viernes, 27 de enero de 2017

Buenos días, 27 de enero de 2017




​​
La disciplina es el puente
entre metas y logros.
JIM ROHN..



VIDEO

SANTORAL
Julián de Mouras,
mártir (s. III)
Ángela de Mérici, fundadora; Emerio y Cándida, Devota, Maura, Teodorico y Domiciano, confesores; Lupo, Julián, obispos; Julián, Avito, Dativo, Vicente, mártires; Mariano, Mauro, abades; Vitaliano, papa; Pedro Egipcio, anacoreta; Enrique de Osó y Carvelló, fundador de la Compañía de Santa Teresa de Jesús; Gamelberto, párroco.



REFLEXIÓN:
Parábola del árbol

Cerca al camino había un árbol que creció torcido. Una noche, cerca de él pasó corriendo un ladronzuelo. Desde atrás observó una silueta desconocida, y con temor pensó que en el camino había policías, y por eso huyó con espanto.

Una tarde cerca del árbol pasó un joven enamorado. Desde lejos, vió una silueta femenina y pensó que su amada lo esperaba con impaciencia. Se alegró y aligeró el paso hacia su encuentro.

Un día cerca del árbol pasaba una madre con su pequeño hijo. El niño, asustado por cuentos que había oído, pensó que al lado del camino se encontraba un fantasma que lo observaba, y comenzó a llorar con vehemencia.

Pero el árbol siempre fue sólo un árbol.

Moraleja: El mundo que nos rodea es sólo un reflejo de nosotros mismos.


ORACIÓN:

Oración preparatoria

Jesús, déjame sentir los latidos de tu corazón, que tu amor llene el vacío de mi alma; estoy cansado de buscar mi plenitud en la creaturas pues sé que sólo Tú me puedes llenar.

Reflexión del Papa

La conciencia del leproso era clara, su cuerpo era horrible a la vista de los hombres, olía mal, era excluido de la sociedad y condenado a llevar una campana que avisara de su presencia a los demás. Sabía que no podía cargar con esa cruz de sufrimiento solo, que superaba sus fuerzas.

Con esta conciencia se tira de rodillas frente a Jesús, y le grita con gemidos, «Jesús si quieres puedes curarme».  Sabía claramente qué era lo que tenía que hacer.

Por ello, en este momento, también quiero gritar junto al leproso, ¡si quieres puedes curarme! Con la consciencia de que la lepra de mi corazón se debe sobre todo al rencor que tantas heridas han producido en mi alma.

Es el perdón que no he sabido dar. Es el rencor que se ha adherido a mi carne. Jesús, de rodillas ante Ti, te pido que sanes mi corazón, no puedo vivir así, esta lepra me consume. No me siento con la fuerza para cambiar, pero sé que una sola palabra tuya bastará para sanarme.

«Quien no sabe llorar, no sabe reír y por lo tanto, no sabe vivir. Jesús sabe que en este mundo de tanta competencia, envidia y tanta agresividad, la verdadera felicidad pasa por aprender a ser pacientes, a respetar a los demás, a no condenar ni juzgar a nadie. El que se enoja, pierde, dice el refrán. No le des el corazón a la rabia, al rencor. Felices los que tienen misericordia. Felices los que saben ponerse en el lugar del otro, en los que tienen la capacidad de abrazar, de perdonar..»


(Discurso de S.S. Francisco, 12 de julio de 2015).


  
ESPECIAL BUENOS DÍAS
                                                            

Seis errores modernos de los padres de familia


Es muy comprensible que los padres de familia de nuestro tiempo cometan errores; esto se debe a la compeljidad de la época moderna ha tomado por sopresa a muchos padres de familia; se debe también, en buena medida, a la crisis intergeneracional que aleja un tanto a los padres de los hijos; se deben atribuir igualmente estos errores modernos de los padres a la permisividad que éstos toleran a los hijos: prueba de esto es que los padres dan todo a cambio de nada; es decir, aceptan hacer enormes sacrificios sin exigir de los hijos una justa correspondencia.

Conceder a los hijos el móvil que éstos exigen según marca y modelo

Algunos padres suelen decir que ‘toca concederles lo que pidan porque de lo contrario ….

Los padres de familia deberán distinguir las diversas etapas de desarrollo de un niño; no pueden considerar en la misma forma al niño de 5 ó 6 años que al adolescente de 12 o al joven de 18 años. El principio de la ‘gradualidad’ tiene mucha importancia en la pedagogía familiar.

La soledad móvil’.

Los padres de familia, no contentos con ceder a las exigencias de los hijos, ni se enteran qué hacen sus hijos con el móvil;

  • ¿les han establecido un horario para el uso permitido?.
  • ¿Les han instalado un sofware de monitoreo de actividades?.
  • ¿Están informados los padres acerca de lo que buscan los hijos en internet?.
  • ¿Qué apps descarga?.

Acoso, sexting, son algunos de los riesgos.

Los programas que elijen…

Muchos padres no saben cuáles series de películas ven sus hijos en televisión o en internet; y la radio?.

El ‘internet a solas’.

Un niño sin compañía en internet es como si estuviera parado en pleno centro de una de nuestras grandes ciudades. ¿Qué criterio de selección de programas tiene un niño antes de los 10 años?. Inclusos entre los jóvenes y también entre adultos hoy es frecuente la adición a la pornografía por internet.

Los ‘video-juegos’.


Están clasificados como las películas, según la edad, y muchos padres no lo saben y compran el video-juego que le pide el hijo, lleno de violencia, sexo y groserías. Los controles parentales son una herramienta de supervisión de sus hijos, en el ciber-espacio. Los padres son los primeros responsables de la seguridad de sus hijos en internet.

Las redes sociales’.

Los padres de familia deben saber que redes como Faceboook, Instagram y Twitter permiten crear perfiles de niños.

Mejor enseñar que prohibir.

La tarea de los papás, aunque es difícil, es establecer normas y límites; laidea es anticiaparse a que su hijo le diga: ‘papá, quiero tener Facebook’. Antes de que sus amigo se lo propongan, el niño tendrá claro que no puede acceder a la red. Se les debe explicar a los niños que amar es sinónimo de formar.
Para más información visite:
Iglesias Domesticas

***************






No hay comentarios:

Publicar un comentario