viernes, 9 de septiembre de 2016

Buenos días, 9 de septiembre de 2016. San Pedro Claver. Nuestra Señora de Aránzazu. Nuestra señora de Gracia.

«Cada quien tiene sus pecados, cada quien tiene sus virtudes»;
los celos crecen como mala yerba,
hace sufrir,
son un «pecado feo que mata»
PAPA FRANCISCO
VIDEO
SANTORAL
Pedro Claver,
Apóstol de los negros (1580-1654)
Nuestra Señora de Aránzazu,
Nuestra Señora de Gracia.
Odger, diácono; Ciarán, abad; Gorgonio, Severiano, Felicia, Doroteo, Jacinto, Alejandro, Tiburcio, Estratón, Rufino, Rufiniano, mártires; Audomaro, obispo; Querano, abad; María de la Cabeza, esposa de san Isidro; Gregorio, confesor.

REFLEXIÓN:
Aprendí y decidí


Y  así después de esperar tanto, un día como cualquier otro decidí triunfar... y
decidí no esperar a las oportunidades sino yo mismo buscarlas,
decidí ver cada problema  como  la  oportunidad  de  encontrar  una  solución,
decidí ver cada desierto como la oportunidad de encontrar un oasis,
decidí ver cada noche como un  misterio a resolver,
decidí ver cada día como una nueva oportunidad de ser feliz.

Aquel día descubrí que mi único rival no eran más que mis propias debilidades, y  que  en éstas, está la única y mejor forma de superarnos, aquel día dejé de temer  a perder y empecé a temer a no ganar, descubrí que no era yo el mejor y que quizás nunca lo fui, me dejó de importar quién ganara o perdiera, ahora me importa simplemente saberme mejor que ayer.

Aprendí  que  lo  difícil  no  es llegar a la cima, sino jamás dejar de subir.

Aprendí  que el mejor triunfo que puedo tener, es tener el derecho de llamar a alguien "Amigo".

Descubrí que el amor es más que un simple estado de enamoramiento, "el amor es una  filosofía  de  vida".  
Aquel  día  dejé de ser un reflejo de mis escasos triunfos  pasados y empecé a ser mi propia tenue luz de este presente; aprendí que de nada sirve ser luz si no vas a iluminar el camino de los demás.

Aquel  día decidí cambiar tantas cosas... aquel día aprendí que los sueños son solamente   para   hacerse  realidad,  desde  aquel  día  ya  no  duermo  para descansar...  ahora simplemente duermo para soñar.
ORACIÓN:
Señor enséñame a orar, con tu humildad, con tu sinceridad, con tu entrega, con tu hondura.

Enséñame a orar con todo mi ser, no sólo con mi mente. Con mi voluntad. Con mi corazón. Con mis pies. Con mis silencios. No tengo que esperar el momento perfecto.

Enséñame a orar en medio de lo que ahora mismo estoy viviendo. A abrirme en la oración. A dejar asomar mi fragilidad. Mi nombre. El nombre que sólo pronuncias Tú.

Enséñame a pasear contigo por mi alma y conocer mis valles y mis montes, mis fuentes y mi sed, mis desiertos y mis bosques”.

---------------------------------------------------
10 consejos de Santa Teresa para una vida de oración

Claves sencillas y eficaces para quien quiere crecer en la intimidad con Dios

1. Dirige a Dios cada uno de tus actos; ofréceselos y pídele que sea para Su honra y gloria.

2. Ofrécete a Dios cincuenta veces al día, y que sea con gran fervor y deseo de Dios.

3. En todas las cosas, observa la providencia de Dios y Su sabiduría, en todo, alábale.

4. En tiempos de tristeza y de inquietud, no abandones ni las obras de oración, ni la penitencia a la que estás habituado. Antes, intensifícalas, y verás con qué prontitud el Señor te sustentará.

5. Nunca hables mal de quien quiera que sea, ni jamás lo escuches. A no ser que se trate de ti mismo. Y progresarás mucho, el día en que te alegres de ello.

6. No digas nunca, de ti mismo, algo que merezca admiración, ni sobre tus conocimientos, tus virtudes, tu nacimiento, a no ser para prestar un servicio. Y en este caso, que sea con humildad, y considerando que esos dones vienen de las manos de Dios.

7. No veas en ti sino el siervo de todos, y en todos contempla a Cristo Nuestro Señor; así le respetarás y le venerarás.

8. Respecto a las cosas que no te conciernen, no muestres curiosidad, ni de cerca, ni de lejos, ni con comentarios, ni con preguntas.

9. Muestra tu devoción interior sólo en caso de necesidad urgente. Recuerda lo que decían San Francisco y San Bernardo: “Mi secreto me pertenece a mi”.

10. Cumple con todo como si Él estuviese realmente visible; actuando así, mucho ganará tu alma.

11. Que tu deseo sea ver a Dios. Tu temor, perderle. Tu dolor, no complacerle en su presencia. Tu satisfacción, lo que puede llevarte a Él. Y vivirás en una gran paz.

(Santa Teresa De Ávila)

Tomado del libro: “Oraciones de todos los tiempos de la Iglesia”.
 ----------------------------------------------------
ESPECIAL BUENOS DÍAS
-------------------------------------------------

Almaz Ayana pulveriza el Record 
Mundial de los 10.000: Rezo mucho y 
Dios me da todo. Mi dopaje es mi fe»

Preguntada sobre qué pensaba sobre esas dudas [por dopaje] que plantea un registro que superó en más de catorce segundos, un récord que databa de 1993, Ayana no esquivó la cuestión.


"Mi dopaje es mi entrenamiento y mi fe"


"Tengo tres cosas que decir", señaló. "La primera es que me he entrenado específicamente para el 10.000 metros, la segunda es que rezo mucho y Dios me da todo. Mi dopaje es mi entrenamiento y mi fe. Y la tercera es que estoy limpia como el cristal", dijo la atleta de 24 años que estableció el viernes un tiempo de 29 minutos, 17 segundos y 45 centésimas,


Campeona del mundo de 5.000 metros en 2015, Ayana atacó justo después del quinto kilómetro (14:46.9) para iniciar una carrera contra el reloj y pulverizar la antigua marca (29:31.78), que pertenecía a la china Junxia Wang, desde el 8 de septiembre de 1993.


Ayana ha comenzado a escribir su propia historia en el medio fondo. El récord del mundo de 5.000 metros (14.11.15), en posesión de Tirunesh desde 2008 en Oslo le espera con los brazos abiertos. “Eso puede esperar unas semanas. He venido a Rio por el doblete (10.000m/5.000m)”, recordó Ayana.


Y ese logro parece alcanzable para la “Libélula” Ayana, sobrenombre acuñado por su esposo y entrenador, debido a que vuela, desafiando las leyes de gravedad, sin cansarse. Por supuesto, ahora sabemos de dónde proviene su fortaleza, aguante y rapidez...

No hay comentarios:

Publicar un comentario