martes, 11 de octubre de 2016

Buenos días, 11 de octubre de 2016. San Juan XIII

La Patria es como un icono que define la identidad, traza los rasgos y las huellas de la historia, mientras que las montañas, elevándose libres hacia el cielo, en vez de ser una muralla infranqueable, dan esplendor a los valles, los diferencian y los coloca en relación, haciendo a cada una diferente de la otra y todas asociadas con el cielo común que las cubre y las protege.

PAPA FRANCISCO




CONCIERTO BENÉFICO A FAVOR DE MANOS UNIDAS
PARA LA ADQUISICIÓN DE UNA AMBULANCIA PARA MALI Y PARA UN CENTRO DE ACOGIDA DE NIÑOS ABANDONADOS EN LA INDIA
ENTRADA LIBRE. DONATIVO “LA VOLUNTAD”
Día: viernes 15 de octubre Lugar: Concatedral de San Julián de Ferrol. Hora: 20,00horas
SI DESEAS COLABORAR PUEDES DIRIGIRTE A
Dirección:
Magdalena, 153 - 1º dcha., 15402, Ferrol (La Coruña)
Teléfono:
981 30 03 18
Fax:
981 30 03 18
E-mail:
 

VIDEO


El Papa dirigió este videomensaje a los participantes en el encuentro nacional de Manos Abiertas, una organización católica argentina de caridad inspirada en San Alberto Hurtado y Santa Teresa de Calcuta y nutrida espiritualmente por los ejercicios de San Ignacio de Loyola.
 
 
 
SANTORAL
 
JUAN XXIII
 
Soledad Torres Acosta,
virgen y fundadora (1826-1887)
 
Santa Madre de Dios de Begoña.
 
  Sisinio, arzobispo; Nicasio, Germán, Eupilo, Nectario, Agilberto, Fermín, obispos; Quirino, Anastasio, presbíteros; Escubículo, Plácido, Ginés, Táraco, Probo, Andrónico, Sármatas, Zenaida, Filonila, Ampodio, Fausto, Enero, Marcial, Marcelo, Joviniano, mártires; Piencia, virgen y mártir; Emiliano, Gumaro, confesores; Plácida, virgen; Venancio, Canico, abades; Miguel, monje.
 

 

REFLEXIÓN:

Las Grandes Rocas en la Jarra
 
Hace algún tiempo estaba leyendo acerca de un experto en temas de administración del tiempo. Un día este experto estaba hablando a un grupo de estudiantes y busco algo que les quedara por siempre a estos jóvenes.
 
Se paró enfrente a todos con una olla de cerámica, la colocó sobre la mesa y tomó una docena de piedras grandes y las fue colocando dentro de la olla. Cuando la olla estuvo llena y no cabía una piedra más, pregunto: "¿Está llena la olla? 

Todos en la clase contestaron: "sii"

Dijo él: ¿De verdad? Entonces tomo un cubo con grava y empezó a vaciar su contenido en la olla hasta que esta se fue colocando en los huecos que existían entre las piedras más grandes hasta que ya no pudo entrar una más. El pregunto: "¿está llena ahora?" 

Alguien del grupo contestó: “Probablemente no"

"¡Bien!" exclamó.

Enseguida tomo una cubeta con arena y la vacío dentro de la olla de tal manera que la arena cubrió los huecos dejados por las piedras y la grava y ya no cupo más.

Pregunto: " ¿está llena ahora?" 

"¡Nooo!" exclamo el grupo

"¡Excelente!" les dijo a la vez que vaciaba una jarra con agua en el interior y esta era absorbida por la arena.

"¿Cuál es el punto de este ejemplo?"

Un estudiante comento: El punto es que no importa que tan llena este tu agenda, si te esfuerzas habrá cabida para algo más.

"No, -contestó el conferenciante. El punto que nos ilustra esto es que sino colocas las piedras grandes en primer lugar, no podrás hacerlo después"

¿Que son para ustedes las piedras grandes en su vida?

¿Un proyecto pendiente de lograr?, ¿Tiempo de calidad con tu familia? ¿Tu fe?, ¿Una causa justa?, ¿El dinero?, ¿Tus estudios? 

Recuerden: "Pongan las piedras grandes de su vida primero ya que no Podrán colocarlas después"
 
 
ORACIÓN:

Amado Señor, clamo a Ti en este día para pedirte una bendición de amor y de paz.
 
Gracias por hacerme sentir vivo y que puedo enderezar mis caminos gracias a tu infinita compasión.
 
Hoy quiero pedirte que sanes las heridas de mi corazón que me han causado mis propias faltas. No permitas que esas heridas me hagan sufrir más. Sabes que sólo no puedo hacerlo, pero con tu ayuda soy capaz de conquistar mis sueños y de hacer todo lo que he planeado. Te amo y confío que ahora mientras me preparo para esta jornada, me bendices y me haces estar listo para afrontar los retos que se me presentarán. Confío en tu poder y en tu misericordia. Amén
 
Reflexión del Papa Francisco:

Jesús habla de una "generación perversa". Su palabra es muy dura. Pero no se refiere a las personas que lo seguían con mucho amor, sino a los doctores de la ley que trataban de probarlo y hacerlo caer en una trampa. Estas personas, por cierto, le pedían signos y Jesús les responde que sólo se les dará la señal de Jonás.
 
Existe sin embargo, el síndrome de Jonás. El Señor le pidió que fuera a Nínive, y él huye a España. Jonás se dijo, "tenía las cosas claras: la doctrina es ésta, se debe hacer esto, y los pecadores que se las arreglen, yo me voy”.
 
Los que viven de acuerdo con este síndrome de Jonás, Jesús los llama hipócritas , porque ellos no quieren la salvación de la pobre gente, de los ignorantes y pecadores.
 
El signo que Jesús promete por su perdón, a través de su muerte y su resurrección, es su misericordia: "Misericordia quiero y no sacrificio".
 
El signo de Jonás, el verdadero, es lo que nos da la confianza para ser salvados por la sangre de Cristo. ¿Cuántos cristianos, cuántos son los que piensan que van a ser salvados solamente gracias a lo que hacen, por sus obras. Las obras son necesarias, pero son una consecuencia, una respuesta al amor misericordioso que nos salva. Sin embargo, las mismas obras, sin este amor misericordioso no sirven. En cambio, el «síndrome de Jonás» tiene confianza solo en su justicia personal, en sus obras.
 
Es así que el «Síndrome de Jonás» nos lleva a la hipocresía, a aquella suficiencia, a ser cristianos limpios, perfectos, «porque hacemos estas obras: cumplimos los mandamientos, todo». Es una gran enfermedad.
 
Y está la señal de Jonás, que es la misericordia de Dios en Jesucristo, muerto y resucitado por nosotros, por nuestra salvación. (Homilía en Santa Marta, 14 de octubre de 2013)
 
Propósito para hoy:

Haré un acto pequeño acto de caridad con alguien que no tolero mucho sin que nadie se dé cuenta.
 
Reflexiones juntos esta frase:

"Jesús, ayúdanos a amar a Dios como Padre y a nuestro prójimo como a un hermano". Papa Francisco
 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario