martes, 31 de enero de 2017

Buenos días, 30 de enero de 2017


La determinación
es el punto inicial de todo logro
W.CLEMENT STONE..
 
VIDEO
 
 
SANTORAL
 
Columba Marmión,
abad benedictino (1858-1923)
 
Martina, virgen; Matías, Armentario, Barsén, Barsés, obispos; Hipólito, presbítero; Feliciano, Filapiano, Alejandro, mártires; David Galván Bermudes, sacerdote y mártir; Sabina, Habrilia,vírgenes; Lesmes, Columba Marmión, abades; Aldegunda, Jacinta de Mariscotti, Tiadilde,abadesas; Gerardo, Adelelmo, confesores
 
 
 
 
SI DESEAS SABER LA HISTORIA Y ETIMOLOGIA DE TU NOMBRE COMUNÍCAMELO
 
DE QUE TEMAS RELIGIOSOS TE GUSTARIA SABER MAS
COMUNÍCAMELO
 
 
REFLEXIÓN:
 
Saber amar es la mayor conquista de la vida.
 
Cuando aprendemos a amar – pero a amar de verdad – obtenemos un nuevo grado de comprensión de las relaciones de la vida. Amar es emoción y también razón. Amar no puede ser definido por un diccionario.
 
Creo que amar es la mayor cura que puedes realizar en tu vida. Pero una cosa está clara: nadie ama sin amarse antes.
 
Amar es perdón, es admiración, es contemplación. ¡Y qué difícil es perdonar, admirar y contemplar!
 
Guardamos tanto rencor, tantas angustia, tanto veneno y ni siquiera nos damos cuenta de que es a daño nuestro. ¿Conoces esa frase que dice “lo que pienses de mí es tu problema”?. Lo decimos a menudo, pero ¡dale la vuelta a la frase!  – “lo que yo pienso de tal persona es mi problema”.
 
Amar es saber ver el mundo con los ojos de los demás, es hacerse menos egoísta, es hacer REALMENTE el bien, lo que toca hacer.
 
Todos los días escucho chismes, básicamente. Y la gente suele hablar de los demás como si ellos tuvieran una vida perfecta. “Ya viste lo que pasó con ella? Su marido la engañó. Además, como es ella, se lo merecía”. ¿Por qué haces chismes sobre los demás? Si eres tan crítico, aprovecha y haz cambios en tu vida, pero ¡deja tranquilos a los demás!
 
Cada uno se viste como quiere, cada uno se relaciona con quien quiere, cada uno va a donde quiere. Si eso no te afecta, ¿para qué te metes? Si se hace tatuajes y se tiñe el pelo, si quiere ir a la Iglesia o no… Mucha gente critica a los demás porque no le agradan las decisiones que ellos toman. Pero ellos mismos, al criticar, no son felices, porque no aman.
 
Hay que saber convivir con el que es diferente, esa también es una expresión de amor. No somos dioses para juzgarnos unos a otros por nuestras acciones. Aceptar al diferente es un don y una forma de crítica. Siempre que juzgues a otro, piensa: ¿Acaso no está en su derecho?
 
Pero claro, para eso, esa persona tiene que estar en su derecho. La tolerancia no significa que un ladrón o un asesino o un mentiroso están en su derecho. No. Pero hay muchas personas que, para luchar por sus ideales, necesitan destruir a los demás. Eso es manifestación de odio. Para exigir amor, primero hay que dar. Para exigir respeto, tienes que darlo. La gente solo da lo que tiene – recuérdalo antes de juzgar. Si no recibes amor, revisa tus acciones: probablemente, tampoco lo estás dando.
 
 
ORACIÓN:
 
Dios de amor, te bendigo y alabo en este día porque gracias a la acción poderosa de tu Espíritu Santo, me haces una persona fuerte y llena de esperanza.
Tú eres quien me sostiene y me impulsa a salir adelante en medio de las pruebas.
 
Gracias por todas las oportunidades que me das para vivir porque en ellas encuentro la manera de hacerte presente y dar a otros la oportunidad de encontrarte y que toques su corazón.
 
Te confío ahora mis proyectos de vida, son tuyos, dame la inteligencia necesaria para saber administrarlos y darte lo mejores frutos para tu felicidad y la mía. Amén
 
Reflexión del Papa Francisco
 
Jesús es el renuevo, es humilde, es manso, y vino para los humildes, para los mansos, a traer la salvación a los enfermos, a los pobres, a los oprimidos, como Él mismo dice en el cuarto capítulo de san Lucas al visitar la sinagoga de Nazaret.
Jesús vino precisamente para los marginados: Él se margina, no considera un valor innegociable ser igual a Dios. En efecto, se humilló a sí mismo, se anonadó. Él se marginó, se humilló para darnos el misterio del Padre y el suyo.
 
No se puede recibir esta revelación fuera, al margen, del modo como la trae Jesús: en humildad, abajándose a sí mismo». Nunca se puede olvidar que el Verbo se hizo carne, se marginó para traer la salvación a los marginados.
 
[...] Resulta evidente que la grandeza del misterio de Dios sólo se conoce en el misterio de Jesús, y el misterio de Jesús es precisamente un misterio de abajarse, de anonadarse, de humillarse, y trae la salvación a los pobres, a quienes son aniquilados por muchas enfermedades, pecados y situaciones difíciles.
 
Fuera de este marco no se puede comprender el misterio de Jesús, no se puede comprender esta unción del Espíritu Santo que lo hace gozar...
Pidamos la gracia al Señor de acercarnos más, más, más a su misterio, y de hacerlo por el camino que Él quiere que recorramos: la senda de la humildad, la senda de la mansedumbre, la senda de la pobreza, la senda de sentirnos pecadores. Porque es así como Él viene a salvarnos, a liberarnos (Homilía en Santa Marta, 02 de diciembre de 2014)
 
Oración de Sanación
 
Señor mío, Tú eres el Alfa y Omega, el principio de la vida y del amor. Tu Poder y tu Amor existen desde el comienzo mismo de todo y te nos has manifestado a largo de nuestro camino de vida.
 
Tú, permaneces cerca de mí con tu Palabra sanadora, Tú me guías y me conduces aun cuando tránsito por lugares oscuros, perdido y sin rumbo.
 
Tú nunca me abandonas, intervienes en mi vida en cada una de mis situaciones y con tu luz y tu verdad me iluminas los caminos.
 
Yo sé que Tú me quieres alegre y en paz en todo momento, alegre cuando te sirvo, cuando oro, cuando trabajo, cuando doy y recibo y hasta cuando sufro, porque Tú eres la verdadera alegría, la fuente de paz, la fuente del amor y de toda bendición.
 
No permitas que me separe de esta alegría, dejándome dominar por mis pasiones, por el orgullo, por la ambición de poder, por la envidia amarga que deja vacíos en el alma.
 
Quiero que mi corazón se rebose de Ti, de tu Palabra poderosa, que da luz, vida y salvación.
 
Que venga ya a desbordarme con su paz y aleje todas las tinieblas de mí. A Ti, Señor, Luz de luz, eterna verdad, sabiduría celestial, sea el Honor y la Gloria por siempre y para siempre. Amén.


 

ESPECIAL BUENOS DÍAS
los actos religiosos en las inauguraciones presidenciales

Los actos religiosos siempre han sido parte de las inauguraciones presidenciales de Estados Unidos, y es que, en medio del esplendor secular que anuncia el inicio de una presidencia, también se encuentran momentos en los que se le pide a Dios su especial intervención.

Contenido



Pew Research Center presenta 6 hechos sobre la fe y lo ocurrido el día de la toma de posesión del presidente 45 de los Estados Unidos, Donald Trump y presente en todas las inauguraciones presidenciales.

1. Se realiza un servicio privado de oración pre-inaugural

Donald Trump, que es presbiteriano, asistió a un servicio privado de oración pre-inaugural con su familia en la Iglesia Episcopal de St. John, ubicada a una cuadra de la Casa Blanca.

El servicio pre-inaugural de la mañana es una tradición que han llevado a cabo otros presidentes electos previo a la juramentación. Por ejemplo, Franklin D. Roosevelt, Harry S. Truman, Ronald Reagan, George H.W. Bush, George W. Bush y Barack Obama.


La Iglesia Episcopal de St. John, fundada en 1815, afirma que todos los presidentes desde James Madison –que sirvió de 1809 a 1817 como el cuarto presidente– han asistido al servicio religioso en sus instalaciones.

2. Estuvo presente el Arzobispo de Nueva York y otros líderes religiosos

En las últimas siete tomas de mando presidenciales, desde 1989, ha habido uno o dos líderes religiosos ofreciendo oraciones y lecturas, no obstante, en la toma de mando de Donald Trump asistieron seis.


El grupo está compuesto en su mayoría por líderes evangélicos protestantes, a excepción del Arzobispo de Nueva York, Cardenal Timothy Dolan, y el rabino judío Marvin Hier. Ninguno de los seis pertenece a la denominación presbiteriana de Trump.

3. El presidente electo juramentó con dos Biblias

Una de ellas fue la que Abraham Lincoln usó en su toma de posesión en 1861, y la otra es una personal que le fue dada por su madre.

Obama también usó dos Biblias: la Biblia de Lincoln y una que fue propiedad de Martin Luther King Jr.

4. Después de la juramentación los presidentes dicen tradicionalmente “ayúdame Dios”

Esta referencia a Dios no se menciona en la Constitución, que contiene el texto del juramento presidencial en su totalidad.

Chester A. Arthur, en 1881, fue el primer presidente en pronunciar “ayúdame Dios” al final del juramento, aunque los discursos inaugurales anteriores se referían a Dios y al cielo.

5. Un coro protestante se presenta por sexta vez en una toma de mando

El Coro del Tabernáculo Mormón, afiliado a La iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, contó previamente en las ceremonias inaugurales de Lyndon B. Johnson, Richard Nixon y George H.W. Bush, y en los desfiles inaugurales de Ronald Reagan y los dos presidentes Bush.

6. Al día siguiente, el presidente asistirá a un servicio de oración

A este servicio del 21 de enero, asistirán líderes prominentes de diferentes religiones que orarán por el país.

El escenario será en la Catedral Nacional de Washington, que está afiliada a la iglesia episcopal y que ha acogido casi todos estos servicios, con excepción de dos, desde la segunda toma de posesión de Reagan en 1985.

Las excepciones se dieron en las inauguraciones de Bill Clinton en 1993 y 1997, que fueron celebradas en iglesia metodista episcopal africana en el centro de Washington D.C.

No hay comentarios:

Publicar un comentario