martes, 23 de agosto de 2016

Buenos días, 23 de agosto de 2016

"Lo que dicen las palabras no dura... duran las palabras. Por que las palabras son siempre las mismas... y lo que dicen nunca es lo mismo"
---------------------------------



SANTORAL
Felipe Benizi (o Benicio), sacerdote; Tidfil, Patrona de Merthyr; Ladislao Findysz, Beato, Sacerdote y Mártir; Serafina de Ochovi, Resario de Soano, Beatas, Mártires; Crpriano José, beato, religioso y mártir; Gabriel de Arostegui, beato capuchino, mártir.



REFLEXIÓN:

La meta: ser algo más

Cuentan que en el continente africano había un rey tenía tres hijos y una hija. En una guerra con el país vecino murieron los tres hijos del rey. El monarca, que ya era viejo y débil, se entristeció mucho por la muerte de sus hijos, pero también porque ningún heredero suyo gobernaría el reino.

La hija del rey se presentó ante él para consolarle y para recordarle que ella también era hija suya, y que podría prepararse para gobernar el país. Pero su padre se rió amargamente y le dijo: “No basta con ser hija del rey; hay que tener algo más”. El padre se refería a ser hombre, pues nunca una mujer había gobernado el país.

La joven se entristeció pero no desistió, y empezó a prepararse para ser “algo más“. Cada vez que aprendía algo nuevo se presentaba ante su padre, pero éste siempre movía la cabeza y le daba la misma respuesta: “hace falta ser algo más”.

Poco tiempo más tarde el país volvió a entrar en guerra con los vecinos, y el rey se preguntó, entre curioso y preocupado, si su hija intentaría ir a la guerra para ser como sus hermanos y demostrar que podía gobernar. En lugar de eso, la joven se presentó ante los enemigos, y ofreció su vida para evitar la guerra y la muerte de muchos de sus súbditos. Admirados por su valor, la dejaron marchar, y todo el país, su padre incluido, comprobaron en qué consistía de verdad “ser algo más”.

La joven fue reina durante muchos años.

Ahora piensa ¿qué significa para ti “ser algo más”? ¿Tiene que ver con la competitividad, el dinero, la fama, o el servicio a los demás?
¿Seguimos en este tiempo vacacional lo “vocacional”?; ¿no te pica el gusanillo que te llama a dedicarte a los demás?


ORACIÓN:
AL DESPERTAR


¡Padre! Me acabo de despertar para ti.
Tú eres hoy mi primer pensamiento.
Y es “Padre” la primera palabra salida de mis labios esta mañana.
Jesucristo, Hijo único del Padre, tu gozo fue siempre en la tierra hacer en toda la voluntad de tu Padre; quisiera ser hoy tu fiel compañero, confiando en tu Palabra e imitándote en la obediencia.
Madre de Jesús, Santísima Virgen María, también tu gozo estuvo siempre en mostrarte en todo como la sierva fiel del Señor. Que tu ejemplo me estimule; y que uniendo tu vida a la mía trate siempre de reconocer y cumplir la voluntad de Dios. Amén.

No hay comentarios:

Publicar un comentario