miércoles, 19 de octubre de 2016

Buenos días, 19 de octubre de 2016

 
 Nunca, nunca, nunca te rindas.
Winston Churchill.
 
 
 
VIDEO
 
Propósito para hoy
En tres momentos del día, abre un pequeño espacio en tu agenda para hacer 5 minutos de silencio y oración interior.


 Reflexionemos juntos esta frase:
"Deseo que cada familia redescubra la oración doméstica: esto también ayuda a comprenderse y perdonar". (Papa Francisco)
 
 
SANTORAL
Pedro de Alcántara,
 
Juan de Brebeuf, Isaac Yogues, Renato y compañeros mártires canadienses; Pablo de la Cruz, presbítero; Berónico, Tolomeo, Lucio, Varo, mártires; Máximo, diácono y mártir; Etbino, Teofrido, abades; Aquilino, Zósimo, Eusterio, Sadot, obispos; Desiderio, Aquilón, confesores; Pelagia, virgen; Fredeswinda, abadesa; Laura, viuda.
 

 
 
REFLEXIÓN:

EL CUENCO DE LECHE
 
Había una vez un hombre que tenía la fama de ser el más santo de su pueblo, puesto que se pasaba el día leyendo la Biblia y rezando. Un día se atrevió a preguntarle a Dios si, efectivamente, era él el más santo de ese pueblo, como la gente decía. Y Dios le respondió que no; que había un hombre que era más santo que él, y le indicó quién era y dónde vivía.
 
Nuestro buen hombre, movido por la curiosidad, se dirigió hasta el lugar que Dios le había indicado, una cabaña en las afueras del pueblo, y decidió observar de lejos a este gran hombre que según Dios, era más santo que él. El hombre en cuestión era un pobre leñador, con esposa y cuatro hijos que mantener. La observación no resultó muy entretenida, puesto que el hombre se pasó todo el día cortando leña sin parar, excepto para comer algo a media mañana, a la hora del almuerzo y a media tarde, previamente dando gracias a Dios por el trabajo y la comida que le daba. La otra pausa que hizo, fue para ayudar a otro campesino que pasando por ahí, rompió una rueda de su carreta. Eso fue todo lo que pudo observar.
 
De regreso a su casa le reclamó a Dios : "¿Cómo puede ser, Señor, que digas que ese hombre es más santo que yo? Si es un pobre ignorante, que apuesto que jamás leyó la Biblia porque hasta analfabeto es. ¡Y lo único que hizo es pasarse el día cortando leña!". Dios lo hizo callar, y le ordenó que para probar su fidelidad, llenase un plato con leche, y recorriese las calles del pueblo sin derramar nada.
 
Nuestro hombre, deseoso de demostrar su fidelidad, obedeció al instante. Los habitantes del pueblo lo miraban con curiosidad y más de uno dejó escapar una carcajada al ver a nuestro amigo en tan extraña labor, pero él iba tan absorto en su tarea que podría haberle pasado un camión por encima y no se iba a dar cuenta. Al terminar su recorrido, orgulloso de no haber derramado ni una sola gota, esperó con satisfacción un reconocimiento divino, pero Dios sin decir más nada le preguntó: "Dime, ¿cuántas veces te acordaste de mí mientras caminabas?" .
 
Y el hombre respondió: "¿Cómo iba a tener tiempo de pensar en algo? Estuve todo el tiempo tan concentrado cuidando de no derramar ni una gota de leche que no podía distraerme en otra cosa".
 
"¿Y así quieres ser el más santo del mundo? Ese pobre campesino tuvo que trabajar todo el día para alimentar a su familia, pero sin embargo tuvo tiempo de acordarse tres veces de mí, y de ayudar a otro a reparar su carreta. En cambio tú, en todo el tiempo que llevaste ese plato de leche, no te acordaste ni una vez de mí, y ni siquiera viste a ese niño que te pidió una moneda ni a la anciana que tropezó en la calle y te necesitaba para que la ayudases a levantarse. Si de veras quieres ser santo, debes aprender a cumplir con tus obligaciones diarias, sin dejarte absorber por ellas, dándote tiempo para acordarte de mí y prestar atención a los que te rodean y necesitan de ti."
 
Para el cristiano, no basta con "hacer cosas". Es necesario que todo lo que hagamos lo hagamos conscientes de por qué lo hacemos, mejor dicho por Quién lo hacemos, y cómo lo hacemos.
 
 
 
ORACIÓN:

Mi Dios, hoy quiero que me invada la alegría en el corazón, te pido que extiendas tu mano poderosa para apartar el mal de mi camino.
 
Creo en tu poder misericordioso que me hace ser libre de todo lo que me ata a mis malas inclinaciones y que no me permiten crecer y desarrollarme como Tú lo deseas. En Ti creo, sé que no hay imposibles para los que tienen fe, para los que confían de corazón en tu generosidad. Debo hacer de mi vida una oración, porque en ella, Tú me confortas.
 
¡Hoy elijo vivir y luchar por ser feliz al lado de mi Madre María; hoy, junto a Ti, quiero darme la oportunidad de amar y ser amado. En tu nombre lo lograré. Amén
 
Reflexión del Papa Francisco
 
Los fariseos enseñaban, predicaban, pero ligaban a la gente con tantas cosas pesadas sobre sus hombros, y la pobre gente no podía ir adelante. Y Jesús mismo dice que ellos no movían estas cosas ni siquiera con un dedo, ¿no? Y después dirá a la gente: "¡Hagan lo que dicen pero no lo que hacen!". Gente incoherente...
 
Pero siempre estos escribas, estos fariseos, es como si bastonearan a la gente, ¿no? "Deben hacer esto, esto y esto", a la pobre gente… Y Jesús dijo: "Pero, así ustedes cierran la puerta del Reino de los Cielos. ¡No dejan entrar, y ni siquiera ustedes entran!". Es una manera, un modo de predicar, de enseñar, de dar testimonio de la propia fe... Y así, cuántos hay que piensan que la fe sea algo así..."
 
[...] Cuántas veces el pueblo de Dios no se siente querido por aquellos que deben dar testimonio: por los cristianos, por los laicos cristianos, por los sacerdotes, por los obispos… "Pero, pobre gente, no entiende nada… Debe hacer un curso de teología para entender bien"...
 
[...] Ésta es la figura del cristiano corrupto, del laico corrupto, del sacerdote corrupto, del obispo corrupto, que se aprovecha de su situación, de su privilegio de la fe, de ser cristiano y su corazón termina corrupto, como sucedió a Judas... De un corazón corrupto sale la traición...
 
Jesús acerca a la gente a Dios y para hacerlo se acerca Él: está cerca de los pecadores. Jesús perdona a la adúltera, habla de teología con la Samaritana, que no era un angelito. Jesús busca el corazón de las personas, Jesús se acerca al corazón de las personas.
 
A Jesús sólo le interesa la persona, y Dios. Jesús quiere que la gente se acerque, que lo busque y se siente conmovido cuando la ve como ovejas sin pastor.
 
[...] Pidamos al Señor que estas lecturas nos ayuden en nuestra vida de cristianos: a todos. Cada uno en su puesto. A no ser puros legalistas, hipócritas como los escribas y los fariseos. A no ser corruptos... tibios..., sino a ser como Jesús, con ese fervor de buscar a la gente, de curar a la gente, de amar a la gente y con este decirle: "¡Pero si yo hago esto tan pequeño, piensa cómo te amo yo, cómo es tu Padre!"...

(Homilía en Santa Marta, 14 de enero de 2014)
 
 
*****************************
ESPECIAL BUENOS DÍAS
*****************************




El DOMUND es el día en que la Iglesia invita a ayudar a los misioneros

Tabla de contenido

  1. ¿Por qué celebramos el DOMUND? 
  2. ¿Qué proyectos financia el DOMUND? 
  3. El Fondo Universal de Solidaridad 
Las ayudas recogidas en el DOMUND forman parte del Fondo Universal de Solidaridad que el año pasado reunió 97.606.630,03 €. Este dinero se distribuye equitativamente entre los territorios de misión. La ayuda económica del Domund se envía exclusivamente a los territorios de misión.  Los españoles enviaron el año pasado 13.722.015,39 euros, convirtiéndose en el segundo país con mayor aportación al Fondo Universal de Solidaridad. 
  1. Ver mapa de las Ayudas del Fondo Universal de Solidaridad 

La Jornada Mundial de las Misiones, en España conocida como DOMUND, es una llamada de atención sobre la responsabilidad de todos los cristianos en la evangelización e invita a amar y apoyar la causa misionera. Los misioneros dan a conocer a todos el mensaje de Jesús, especialmente en aquellos lugares del mundo donde el Evangelio está en sus comienzos y la Iglesia aún no está asentada.

Estos lugares son conocidos como Territorios de Misión, están confiados a la Congregación para la Evangelización de los Pueblos y dependen en gran medida de la labor de los misioneros y del sostenimiento económico las Obras Misionales Pontificias de todo el mundo. 

El DOMUND, es una jornada universal que se celebra en todo el mundo el penúltimo domingo de octubre para ayudar a los misioneros en su labor evangelizadora desarrollada entre los más pobres, pero durante todo el año se promueven y realizan actividades de animación misionera y de cooperación con las misiones.

¿Por qué celebramos el DOMUND?

Porque los países de misión dependen de las ayudas y donativos que se envían con el DOMUND
La supervivencia de los Territorios de Misión depende de los donativos. El DOMUND es una llamada a la colaboración económica de los fieles. 

Mediante el DOMUND, la Iglesia trata de cubrir estas carencias y ayudar a los más desfavorecidos a través de los misioneros.

Gracias a la generosidad de miles de donantes se atienden las necesidades de funcionamiento de los 1111 territorios de misión, se construyen templos, se compran vehículos, se forman catequistas, se atienden proyectos sociales, sanitarios y educativos en las misiones.


¿Qué proyectos financia el DOMUND?


Con los donativos recaudados en el DOMUND, cada año llevan se llevan a cabo miles de Proyectos pastorales, sociales educativos y sanitarios.

El dinero recaudado por el DOMUND, permite que se atienda a las 1111 zonas de misión que dependen para su subsistencia íntegramente de las ayudas que reciben.
Las ayudas del Domund permiten llevar a cabo proyectos de Evangelización que sostienen principalmente la labor evangelizadora de la Iglesia: gastos ordinarios, construcción de parroquias, compra de vehículos para la pastoral... Este tipo de proyectos tiene gran incidencia social ya que la Iglesia, a través de la Evangelización, promueve la dignidad humana, fomenta la igualdad, reconstruye familias, da esperanza a los enfermos y futuro a los jóvenes. Con los donativos que recibe el Domund se llevan también a cabo proyectos de promoción social: el Evangelio lleva en su esencia el desarrollo integral de los pueblos. Los misioneros atiendden escuelas, hospitales, asilos, orfanatos, etc. Con las ayudas del Domund se apoyan proyectos extraordinarios de este tipo.

La Iglesia tiene una amplia labor social y educativa en todo el mundo: atiende a 116.060 instituciones sociales: hospitales, residencias de ancianos, orfanatos y comedores para personas necesitadas en todo el mundo. Se encarga de más 216.202 instituciones educativas: guarderías, escuelas, universidades y centros de formación profesional.

En los Territorios de Misión la Iglesia atiende a más de 26.898 instituciones sociales. Esto significa que más de un 23% de las instituciones sociales del mundo están en la Misión. La Iglesia en estos territorios también se encarga de más de 119.200 instituciones educativas, lo que representa más de un 55% del total de instituciones educativas que tiene la Iglesia.

El Fondo Universal de Solidaridad

Las ayudas recogidas en el DOMUND forman parte del Fondo Universal de Solidaridad que el año pasado reunió 97.606.630,03 €. Este dinero se distribuye equitativamente entre los territorios de misión. La ayuda económica del Domund se envía exclusivamente a los territorios de misión.  Los españoles enviaron el año pasado 13.722.015,39 euros, convirtiéndose en el segundo país con mayor aportación al Fondo Universal de Solidaridad. 



Ver mapa de las Ayudas del Fondo Universal de Solidaridad

Todos estos proyectos son financiados con los donativos recogidos en el DOMUND. Las misiones siguen necesitando ayuda económica por eso muy necesaria toda nuestra colaboración. 


Publicado por OMP ESPAÑA × 7/19/2016

***********************

No hay comentarios:

Publicar un comentario