lunes, 23 de noviembre de 2015

Buenos días, 23 de noviembre de 2015. San Clemente



Soy mayor y he conocido 

innumerables desdichas

 pero la mayoría de ellas 

nunca sucedieron”
Mark Twain




VIDEO

Esta filmación (sin sonido) se realizó el 6 de agosto de 1966. El oficiante es el capitán Michael Quaely, capellán castrense de la 1ª División de Infantería. El vídeo no es sólo una curiosidad histórica, en cualquier caso muy interesante: el rito de la misa, la actitud de los soldados, las armas cercanas por si acaso, la interrupción de la homilía por el despegue de un helicóptero, la caja metalizada de rosarios que lleva el sacerdote, la apresurada pero discreta confesión de los hombres antes de la celebración (aunque está en los últimos minutos de grabación), etc. Es, sobre todo, la ocasión de conocer al oficiante, quien murió heroicamente en combate tres meses después cargando heridos y dando los últimos auxilios espirituales a los agonizantes


SANTORAL

Clemente I,
papa († c. a. 97)
Lucrecia, Felícitas y sus 7 hijos: Jenaro, Félix, Felipe, Silvano, Alejandro, Vidal y Marcial, mártires; Sisinio, Gregorio, obispos; Guido, abad; Anfiloquio, Asclepiodoro, Trudón, Heleno, confesores; Faletro, abad; Raquildis, virgen, beata; Miguel, Agustín, mártires, beatos.


REFLEXIÓN:
Hoy es el día...

Ser tan fuerte que nada pueda perturbar la paz de tu mente.
Hablar a todos de salud, felicidad, de las bendiciones que reciben de Dios.
Hacer que los demás sientan siempre que hay algo bueno en ellos, algo divino.
Mirar siempre el lado luminoso de las cosas y hacer que tu optimismo se realice.
Pensar sólo lo mejor y esperar sólo lo mejor.
Ser tan entusiasta del éxito de tu amigo como si se tratara de tu propio éxito.
Olvidar los errores del pasado y luchar por las grandes consecuencias del futuro.
Sonreír siempre y que tu sonrisa sea para todos.
Ser suficientemente tolerante, firme y generoso para combatir la pesadumbre, la pasión y el miedo, y suficientemente feliz para no permitir la presencia de la inquietud.

ORACIÓN:

Padre ayúdanos a decir: "Somos siervos inútiles, hemos hecho lo que teníamos que hacer".

Petición

Te suplico toda tu gracia y misericordia para poder ser humilde en lo más profundo de mi corazón para ser digno de presentarme ante Ti en esta oración.

Meditación del Papa Francisco

Porque la fe es un encuentro con Jesús, y nosotros debemos hacer lo mismo que hace Jesús: encontrar a los demás. Vivimos una cultura del desencuentro, una cultura de la fragmentación, una cultura en la que lo que no me sirve lo tiro, la cultura del descarte. Pero sobre este punto os invito a pensar —y es parte de la crisis— en los ancianos, que son la sabiduría de un pueblo, en los niños... ¡la cultura del descarte! Pero nosotros debemos ir al encuentro y debemos crear con nuestra fe una "cultura del encuentro”, una cultura de la amistad, una cultura donde hallamos hermanos, donde podemos hablar también con quienes no piensan como nosotros, también con quienes tienen otra fe, que no tienen la misma fe. Todos tienen algo en común con nosotros: son imágenes de Dios, son hijos de Dios. Ir al encuentro con todos, sin negociar nuestra pertenencia» (S.S. Francisco, 18 de mayo de 2013).

Propósito

Tener una actitud de humildad, agradeciendo a Dios todo lo que soy y lo que tengo, no por méritos propios, sino por su generosidad.

Diálogo con Cristo

Exigir con altanería «mis derechos», querer acaparar siempre la atención, buscar ser servido, son manifestaciones de mi orgullo. Señor, ayúdame a recordar siempre que sólo los humildes y los sencillos de corazón son los que están cerca de Ti y pueden poseerte. Jesús, haz mi corazón semejante al tuyo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario