miércoles, 20 de enero de 2016

Buenos días, 20 de enero de 2016. San Fructuoso


¡Cómo es difícil muchas veces perdonar!
Y, sin embargo, el perdón es el instrumento puesto en nuestras frágiles manos para alcanzar la serenidad del corazón.
Dejar caer el rencor, la rabia, la violencia y la venganza son condiciones necesarias para vivir felices”.
Mensaje del papa Francisco para la XXXI Jornada Mundial de la Juventud 2016.
 
 

BD VIDEO

 
David Bowie hizo numerosas declaraciones anticristianas, aunque parece que en los últimos años de su vida, concluida este 10 de enero recién cumplidos los 69 años, concedió algún papel a Dios. Sea como fuere, el 20 de abril de 1992, durante su participación en el concierto homenaje a Freddy Mercury celebrado en el estado de Wembley de Londres, el cantante inglés quiso ofrecer, rodilla en tierra, un Padre Nuestro por él y por otras personas queridas.
 

 
SANTORAL
 
Fructuoso,
obispo de Tarragona y mártir († 259)
Fructuoso de Tarragona, obispo y mártir, y sus diáconos Eulogio y Augurio, mártires; Fabián y Sebastián, Neófito, Eusebio, Eutiquio y Basílides, mártires; Mauro, Desiderio, obispos; Eutimio, Fequino, abades; Eusebio, ermitaño; Pedro el Telonario, confesor.
 

 
 
REFLEXIÓN:
 
SIN PREJUICIOS
 
Sucedió que un presidiario de Darlington, Inglaterra, que acababa de ser puesto en libertad, se cruzó con el alcalde John Morel en la calle. El hombre había pasado tres largos años en la cárcel por malversación de fondos y estaba sumamente susceptible por el ostracismo social que esperaba recibir por parte de la gente de su pueblo.
 
"¿Qué tal?", lo saludó el alcalde alegremente. "¡Qué gusto verlo! ¿Cómo le va?" El hombre parecía sentirse incómodo y la conversación terminó abruptamente.
 
Años más tarde, por lo visto el alcalde Morel y el ex presidiario volvieron a encontrarse por casualidad en otro pueblo, y este último le dijo:
 
"Quiero agradecerle lo que hizo por mí cuando salí de la cárcel".
 
"¿Y qué fue lo que hice?", preguntó el alcalde.
 
"Fue muy amable conmigo y eso transformó mi vida", respondió agradecido el hombre.
 
MORALEJA: más se consigue con miel que con hiel. Se en todo momento tu mismo.
 
 
ORACIÓN:

Reflexión del Papa Francisco
 
Jesús se presenta públicamente como alguien que lucha contra la enfermedad y que vino para sanar al hombre de todo mal: el mal del espíritu y el mal del cuerpo. Es de verdad conmovedora la escena evangélica a la que acaba de hacer referencia el Evangelio de san Marcos. Dice así: "Al atardecer, cuando se puso el sol, le llevaron todos los enfermos y endemoniados"
 
Si pienso en las grandes ciudades contemporáneas, me pregunto dónde están las puertas ante las cuales llevar a los enfermos para que sean curados. Jesús nunca se negó a curarlos. Nunca siguió de largo, nunca giró la cara hacia otro lado. Y cuando un padre o una madre, o incluso sencillamente personas amigas le llevaban un enfermo para que lo tocase y lo curase, no se entretenía con otras cosas; la curación estaba antes que la ley, incluso una tan sagrada como el descanso del sábado. Los doctores de la ley regañaban a Jesús porque curaba el día sábado, hacía el bien en sábado. Pero el amor de Jesús era dar la salud, hacer el bien: y esto va siempre en primer lugar.
 
Jesús manda a los discípulos a realizar su misma obra y les da el poder de curar, o sea de acercarse a los enfermos y hacerse cargo de ellos completamente.
 
[...] He aquí la gloria de Dios. He aquí la tarea de la Iglesia. Ayudar a los enfermos, no quedarse en habladurías, ayudar siempre, consolar, aliviar, estar cerca de los enfermos; esta es la tarea.
 
La Iglesia invita a la oración continua por los propios seres queridos afectados por el mal. La oración por los enfermos no debe faltar nunca. Es más, debemos rezar aún más, tanto personalmente como en comunidad...
 
[...] Ante la enfermedad, incluso en la familia surgen dificultades, a causa de la debilidad humana. Pero, en general, el tiempo de la enfermedad hace crecer la fuerza de los vínculos familiares.
 
Pienso cuán importante es educar a los hijos desde pequeños en la solidaridad en el momento de la enfermedad. Una educación que deja de lado la sensibilidad por la enfermedad humana, aridece el corazón. Y hace que los jóvenes estén «anestesiados» respecto al sufrimiento de los demás, incapaces de confrontarse con el sufrimiento y vivir la experiencia del límite. Cuántas veces vemos llegar al trabajo a un hombre, una mujer, con cara de cansancio, con una actitud cansada y al preguntarle: «¿Qué sucede?», responde: «He dormido sólo dos horas porque en casa hacemos turnos para estar cerca del niño, de la niña, del enfermo, del abuelo, de la abuela». Y la jornada continúa con el trabajo. Estas cosas son heroicas, son la heroicidad de las familias. Esas heroicidades ocultas que se hacen con ternura y con valentía cuando en casa hay alguien enfermo.(Catequesis, Audiencia General, 10 de junio de 2015)
 
Diálogo con Jesús
 
Mi Señor, creo en el poder de tu Palabra, en la gratuidad de tu amor y en tu compasión que no conoce límites.
 
Ven a mi vida y trabaja en mi alma, expulsa de ella todo mal para que con tu poder pueda yo también sanar la vida de los demás.
 
Ayúdame a vivir en la gracia de tu cercanía, a experimentar la alegría de tu perdón y de tu sanación, a saber corresponderte con un corazón humilde y generoso.
 
Tú no temes acercarte a los males, angustias y dolencias que me quejan, por el contrario, te acercas a mis heridas, tocas mi dolor, sientes compasión, me abres torrentes de misericordia y me das la sanación.
 
Ven y llévate toda tiniebla que empaña las obras que quiero darte, abre mis ojos a la verdad y justicia con la vienes a reinar a mi vida. Hazme entender que cada dolor y enfermedad, me deja una gracia que debo aprender a cultivar.
 
Ayúdame a ser como Tú, ayúdame a tener la valentía de acercarme al que sufre, al que vive en medio del dolor y el sufrimiento y a todos los que, por causa de una vida sin Ti, han caído en el abandono y la desesperación, para que, por medio de tu amor, pueda yo llevarlos a sanar sus heridas, a hacerles saber que Tú eres un Dios cercano, un Dios que toca y consuela, el Médico de médicos, el que todo lo restaura. Amén
 
Propósito para hoy
 
Ofreceré una de las comidas del día por la salud de los enfermos y por todos aquellos quienes a diario los atienden con amor y alegría
 
Reflexionemos juntos esta frase:
 
"Un cristiano nunca puede ser aburrido o triste. Quien ama a Cristo es una persona llena de alegría, y que irradia alegría" (Papa Francisco)
 
 


12 hábitos para ser más productivos Cómo tener más tiempo
¿Te vas a la cama por la noche cansadísimo por las múltiples cosas hechas, pero con la sensación de no haber hecho gran cosa?

Si el tiempo es el mismo para todos, ¿por qué existen personas que hacen muchas más cosas que yo? ¿Quién de nosotros no se ha hecho esta pregunta?

La respuesta está en los hábitos de las personas, hábitos que las hacen más o menos productivas.

¿Te vas a la cama por la noche cansadísimo por las múltiples cosas hechas, pero con la sensación de no haber hecho gran cosa?

Debo decirte que las 12 sugerencias que propongo no son magia, deben volverse hábitos en tu vida, y por eso los debes ejercitar. Sugiero que escojas uno a la semana y lo desarrolles como hábito, arráigalo en tu cotidianidad.

  1. Ten un propósito claro

Para cualquier actividad, debes preguntarte: “¿A dónde voy con esto?”.
  1. Ten una agenda

De papel, electrónica u on line. No importa el formato, sino el uso que se hace de ella. Ten el hábito de escribir tus actividades, incluso las menos importantes.
  1. Enumera tus tareas

Enumera tus tareas por similitud, por ejemplo; cosas que hacer fuera de casa, actividades domésticas, actividad en la computadora…
  1. Conócete

Debes conocerte bien para aprovechar mejor tu tiempo: saber a qué hora eres más productivo, y a qué hora estás más concentrado, a qué hora te da más sueño,… de esta manera podrás escoger el horario mejor para cada actividad.
  1. 80/20

El principio de Pareto 80/20 afirma que el 80% de los resultados derivan del 20% de las causas. Eso quiere decir que al identificar y trabajar en el 20% de las causas recogerás el 80% de los resultados. En la práctica, identifica la actividad que puedes delegar.
  1. To do” o cosas que hacer

Haz una lista de lo que tienes que hacer. Hazla al inicio del día o al final para planear el día siguiente. Después de haber escrito tu lista, divídela en turnos: mañana, tarde o noche.
  1. 20% libre

De todo tu tiempo, mantén libre el 20% para dejar espacio a los imprevistos.
  1. “Ladrones”

Identifica qué te roba tiempo. ¿Cuáles son las actividades que no te llevan a ningún lado?
  1. Reuniones

Antes de establecer una reunión, pregúntate: “¿Esta reunión es importante? ¿Es necesario que participe?”. Si las respuestas son afirmativas, intenta que las reuniones tengan programación, orden, decisión, compromiso y resultados.
  1. Planear

Planear a nivel escrito. La planeación mental tiene el 80% de posibilidad de fracasar.
  1. Límites

Debes tener límites temporales: debes dar y pedir plazos.
  1. Equilibrio

Busca el equilibrio de tus actividades, la vida no es sólo trabajo. Sé protagonista de tu vida.
El mejor uso de tu tiempo está en la intersección entre conocimiento de uno mismo, actitud y propósito.

Y NO TE OLVIDES DE DIOS… CONCÉDETE UN MOMENTO PARA ÉL, PARA TI

 




-- 

No hay comentarios:

Publicar un comentario