martes, 17 de mayo de 2016

Buenos días, 17 de mayo de 2016. San Pascual


 
¿Te sientes frágil o triste?
N
O​
 te compadezcas, haz algo alegre
 
VIDEO
 
 
 
 
SANTORAL
 
Pascual Bailón,
confesor (1540-1592)
Teodomaro, confesores; Heraclio (Eradio), Pablo, Aquilina, Basilisa, Víctor, Adrión, Basila, Solocón, Panfermero, Panfilón, Minerco, Artemio, Galcoro, mártires; Celestino, Bruno, obispos; Restituta, virgen y mártir; Montano, eremita; Framequilda, viuda; Andrónico y Junias, discípulos del Señor; Pedro Liu, catequista laico mártir de China.
 

 
 
REFLEXIÓN:
 
Para mi esposo
 
Que orgullosa me haces sentir de verte siendo un maravilloso ejemplo para esta familia, te amo mucho y crece aún más ese amor con este tipo de vivencias, se ha abierto un mundo increíble de servicio antes nuestros ojos como familia. Verte activo, colaborador y con esa actitud de servicio hacen que vea a Dios en ti y definitivamente un camino juntos a la santidad.
 
Decidí hoy empezar a escribirte estas palabras, no sé cuándo te daré la carta para que las leas (esto se me hace más fácil que decírtelo), pero no quiero dejar pasar por alto ni un detalle de todos los maravillosos actos que te veo realizar con tanta dedicación.
 
Por tu propia cuenta e iniciativa has lavado baños con la determinación firme de que queden como un quirófano (por cierto estaban en un estado terrible), te vi participar en la misa dominical, en la parroquia, has estado dispuesto a colaborar con todo y siempre con la disposición de: ¿en qué más puedo ayudar?
 
Te hago bromasSI DESEAS SABER LA HISTORIA Y ETIMOLOGIA DE TU NOMBRE COMUNÍCAMELO
 
DE QUE TEMAS RELIGIOSOS TE GUSTARIA SABER MAS
COMUNÍCAMELO molestándote por todo.
 
Anoche no dormiste casi nada porque estuviste con malestar estomacal, saliste a trabajar sin desayunar y sin embargo nunca mermó tu alegría ni tu disponibilidad.
 
La experiencia de juntos barrer toda la iglesia fue extremadamente agotadora creímos que no lo lograríamos, luego de las ampollas en las manos y el cansancio sentimos juntos la felicidad del deber cumplido.
 
Fuimos escogidos para el lavatorio de pies como esposos, fui escogida y por ti y tú por mí, no podría ser más perfecto, me sentía indigna de tal honor y con mucha vergüenza, pero sin duda estar a tu lado lo hizo todo más fácil … Así lo es todo, más fácil siempre a tu lado.
 
Definitivamente hemos crecido en fe y humildad, el ejemplo dado a nuestros hijos es invaluable, y la forma en que ellos encajaron en este apostolado solo puede ser obra de Dios.
 
Amor, recuerda siempre que comulgar juntos es una de las mejores experiencias que tenemos como matrimonio.
 
Sé que describir todo esto puede ser redundar; pero la verdad que verte así hace sin duda que me enamore más de ti. Somos una familia normal muy común.
 
Eres mi orgullo esposo mío.
 
Te amo,
 
ORACIÓN:
 
Ven Espíritu Creador e infunde en nosotros la fuerza y el aliento de Jesús. Sin tu impulso y tu gracia, no acertaremos a creer en él; no nos atreveremos a seguir sus pasos; la Iglesia no se renovará; nuestra esperanza se apagará. ¡Ven y contágianos el aliento vital de Jesús!
 
Ven Espíritu Santo y recuérdanos las palabras buenas que decía Jesús. Sin tu luz y tu testimonio sobre él, iremos olvidando el rostro bueno de Dios; el Evangelio se convertirá en letra muerta; la Iglesia no podrá anunciar ninguna noticia buena. ¡Ven y enséñanos a escuchar sólo a Jesús!
 
Ven Espíritu de la Verdad y haznos caminar en la verdad de Jesús. Sin tu luz y tu guía, nunca nos liberaremos de nuestros errores y mentiras; nada nuevo y verdadero nacerá entre nosotros; seremos como ciegos que pretenden guiar a otros ciegos. ¡Ven y conviértenos en discípulos y testigos de Jesús!
 
Ven Espíritu del Padre y enséñanos a gritar a Dios “Abba” como lo hacía Jesús. Sin tu calor y tu alegría, viviremos como huérfanos que han perdido a su Padre; invocaremos a Dios con los labios, pero no con el corazón; nuestras plegarias serán palabras vacías. ¡Ven y enséñanos a orar con las palabras y el corazón de Jesús!
Ven Espíritu Bueno y conviértenos al proyecto del “reino de Dios” inaugurado por Jesús. Sin tu fuerza renovadora, nadie convertirá nuestro corazón cansado; no tendremos audacia para construir un mundo más humano, según los deseos de Dios; en tu Iglesia los últimos nunca serán los primeros; y nosotros seguiremos adormecidos en nuestra religión burguesa. ¡Ven y haznos colaboradores del proyecto de Jesús!
 
Ven Espíritu de Amor y enséñanos a amarnos unos a otros con el amor con que Jesús amaba. Sin tu presencia viva entre nosotros, la comunión de la Iglesia se resquebrajará; la jerarquía y el pueblo se irán distanciando siempre más; crecerán las divisiones, se apagará el diálogo y aumentará la intolerancia. ¡Ven y aviva en nuestro corazón y nuestras manos el amor fraterno que nos hace parecernos a Jesús!
 
Ven Espíritu Liberador y recuérdanos que para ser libres nos liberó Cristo y no para dejarnos oprimir de nuevo por la esclavitud. Sin tu fuerza y tu verdad, nuestro seguimiento gozoso a Jesús se convertirá en moral de esclavos; no conoceremos el amor que da vida, sino nuestros egoísmos que la matan; se apagará en nosotros la libertad que hace crecer a los hijos e hijas de Dios y seremos, una y otra vez, víctimas de miedos, cobardías y fanatismos. ¡Ven Espíritu Santo y contágianos la libertad de Jesús!
 
 
 



No hay comentarios:

Publicar un comentario