jueves, 10 de diciembre de 2015

Buenos días, 10 de diciembre de 2015. Virgen del Loreto Patrona del Ejército del aire y de los pilotos


Podemos vivir el día como una víctima o como una persona responsable.
Hemos de dejar de ver problemas y comprometernos a ver oportunidades”.
 

 
BD VIDEO
 
 
 

 
SANTORAL
 
Nuestra Señora de Loreto
 
PATRONA DEL EJERCITO DEL AIRE Y DE LOS PILOTOS
 
La Traslación de la Santa Casa de Loreto
 
Eulalia de Mérida, virgen y mártir (c. a. 300)
Julia, vírgenes; Melquiades (Melciades), Gregorio III, papa; Carpóforo, presbítero y mártir; Abundio, diácono y mártir; Menas, Hermógenes, Eugrafo, Mercurio, Gemelo, mártires; Sindulfo, Diosdado, obispos.

 
REFLEXIÓN:
 
La ESPERANZA busca lo bueno de las personas, en vez de hurgar en lo peor de ellas.
 
La ESPERANZA abre las puertas que cierra la desesperación.
 
La ESPERANZA descubre lo que se puede hacer, en vez de lamentar lo que no se puede hacer.
 
La ESPERANZA obtiene su fuerza de una profunda confianza en Dios y en la bondad fundamental de la humanidad.
 
La ESPERANZA "enciende una vela" en vez de "maldecir la oscuridad."
 
La ESPERANZA considera los problemas, grandes o pequeños, como oportunidades.
 
La ESPERANZA no alberga ilusiones, ni tampoco se rinde al escepticismo.
 
 
ORACIÓN:

Reflexión del Papa Francisco
 
Cuando el Señor viene a nuestra vida, cuando pasa por nuestro corazón, siempre te dice una palabra y también esta promesa: "¡Ve adelante... ánimo, no temas, porque tú harás esto!". Es una invitación a la misión, una invitación a seguirlo a Él. Y cuando sentimos este segundo momento, vemos que hay algo en nuestra vida que no va, que debemos corregir y lo dejamos, con generosidad. O incluso si hay en nuestra vida algo bueno, pero el Señor nos inspira a dejarlo, para seguirlo más de cerca, como ha sucedido aquí: estos han dejado todo, dice el Evangelio. "Y arrastradas las barcas a la tierra, dejaron todo: ¡barcas, redes, todo! Y lo siguieron"
 
Sin embargo, Jesús no pide que se deje todo por un fin que permanece oscuro a quien ha elegido seguirlo. Al contrario, el objetivo es declarado inmediatamente y es un objetivo dinámico, Jesús jamás dice «¡Sígueme!», sin decir la misión. ¡No! "Sígueme y yo te haré esto". "Sígueme, para esto". "Si tú quieres ser perfecto, deja y sigue para ser perfecto". Siempre la misión.
 
Nosotros vamos por el camino de Jesús para hacer algo. No es un espectáculo ir por el camino de Jesús. Vamos detrás de Él, para hacer algo, es la misión.
 
Promesa, petición, misión. Estos tres momentos no tienen que ver sólo con la vida activa, sino también con la oración. Mientras tanto una oración sin una palabra de Jesús y sin confianza, sin promesa, no es una buena oración.
 
Segundo, es bueno pedir a Cristo estar listos a dejar algo y esto predispone al tercer momento, porque no hay oración en la que Jesús no inspire algo que hacer. 
 
Es una verdadera oración cristiana sentir al Señor con su Palabra de consuelo, de paz y de promesa; tener el valor de despojarnos de algo que nos impide ir rápidamente en su seguimiento y tomar la misión. Esto no quiere decir que después no haya tentaciones. ¡Habrá tantas! Pero, mira, Pedro pecó gravemente, renegando a Jesús, pero después el Señor lo perdonó. Santiago y Juan... pecaron de afán de hacer carrera, queriendo ir más alto, pero el Señor los perdonó”. (Homilía en Santa Marta, 5 de septiembre de 2013)
 
Diálogo con Jesús

Señor mío Jesucristo, gracias de todo corazón por hacerme parte de las maravillas de tu Reino y por permitirme que pueda seguirte aun sabiendo lo débil que soy. Haz que siempre pueda escuchar tu voz, tu llamado, dejar las ataduras y ponerme en camino hacia la fuente del amor y de la eterna alegría que brinda tu presencia. Cuando Tú llamas, no defraudas, porque tu amor es puro y tus promesas son fieles; en cambio yo, miserable pecador, estoy cargado de errores y fallas, suelo caer en muchas ocasiones; pero Tú siempre estás allí, confías en mí y me capacitas para salir adelante, porque aún en mi debilidad, Tú me sostienes con tu mano poderosa y me muestras caminos de bendición e iluminas mi mente para encontrar solución a cada uno de mis problemas. Ven Señor mío, ven con tu Palabra de poder, con tu llamado de amor, a sanar las heridas de mi corazón para que yo pueda seguirte con firmeza y con el deseo renovado de dar la batalla y cumplir con el propósito de vida que tienes para mí. Amén  
 
Propósito para hoy
 
Trazaré un plan de santificación para este Tiempo de Adviento que incluya: Lectura de la Biblia, Oración y ayuda a los necesitados
 
Reflexionemos juntos esta frase: 

"Todos somos pecadores. Dejémonos transformar por la misericordia de Dios" (Papa Francisco)
 
 -------------------------------------------
ESPECIAL BUENOS DÍAS
-------------------------------------------




El 90% de los embriones diagnosticados en España con síndrome Down son abortados


El descubridor de la trisomía está en proceso de canonización
En Francia se llega al 96%. Para demostrar que estas personas benefician a la sociedad, se acaba de constituir la Fundación Jérôme Lejeune

La Fundación Jérôme Lejeune acaba de presentarse en España. En Francia y Estados Unidos, las delegaciones llevan varios años trabajando por el desarrollo de las personas con síndrome de Down. Esta organización nace con vocación de demostrar –más allá de sensibilizar- que estas personas son un bien para la sociedad. En breve publicarán un manual sobre el diagnóstico pre-natal.

Esta Fundación no tiene un fin utilitarista, pero dada la poca formación que existe en la sociedad moderna acerca de las personas con síndrome de Down, a quienes se les considera una carga en lugar de ver sus virtudes, la entidad se centrará este primer año en dar formación e información sobre las aportaciones de estas personas a la sociedad de bienestar.

Su alegría, ternura, constancia y tesón en su trabajo, su generosidad y capacidad de ver la verdad, son virtudes destacadas en estas personas, vividas con más intensidad que cualquiera de nosotros”, asegura a Religión Confidencial Mónica López Barahona, presidenta de la Fundación en España.

Durante el acto de presentación, esta Fundación arrojó datos preocupantes: el año pasado solo nacieron 65 niños Down en España, de los aproximadamente 600 prescritos en las ecografías rutinarias.

“Los datos hablan por sí solos. La Fundación no pretende emitir juicios de valor, sino informar, sobre todo a los jóvenes, que estas personas, lejos de ser una carga, suponen una contribución valiosísima a la sociedad”, apunta a este confidencial el director de la Fundación, Pablo Siegrist. El ex diputado del PP, Jaime Mayor Oreja, presidente de la Fundación Valores y Sociedad, forma parte del Consejo Asesor de la Fundación.

En España se impartía, desde hace varios años, el Máster de bioética de la cátedra Jérôme Lejeune. Editaron un manual de bioética para jóvenes en el año 2012, manual que ha incorporado como libro de texto, un buen número de colegios y entidades educativas. Con este manual, se ha ofrecido una información y formación distinta a las teorías impulsadas por la llamada ideología de género.

“Ahora ponemos en marcha la Fundación para realizar más investigación, más formación, publicaciones, y ayudar a las familias”, señala López Barahona. La organización pretende también servir de apoyo y referencia de todas las asociaciones que ayudan a las personas con síndrome de Down en España, para ofrecerles argumentos que defiendan sus derechos. “Investigar para mejorar su vida, pero como nos dijo un padre de un niño Down, sin que dejen de ser lo que son”, apunta la presidenta de esta Fundación.

Esta entidad está inspirada en principios personalistas, no es confesional pero está en sintonía con el Magisterio de la Iglesia. De hecho, el genetista Jérôme Lejeune está en proceso de canonización. Descubrió a los 32 años la causa de este síndrome, la trisomía 21. Se esperaba que recibiera el Premio Nobel por su descubrimiento, pero en 1970 se opuso firmemente al proyecto de ley del aborto en Francia, jugándose este premio que finalmente no recibió.

Fuente: Religión Confiencial

No hay comentarios:

Publicar un comentario