viernes, 26 de febrero de 2016

Buenos días, 26 de febrero de 2016. San Alejandro


Envejecer es como escalar una gran montaña:
mientras se sube las fuerzas disminuyen,
pero la mirada es más libre, la vista más amplia y serena.
Ingmar Bergman
 
 
VIDEO
 
 
 
SANTORAL
 
Alejandro,
patriarca de Alejandría, confesor (c. a. 250-326)
 
Néstor, Félix, Fortunato, Diodoro, Papías, Claudiano, mártires; Alejandro, patriarca; Andrés, Flavino, Faustino, Porfirio, Auspicio, Dionisio, obispos; Agrícola, Arnoldo, Víctor, confesores; Matilde, abadesa; beata Paula Montal, fundadora. RR. Hijas de María Escolapias.
 

 
REFLEXIÓN:
 
La máscara
 
Cada vez que me pongo una máscara para tapar mi realidad, fingiendo ser lo que no soy, lo hago para atraer a la gente.
 
Luego descubro que sólo atraigo a otros enmascarados, alejando a los demás, debido a un estorbo: la máscara.
 
Uso la máscara para evitar que la gente vea mis debilidades; luego descubro que al no ver mi humanidad, los demás no me quieren por lo que soy, sino por la máscara.
 
Uso una máscara para preservar mis amistades; luego descubro que si pierdo un amigo por haber sido auténtico, realmente no era amigo mío, sino de la máscara.
 
Me pongo una máscara para evitar ofender a alguien y ser diplomático; luego descubro que aquello que más ofende a las personas con las que quiero intimidar, es la máscara.
Me pongo una máscara, convencido de que es lo mejor que puedo hacer para ser amado. Luego descubro la triste paradoja: lo que más deseo lograr con mis máscaras, es precisamente lo que impido con ellas.
 
 GILBERT BRENSON
 
 
ORACIÓN:
 
Reflexión del Papa Francisco

No podemos pensar en la vida cristiana fuera de este camino. Existe siempre este camino que Él hizo primero: el camino de la humildad, también el camino de la humillación a sí mismo, para luego resurgir. Este es el camino. El estilo cristiano, sin cruz no es cristiano, y si la cruz es una cruz sin Jesús, no es cristiana. El estilo cristiano toma la cruz con Jesús y va adelante. No sin cruz, no sin Jesús.
 
Jesús dio el ejemplo y, siendo Dios, se humilló a sí mismo, se hizo siervo por todos nosotros.
 
Y este estilo nos salvará, nos dará alegría y nos hará fecundos, porque este camino de humillarse a sí mismo es para dar vida, está en contra del camino del egoísmo, de ser apegado a todos los bienes sólo para mí … Este camino está abierto a los demás, porque aquel camino que ha hecho Jesús, de humillación, aquel camino ha sido hecho para dar vida. El estilo cristiano es precisamente este estilo de humildad, de docilidad, de mansedumbre.
 
Quien quiera salvar la propia vida, la perderá – repite Jesús – porque si el grano no muere, no puede dar fruto. Y esto, con alegría, porque la alegría nos la da Él mismo.
Seguir a Jesús es alegría, pero seguir a Jesús con el estilo de Jesús, no con el estilo del mundo. Seguir el estilo cristiano significa recorrer el camino del Señor, cada uno como  pueda, para dar vida a los demás, no para dar vida a sí mismo. Es el espíritu de la generosidad. Nuestro egoísmo nos empuja a querer parecer importantes ante los demás. En cambio, el libro de la Imitación de Cristo nos da un consejo bellísimo: "Ama no ser conocido y ser juzgado como nada". Es la humildad cristiana, aquello que Jesús fue el primero en practicar. 
 
Y esta es nuestra alegría, y esta es nuestra fecundidad: ir con Jesús. Otras alegrías no son fecundas; sólo piensan – como dice el Señor – en ganar el mundo entero, pero al final pierden y arruinan la vida.
 
Al inicio de la Cuaresma pidamos al Señor que nos enseñe un poco este estilo cristiano de servicio, de alegría, de humillación de nosotros mismos y de fecundidad con Él, como Él la quiere. (Homilía en Santa Marta, 06 de Marzo de 2014)
 
Diálogo con Jesús

Mi Dios, mi Salvador, Tú eres mi amigo incondicional, te doy gracias por mostrarme tu poder a lo largo de toda mi vida y enseñarme que contigo todo es posible, toda situación difícil puede ser superada, todo desafío puede ser logrado.
 
Tengo fijado un plan para esta Cuaresma, y espero en que con tu gracia y tu ayuda pueda cumplirlo, porque es un plan que quiero realizar en toda mi vida: amarte y seguirte, negándome a mis egoísmos, a mis vanidades y apegos, a mi limitada razón que siempre busca una forma de "lógica" de explicar los milagros que a diario me regalas. Libérame de toda circunstancia que trate de separarme de tu amor y de tu amistad.
 
Quiero cargar con alegría las cruces que vivo porque sé que mediante ellas Tú irás transformando mi corazón. Mi Señor, te seguiré por este desierto aunque todo me cueste, puede que sean duras las pruebas que tenga que soportar, pero con tu fuerza y los dones que has sembrado en mí, podré salir triunfante en estas nuevas batallas y así romper con todo lo que me ata a un mundo gris y sin sentido.
 
Cuento con tu compañía y con el poder misericordioso de tu Cruz que todo lo transforma, que todo lo vuelve amor.
 
Te amo y confío en Ti. Amén
 
Propósito para hoy:

Leer y reflexionar sobre un pasaje del Evangelio que haga referencia a la Pasión de Jesús, para conocer más de su humildad. (Sugerencia: Lucas 22,39-46)
 
Reflexionemos juntos esta frase:

"No perdamos nunca la esperanza. Dios nos colma con su gracia si la pedimos con perseverancia" (Papa Francisco)
 
 ----------------------------------------------
ESPECIAL BUENOS DÍAS
---------------------------------------------

Morgan Freeman: “Me alejé de Dios a los 13 años ahora vuelvo a buscarlo”



El actor y director afroamericano en televisión con “The Story of God”

Tabla de contenido


En primavera, el actor y director afroamericano Morgan Freeman volverá a la televisión – en el canal National Geographic – con la conducción de “The Story of God with Morgan Freeman”, un viaje en busca de la fe religiosa y la devoción.

El misterio de lo divino

La serie, producida por el mismo Freeman (78 años), debutará en abril en un estreno mundial en 171 países y en 45 idiomas distintos. “La historia de Dios enfrenta uno de los más grandes misterios de la humanidad – declaró el actor -. Para mí se trata de una búsqueda personal para comprender al divino y me siento honrado de tener la posibilidad de acompañar a los espectadores a lo largo de este increíble viaje”. (funweek.it, 19 enero).

Dios es insondable

Según Freeman, de hecho, “Dios es insondable. Pero el divino está en todos nosotros. En la serie de NatGeo más que buscar a Dios buscamos descubrir de qué manera las diversas culturas responden a las grandes preguntas: de dónde venimos, a dónde vamos, qué hay después de la muerte” (Repubblica.it, 17 enero).

El descubrimiento de los lugares místicos

En cada episodio, de hecho, Freeman se concentrará en grandes temas, de la resurrección a los milagros, recorrer el mundo descubriendo los lugares más místicos del planeta (el Muro de las Lamentaciones de Jerusalén, el árbol de Bodhi en India, el Vaticano, los templos Maya y la gran iglesia de Lakewood en Texas), acompañado de técnicos y expertos. Y no faltarán los experimentos científicos, a los que se someterá el mismo Freeman en primera persona.

“Un caos fascinante”

“Para muchos Dios es la respuesta, para mí es la pregunta – sentencia Freeman -. La religión y la ciencia no se excluyen. La ciencia y la religión pueden coexistir”. El actor dice haber intentado buscar al divino cuando era muy joven. “Sí, pero la búsqueda comenzó y terminó a los 13 años. Iba a la iglesia bautista el domingo, como todos los negros de Mississippi, sobretodo porque las misas bautistas son divertidas: coros, música, sermones gritados, fieles que se desmayan…Un caos fascinante”.

“Pienso que soy Dios”

Seguramente sus palabras están mucho más calibradas que las usadas hace algún tiempo, cuando fue interrogado por un periodista sobre grandes cuestiones existenciales (había apenas salido al aire su programa Science Show), Freeman – sin dudar – declaró que según él, el hombre había inventado a Dios, por lo tanto “si creo en Dios, y de hecho creo, es sólo porque pienso que soy Dios”.

 


No hay comentarios:

Publicar un comentario