos una cosa, hoy cuando regresen a casa, pregunten: "¿En qué día fui bautizado?” Busquen. Éste es el segundo cumpleaños.El primer cumpleaños es el cumpleaños a la vida y éste es el cumpleaños a la Iglesia: es el día del nacimiento a la Iglesia...
 
Al mismo tiempo, al bautismo está unido nuestra fe en el perdón de los pecados. El sacramento de la Penitencia o Confesión es, de hecho, como un segundo bautismo, que tiene siempre como referente el primero para consolidarlo y renovarlo.
 
En este sentido, el día de nuestro bautismo es el punto de partida de un camino, de un camino hermosísimo, de un camino hacia Dios, que dura toda la vida, un camino de conversión y que continuamente se apoya en el Sacramento de la Penitencia.
 
Y piensen también en esto: cuando vamos a confesarnos de nuestras debilidades, de nuestros pecados, pidamos el perdón de Jesús, pero renovemos también el Bautismo con este perdón, ¡eso es hermoso! Es como festejar en cada confesión el día del Bautismo.
 
Y así, la confesión no es una sesión en una cámara de tortura, es una fiesta para celebrar el día de nuestro Bautismo ¡La confesión es para los bautizados! ¡Para mantener limpia esta vestidura blanca de nuestra dignidad cristiana!. (Reflexión antes del rezo del ángelus, 27 de enero de 2013)
 
Oración de Sanación
 
Dios de mi vida, sé que mis ojos aún no te pueden ver pero si te puedo sentir en mi corazón a través de tu Palabra que da vida y que me acompaña en todas mis acciones.
 
Tomo como mi misión seguir tus pasos, ser un sembrador de luz, de justicia, de paz y de amor, porque tu Reino aún no está en su plenitud, toca seguir trabajando, abrir muchas puertas y nuevos caminos.
 
Debo tener en cuenta que el tiempo y las circunstancias cambian; pero un pilar importante en mi vida que debo mantener es la fe en Ti y en todo lo que nos has prometido para nuestra salvación
 
Por eso en ningún momento debo sentirme solo porque sé que tu amor me cobija, me protege y me consuela cuando me siento desanimado, huérfano y desamparado.
 
Quiero ser fiel a tus enseñanzas, seguirlas y ponerlas en práctica para hacer de este mundo un mejor lugar. La Fe que sembraste en mí el día de mi bautismo, debo cultivarla, acrecentarla y hacerla parte de mi historia.
 
Confío en que Tú me enviaras al Espíritu Santo para que me reconforte y me de fuerzas para seguir adelante, cumpliendo con tu mandato de ir por todo el mundo y anunciarte.
 
Ven Señor y retira de mí esa mirada escéptica que me impide percibir los ejemplos de fe de mis hermanos
 
Aumenta mi fe, purifícala, es mucho lo que puedo hacer con ella y no hay nada que se le resista cuando está unida a tu sacrificio de amor. Amén

ESPECIAL BUENOS DÍAS
 

Consejos en caso de divorcio

Contenido

La vida continúa tras la separación 
El Papa FRANCISCO a los divorciados vueltos a casar 


  1. Recordar que el ex no es el enemigo
  2. Recordar con más frecuencia las virtudes del ex
  3. Tener una relación cordial con la expareja no significa ser amigos sino tener presente que existe un vínculo común como padres
  4. Confiar en la sabiduría del tiempo
  5. Asume el dolor como parte inevitable del proceso de reconstrucción
  6. Busca ayuda, habla con el Pater.
  7. No conviertas un divorcio en una guerra emocional
  8. A pesar del resentimiento frecuente en un proceso de divorcio, es saludable que focalices la atención en el amor que has sentido por tu ex
  9. No cometas el error de que un clavo saca a otro clavo


1. Recordar que el ex no es el enemigo sino una persona con la que se ha compartido momentos de amor y un periodo de la vida. Por ello, por respeto a esta etapa de la vida, es muy importante actuar con honestidad hacia los recuerdos compartidos en común buscando el bien común también tras el divorcio.
Y este bien común es más sencillo de alcanzar a través de la cordialidad y la comunicación asertiva que mediante los reproches constantes o el sentimiento de venganza.

3. Para superar el divorcio es positivo recordar con más frecuencia las virtudes del ex ya que esa persona sigue siendo la misma, lo único que ha cambiado es el vínculo en común. Tener madurez implica hacer autocrítica, aprender las lecciones propias para poder amar mejor.

4. Tener una relación cordial con la expareja no significa ser amigos sino tener presente que existe un vínculo común como padres (los hijos se merecen lo mejor antes y después del divorcio). En caso de que la relación no sea gratificante es posible pactar que los temas que se tratarán serán únicamente aquellos que estén vinculados con la educación del niño. Por otra parte, también puede ser posible consultar la figura de un mediador cuya labor puede ser positiva para llegar a acuerdos en las posiciones enfrentadas en conflicto.

5. Para superar el divorcio también es saludable confiar en la sabiduría del tiempo ya que la realidad tiene su propio ritmo.

6. Para afrontar un divorcio, en primer lugar, asume el dolor como parte inevitable del proceso de reconstrucción de tu identidad personal. Hay algo que cambia de forma notable después de una ruptura de pareja. Y ese proceso de adaptación a una nueva realidad, incluso cuando es deseado, no es agradable porque te obliga a dejar atrás el terreno conocido.

7. La ayuda puede ser importante en un proceso de cambio drástico en la vida, en especial, dependiendo de la situación personal del afectado, de las circunstancias en las que se ha producido el divorcio y de la relación posterior entre la pareja. La ayuda de un sacerdote puede ayudarte a tener las cosas claras y a mantener la calma en la dificultad.

8. No conviertas un divorcio en una guerra emocional en la que uno es el bueno y otro es el malo. Aunque te cueste creerlo, tú también tienes parte de responsabilidad en todo lo que ha pasado. Por tanto, no te coloques en el rol de víctima porque no te ayuda en nada para superar los hechos.

9. A pesar del resentimiento frecuente en un proceso de divorcio, es saludable que focalices la atención en el amor que has sentido por tu ex y en todos los buenos momentos que habéis compartido. Por respeto a ti mismo y también al otro, intenta hacer las cosas lo mejor posible.

10. No cometas el error de llevar a la práctica la idea que asegura que un clavo saca a otro clavo porque el amor es mucho más complejo.

La vida continúa tras la separación

En un proceso de divorcio, la vida continúa siempre y cuando los protagonistas no se quedan estancados a nivel emocional en la ruptura de pareja y cierran esa etapa con gratitud.

Lo mejor es que eches la vista atrás con gratitud por todos los buenos momentos que has vivido y que mires al futuro como una nueva oportunidad. En medio de este viaje vital, el presente es lo mejor que tienes.

El Papa FRANCISCO a los divorciados vueltos a casar


No sólo no tienen que sentirse excomulgados, sino que pueden vivir y madurar como miembros activos de la Iglesia”.

Ya no es posible decir que todos los que se encuentran en una situación así llamada irregular viven en pecado mortal”.

"Nadie puede ser condenado para siempre, porque esa no es la lógica del Evangelio. No me refiero sólo a los divorciados en nueva unión sino a todos, en cualquier situación en que se encuentren".

Es posible que, en medio de una situación objetiva de pecado, se pueda vivir en gracia de Dios, se pueda amar, y también se pueda creer en la vida de la gracia y la caridad, recibiendo para ello la ayuda de la Iglesia”.

Los bautizados que se han divorciado y se vuelven a casar civilmente deben ser más integrados en la comunidad cristiana en las diversas formas posibles”.

"Acompañar, discernir e integrar", tres palabras clave para entender el nuevo enfoque pastoral al que es llamada la Iglesia de Francisco.

No hay comentarios:

Publicar un comentario