miércoles, 24 de agosto de 2016

buenos días, 24 de agosto de 2016. San Bartolomé

Es gran virtud tener a todos por mejores que nosotros.
(Santa Teresa de Jesús 1515-1562 Doctora de la iglesia, nacida en Ávila)
---------------------------------



SANTORAL

Bartolomé, Apóstol; María Micaela del Santísimo Sacramento, Emilia de Vialar, Juana Antida, Fundadoras; Audeno de Rouen, Obispo; Jorge Lymniota, abad, mártir; Miroslav, beato, sacerdote y mártir; Patricio, abad; Tomás de Kempis, beato.


REFLEXIÓN:
AYER ES HISTORIA

¿Cuándo fue que empezamos a ser amigos? no lo sé...
Con los amigos es algo que realmente sobra, no importa el momento exacto, la hora, el día en que los conoces, solo importa que a través de esos años meses y días vas construyendo momentos inolvidables...
Con el presente construyes las anécdotas del ayer, recuerdas tal o cual fecha por sucesos importantes pasados a su lado, pero no tienes la presión de recordar que en un día exacto
fue que empezaste a ser amigo de alguien... Es más, tal vez al principio te caía mal, o no pensaste que algún día podrías llevarte bien conmigo, o con la persona que hoy es tu gran amigo.
Estuve pensando en todo ello, y bueno, no importa si los conozco de hace diez, veinte, años o unos cuantos meses... lo importante es que en ese mismo tiempo, se ha ido construyendo la confianza, el respeto, la tolerancia, el cariño...
¡Cuantos años cuesta el construirlos y qué pronto se pueden perder!
No te envío esto en una fecha especial, pues como ya dije, eso sale sobrando, te lo envío sólo porque ayer, mañana, pero sobre todo HOY te considero mi amigo, amigo que quiero muchísimo y con quien me encanta convivir... Hoy te envío un enorme abrazo.
¡Que la vida te sonría SIEMPRE! RECUERDA QUE CADA VEZ QUE SONRIES, SE BORRA UNA TRISTEZA Y SE ILUMINA UNA ESPERANZA
Muchas personas entrarán y saldrán de tu vida; ¡pero sólo verdaderos amigos dejaran huellas en tu corazón!
¡Para manejarte a ti mismo, usa la cabeza; para manejarte con los demás... usa tu corazón!...
El enojo es solo una carta de peligro.
Si alguien te traiciona una vez, es su falta; si te traiciona dos veces, es tu falta.
Las grandes mentes discuten las ideas; mentes promedio discuten los eventos;
mentes pequeñas discuten a las personas.
El que pierde dinero, pierde mucho; el que pierde a un amigo, pierde mucho más,
el que pierde la fe, pierde todo.
Las personas jóvenes bonitas, son accidentes de la naturaleza, pero las personas adultas bonitas, son obras de arte.
Tal vez no vivirás lo suficiente para aprender todo de ti mismo ...
Los amigos, tu y yo...Tu traes otro amigo...; Y ahora somos tres... Nosotros empezamos nuestro grupo,... nuestro circulo de amigos... Y como es un circulo?... ¡No hay ni principio ni fin!
¡El ayer es historia, el mañana es; misterio!
¡El hoy es un regalo, que llamamos presente!

ORACIÓN:

En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén


¿Qué significa la señal de la cruz?


La cruz es la señal de los cristianos: significa el triunfo de Jesús sobre el pecado; es el símbolo de la redención que Jesucristo obtuvo para nosotros con su sangre. Su pasión de amor por el hombre le llevó a dar la vida para que tuviéramos vida en abundancia: "Nadie me la quita, soy yo quien la doy por mí mismo" (Jn 10,18) Como manso cordero llevado al matadero, Jesús soportó en la cruz el extremo del dolor físico y moral para abrirnos las puertas del cielo.
Cuando nos marcamos con la señal de la cruz estamos diciendo: Yo soy seguidor de Jesucristo, creo en Él, le pertenezco. Así como los seguidores del Anticristo tendrán su marca(cfr. Ap 14,9), así el bautizado lleva un sello indeleble en su alma y lo muestra exteriormente con la cruz.

En el nombre...


Al hacer la señal de la cruz sobre nuestro cuerpo, diciendo: "En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, Aménnos estamos comprometiendo a obrar en el nombre de Dios. Dios reveló su nombre a Moisés; el nombre de Dios es "Yo soy el que soy" (Éxodo 3,13). Y le dijo: "Yo soy el Dios de tus padres" (Éxodo 3,6) y "Yo estaré contigo" (Éxodo 3,12) De estas tres expresiones concluimos que Dios abarca nuestro pasado, nuestro presente y nuestro futuro. Quien actúa en el nombre de Dios está afirmando que tiene la certeza de que Dios le conoce, le acompaña, le sostiene y permanecerá siempre a su lado.
Cuando en la oración pedimos algo en el nombre de Jesús, nos estamos uniendo a la oración de Cristo, con la seguridad de que el Padre escucha a su Hijo"Todo lo que pidiereis al Padre en mi nombre, lo haré, para que el Padre sea glorificado en el Hijo. Si algo pidiereis en mi nombre, yo lo haré." (Juan 14, 13-14) Y si lo que pedimos es conforme a su voluntad, podemos confiar en que nuestra súplica será escuchada: "En esto está la confianza que tenemos en él: en que si le pedimos algo según su voluntad, nos escucha.Y si sabemos que nos escucha en lo que le pedimos, sabemos que tenemos conseguido lo que hayamos pedido.."(1 Juan 5,14-15) Y a veces nos concede no sólo lo que le pedimos sino incluso lo que deseamos, que Él conoce bien. Esta fue la experiencia de san Pedro aquella mañana en el lago tras una noche de pesca, cuando Jesús le mostró dónde encontrarlos. Pedro le dijo: «Maestro, hemos estado bregando toda la noche y no hemos pescado nada; pero, en tu Nombre, echaré las redes. Y, haciéndolo así, pescaron gran cantidad de peces, de modo que las redes amenazaban romperse».
Autor: P. Evaristo Sada, L.C.

No hay comentarios:

Publicar un comentario