jueves, 28 de julio de 2016

Buenos días, 29 de julio de 2016. Santa Marta

Es infinitamente más bello dejarse engañar

 diez veces que perder una sola vez la fe en

 la humanidad

(Heinz Zschokke 1771-1842 Escritor alemán)




JORNADA MUNDIAL DE LA JUVENTUD EN CRACOVIA
Síguela en vivo:
o



SANTORAL

Lázaro y Marta, hermanos, amigos de Jesús; Lupo, Guillermo, Próspero, obispo; Beatriz de Nazaret, Vírgen; Olaf, rey y mártir; Félix II, papa; Pedro Crisólogo, Doctor de la Iglesia; Abdón y Senén, Lucio Martínez y 7 compañeros, Simplicio, Fasustino, Beatriz, Lucila, Flora, Eugenio, Antoniono, Teodoro y dieciocho compañeros, Calínico, mártires; Celia y Luís Martín, padres de familia; José Calasanz, beato salesiano, Sacerdote, mártir ; Urbano II, Papa, Beato; Faustino, confesor.


 
REFLEXIÓN:

La mentira oportuna

El rey estaba muy enfadado con el prisionero extranjero que habían arrojado a sus pies.
-¡Qué le corten la cabeza! -ordenó.

Eso era lo que el cautivo esperaba. Hasta ese momento había permanecido en silencio, pero ahora, cuando la muerte era cierta, abandonó toda esperanza y maldijo al rey, despreciándolo con el peor vocabulario de su lengua materna. Parecía un gato, maullando y escupiendo a un perro que le tuviese atrapado por el cuello.

El rey, que no sabía su idioma, no entendía lo que el cautivo profería, mas pensaba que alguno de sus visires conocía el idioma del forastero.

-¿Qué está diciendo? -les preguntó.

Los visires se miraron unos a otros, y uno de ellos, de buen corazón, respondió:
- Mi señor, está citando un texto del Corán.

-¿Es cierto? -dijo el rey-.

¿Cuál de ellas?

El visir siguió: «El que se refiere al Paraíso que aguarda a aquellos que gobiernan su ira y perdonan, pues Dios ama a los hombres de buena voluntad»

-Ya veo -dijo el rey, pensativo, y volviéndose para mirar al, ahora silencioso, prisionero, exclamó-.

Has hecho bien recordándomelo. Contendré mi ira. Te perdono y puedes ir en libertad.
-Pero esto es un error -murmuró otro de los visires, enemigo y rival del que había respondido a la pregunta del rey-. La gente de nuestra categoría nunca debería mentir, y mucho menos en presencia de nuestro soberano.

-¿Qué habéis dicho? -inquirió el rey que había oído por casualidad esas palabras.

- Mi señor -se indignó el segundo visir-. ¡Lo siento! Pero ese visir os ha mentido. La verdad es que este cautivo no ha citado el Corán, más bien se ha dedicado a insultaros y a vejaros.

El rey frunció el ceño y dijo:
- Prefiero su mentira a vuestra verdad. Vuestra verdad nace de un alma inclinada a fomentar el odio y la violencia. Sin embargo, su mentira proviene de un buen corazón, y el bien ha brotado de él.

ORACIÓN:

Señor Siempre andamos corriendo tras el brillo de las cosas. Nuestra vida está llena de cosas y más cosas que no terminan de darnos la felicidad.
Nos dejamos deslumbrar por las marcas, por los regalos y los juegos Señor, siempre estamos a la sombra del árbol de los mil caprichos. Deseamos tener cada día más. Y olvidamos el valor de una sonrisa, de una mirada amiga, de un gesto de perdón, de un poco de generosidad...
Señor, hoy venimos a pedirte que abras nuestros ojos para que descubramos el gozo de vivir en amistad.


Petición


Señor, ayúdanos a comprender que las cosas son importantes pero que las personas lo son mucho más. Señor, hoy venimos a pedirte que espabiles nuestro corazón para que sepa descubrir que con amor la vida se vive de verdad. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario