viernes, 17 de junio de 2016

Buenos días, 17 de junio de 2016

INCLUYE ORACIÓN POR LAS ELECCIONES
-----------------------------------
Si te caíste ayer,
levántate hoy

VIDEO

Padre Daniel Pajuelo - España
No solo es sacerdote y músico (rapero), sino que además es profesor y lleva adelante un proyecto muy innovador. Ha creado una red de capacitación para profesores de religión, en donde utiliza el video juego "Minecraft" (muy popular entre los niños y jóvenes) como un recurso para enseñar la fe.


SANTORAL

Avito,
abad († 530)

Gregorio Barbarigo, Antidio, Imerio, Gundulfo, obispos; Basilio, Inocencio, Jeremías, Félix, Peregrino, Hermias, Sabel, Ismael, Nicandro, Marciano, Montano, Valeriana, Manuel, mártires; Isauro, diácono y mártir; Avito, abad; Hipacio, Rainiero, confesores; Julián, monje; Besarión, anacoreta; Alena (Elena), santa.



REFLEXIÓN:

El único sobreviviente de un naufragio llegó a la playa de una diminuta y deshabitada isla. El oró fervientemente a Dios pidiéndole ser rescatado, y cada día escudriñaba el horizonte buscando ayuda, pero no parecía llegar.
Cansado, finalmente optó por construirse una cabaña de madera para protegerse de los elementos y almacenar sus pocas pertenencias. Un día, tras de merodear por la isla en busca de alimento, regresó a casa para encontrar su cabañita envuelta en llamas, con el humo ascendiendo hasta el cielo. Lo peor había ocurrido... lo había perdido todo.
Quedó anonadado con tristeza y rabia. "Dios: como me pudiste hacer esto a mi!" se lamentó. Temprano al día siguiente, sin embargo, fue despertado por el sonido de un barco que se acercaba a la isla. Había venido a rescatarlo. "Como supieron que estaba aquí?" preguntó el cansado hombre a sus salvadores. "Vimos su señal de humo", contestaron ellos.


ORACIÓN:



Señor Jesús, hoy voy a Ti para pedir tu amor y tu paz. Gracias por hacerme sentir vivo y que puedo enderezar mis caminos gracias a tu infinita compasión. Hoy quiero pedirte que sanes las heridas de mi corazón que me han causado mis propias faltas. No permitas que esas heridas me hagan sufrir más. Sabes que sólo no puedo hacerlo, pero con tu ayuda soy capaz de conquistar mis sueños y de hacer todo lo que he planeado. Te amo y confío que ahora mientras me preparo para esta jornada, me bendices y me haces estar listo para afrontar los retos que se me presentarán. Confío en tu poder y en tu misericordia. Amén
 
Reflexión del Papa Francisco:
 
Los fariseos critican al Señor que comió con los pecadores. Y los publicanos eran doblemente pecadores, porque eran apegados al dinero y también traidores a la patria porque cobraban los impuestos a su pueblo por cuenta de los romanos. Jesús, entonces, ve a Mateo, el publicano, y lo mira con misericordia:
 
Y aquel hombre sentado a la mesa de recaudación de impuestos. En un primer momento Jesús lo ve y este hombre siente algo de nuevo, algo que no conocía - aquella mirada de Jesús sobre él - siente un estupor dentro, siente la invitación de Jesús: "¡Sígueme! ¡Sígueme!". En aquel momento, este hombre está lleno de gozo, pero también duda un poco, porque es muy apegado al dinero. Sólo bastó un momento – que nosotros conocemos en la expresión del pintor Caravaggio: aquel hombre que miraba, pero que también con las manos, recogía el dinero - sólo un momento en el que Mateo dice si, deja todo y va con el Señor. Es el momento de la misericordia recibida y aceptada: "¡Sí, voy contigo!". Es el primer momento del encuentro, una experiencia espiritual profunda.
 
Luego viene un segundo momento: la fiesta. El Señor festeja con los pecadores, se festeja la misericordia de Dios que cambia la vida.
 
Después de estos dos momentos, el estupor del encuentro y la fiesta, viene el trabajo cotidiano, anunciar el Evangelio. Se debe alimentar este trabajo con la memoria de aquel primer encuentro, de aquella fiesta. Y esto no es un momento, esto es un tiempo: hasta el final de la vida . La memoria. ¿Memoria de qué? ¡De aquellos hechos! ¡De aquel encuentro con Jesús que me ha cambiado la vida! ¡Que tuvo misericordia! Que ha sido tan bueno conmigo y que también me ha dicho: "¡Invita a tus amigos pecadores, para que hagan fiesta!". Aquella memoria da fuerza a Mateo y a los demás para ir adelante. "¡El Señor me ha cambiado la vida! ¡He encontrado al Señor!". (Homilía en Santa Marta, 5 de julio de 2013)
 
Diálogo con Jesús
 
Señor de mi vida, tu palabra me anima y me conforta cuando afirmas que has venido a buscar a los débiles, enfermos y pecadores como yo. Los justos y los sanos parece que no te necesitan. ¡Yo sí! Tú pones tu confianza en las capacidades y en los talentos que Tú mismo depositaste en mi alma. Tú no tienes en cuenta la vida de pecado que he tenido, sino que, como a Mateo, me das una nueva oportunidad para renovarme, me lanzas tu mirada de amor invitándome a salir de toda oscuridad que tenía gobernada mis acciones. Tú eres de los que poco preguntan, pero mucho agradece, porque sabes bien que tu llamado generará los frutos de amor en amigos y familiares para, también a ellos, invitarlos al banquete de sinceridad. Mi Dios, mi Rey, mi Salvador, tu mirada y tus palabras me llenan de gozo y de esperanza, porque soy un pecador que ha arrancado de Ti un lazo de compasión. Sé que Tú nunca defraudas ni le fallas a quien confía su vida en Ti y en tus promesas, es por ello que te entrego todo de mí, ven y arranca mis miedos y déjame seguirte con amor y deseo para siempre. Cuento contigo para mi camino de conversión, que ha de ser esta Cuaresma, y que deseo que se prolongue durante toda mi vida. Te amo y confío en tu providencia. Amén
 
Propósito de hoy:
 

Rezaré y meditaré un misterio del Santo Rosario durante el día, por todos aquellos que están alejados de Jesús.
---------------------------------

ORACIÓN POR LA NUEVAS ELECCIONES

Dios Padre misericordioso, que quieres la salvación de todos los hombres, mira con amor y misericordia a tu querido pueblo español que nos preparamos a unas nuevas elecciones y deseamos construir el futuro con la verdad y los valores morales.

Que los resultados de las elecciones hagan posible un periodo sereno en el que podamos alabar y bendecir tu nombre con verdadera libertad y en paz.

Jesús, hijo de Dios, Palabra poderosa que gobiernas todo, Sabiduría eterna, te pido que tras las elecciones se asegure el derecho básico de los padres para educar a sus hijos con plena libertad.

Espíritu Santo, fuego de amor y luz limpísima que abre el entendimiento, danos la sabiduría y la claridad a todos aquellos que estamos llamados a votar: ilumínanos para ejercer nuestro derecho-deber  de una forma consciente y bien informada; con rectitud, mirando por el bien común, el progreso y la justicia.

Que nuestros gobernantes sepan tomar las decisiones necesarias para que la situación económica de nuestro país mejore, y todos nuestros conciudadanos puedan así disponer del bienestar material que necesitan para vivir dignamente.

Trinidad Santa, ayuda a tus hijos de España a dar un verdadero testimonio cristiano en todas las circunstancias de su vida. Que seamos sembradores de paz, de unidad y de alegría allá donde estemos, buscando el bien material y espiritual de todas las personas que se crucen en nuestro camino.

 Bendice a nuestro pueblo y haz que iniciemos una nueva etapa preocupándonos por regenerar nuestra Patria desde el estado de derecho; promoviendo los valores cívicos, morales y religiosos; la democracia y participación de todos y buscando el bien común especialmente con los más pobres y necesitados.

Virgen Inmaculada, nuestra patrona, cuida de tus hijos de España, para que por la misericordia de Dios siempre nos mantengamos bajo tu manto maternal.

Apóstol Santiago, ruega a Dios por España y por los españoles. Alcánzanos del Señor de la historia que el resultado de las elecciones no dificulte nuestra misión de ser testigos alegres del Evangelio, a la que nos llama el Santo Padre.

INVOCACIÓN A SANTOS/AS ESPAÑOLES

Santa Eulalia de Mérida, ruega por España
San Isidro, ruega por España
San Millán, ruega por España
San Fernando, ruega por España
San Vicente Ferrer, ruega por España
Santo Domingo de Guzmán, ruega por España
Santa Teresa de Jesús, ruega por España
San Juan de la Cruz, ruega por España
San Ignacio de Loyola, ruega por España
San Francisco Javier, ruega por España
San José De Calasanz, ruega por España
San Junípero Serra, ruega por España
San Antonio María Claret, ruega por España
Santa Ángela de la Cruz, ruega por España
San Josemaría Escrivá, ruega por España
Santa Vicenta María, ruega por España
Beato Ceferino Giménez, ruega por España.
Beata Eusebia Palomino, ruega por España.
Todos los santos y santas de España, rogad por una España inclusiva y no excluyente..




-----------------------------------------------
ESPECIAL BUENOS DÍAS
----------------------------------------------

Seis consejos para que no te aburras en misa



Tabla de contenido

  1. Mientras te trasladas de casa a la Iglesia «prepara tu corazón». 
  2. Sé puntual y colócate en un sitio próximo al altar. 
  3. Al entrar en la Iglesia recoge, si las hay, las hojas o libro de cantos. 
  4. Presta atención a las lecturas y a la predicación del sacerdote. 
  5. Tras haber participado en la Eucaristía, en la comunión, aprovecha los instantes de silencio que se te ofrecen para hablar con el Señor, para darle gracias, para pedir fuerzas y programar la semana que vas a comenzar. 
  6. Por fin, márcate un pequeño compromiso para la semana próxima. Intenta, desde él, ser más fiel a Jesucristo. 

1. Mientras te trasladas de casa a la Iglesia «prepara tu corazón».


Piensa: «Voy a encontrarme con el Señor y con un grupo de hermanos en la fe; voy a escuchar a Jesús que hoy quiere decirme algo». Pregúntate: «¿De qué le voy a dar gracias a Dios? ¿Qué llevo en mis manos para presentarle hoy?».

2. Sé puntual y colócate en un sitio próximo al altar.

No te sitúes en la parte de atrás, o en los últimos bancos del templo. Te distraerá la gente que llega tarde. Además, una comunidad dispersa, en la que cada uno se sienta donde le apetece, no hace visible la unidad de todos en la fe y en el amor.

3. Al entrar en la Iglesia recoge, si las hay, las hojas o libro de cantos.

Luego, participa también cantando. Si no conoces los cantos, lee el texto. Te unirá a la comunidad.

4. Presta atención a las lecturas y a la predicación del sacerdote.

Te encontrarás, sin la menor duda, y a menudo, con que el sacerdote no es un buen orador o que dice cosas sin sustancia. No te importe. No lo juzgues. Con toda certeza, Jesús te quiere decir algo a través de él y hasta te sorprenderá en más de una ocasión. Frecuentemente Dios dice grandes cosas a través de malos predicadores.

5. Tras haber participado en la Eucaristía, en la comunión, aprovecha los instantes de silencio que se te ofrecen para hablar con el Señor, para darle gracias, para pedir fuerzas y programar la semana que vas a comenzar.

6. Por fin, márcate un pequeño compromiso para la semana próxima. Intenta, desde él, ser más fiel a Jesucristo.

Como ves, son consejos sencillos y al alcance del entendimiento de cualquiera. Experimenta alguno de ellos. Cambiará radicalmente tu situación.
Es una fórmula que te ayudará a vivir plenamente cada Eucaristía del domingo, sea como sea tu parroquia, se celebre como se celebre la Eucaristía a la que asistes, sea como sea la homilía del sacerdote. Tiene la garantía de quienes la pusieron en práctica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario