viernes, 13 de noviembre de 2015

Buenos días, 13 de noviembre de 2015. San Leandro

Debes hacer lo que tienes que hacer,
en el momento indicado, te guste o no.

VIDEO


SANTORAL
Leandro (ob), Estanislao de Kostka (relg), Diego de Alcalá (relg), Eugenio de Toledo (ob), Arcadio (mr), Nicolás I (p), Ennata (vg). Beatos: Luís Versiglia (ob mr), Calixto Caravario (pbro mr).


REFLEXIÓN:

Gana perdiendo
¿Alguna vez has jugado al domino?

Lo extraño del juego de dominó es que se gana perdiendo. Para ganar, tienes que perder tus fichas. El que primero se deshace de sus fichas gana el juego. Tienes que dar para obtener, perder para ganar, ser reducido a nada para llegar a la cima.
No es como el fútbol, el tenis u otros juegos, en los que el mayor número de goles, puntos o anotaciones determina al ganador. ¡No! En el dominó, el que triunfa es el que primero llega a la nada.
La regla del hombre natural es: «Consigue todo lo que puedas.»
La regla del hombre espiritual debería ser: «Da todo lo que puedas.»
En la esfera espiritual, sólo conservaremos para siempre aquello que damos.
En la vida cristiana debemos reducirnos a nada antes de llegar a ser algo. La semilla que se guarda en el granero se enmohece y se deteriora, pero si se «echa» en tierra aumenta 30, 60 y 100 por uno. «... si el grano de trigo no cae en la tierra y muere, queda solo. . .» (Juan 12,24).
Recuerda, Jesús lo dio todo. Él es nuestro ejemplo.
LA VIDA ES COMO UN PARTIDO DE TENIS: NO PUEDES GANAR SI NO SIRVES BIEN.
ORACIÓN:
Oración para pedir hacerse como los niños
"Enséñame a mirar con ojos inocentes, a creer en la vida, en los demás, a no hacer cálculos, a fiarme de ti..."
Señor, enséñame a ser niño, a disfrutar de la vida, a jugar y reírme con las cosas pequeñas. Enséñame a confiar y a entregarme del todo sin protegerme para no ser dañado.
Enséñame a mirar con ojos inocentes, a creer en la vida, en los demás, a no hacer cálculos. A fiarme de ti. A ir de tu mano por el camino. A dejarme abrazar como los niños, a recibir amor y caricias porque los necesito.
Enséñame siempre a perder el tiempo con cosas no fundamentales, no serias ni importantes. Enséñame a disfrutar el momento como los niños. Sin temer el futuro. Sin quedarme pensando en lo pasado.


Excluir a los padres y sus creencias de la 

enseñanza es una amputación grave.

  El papa francisco


Envía una carta ante el XVIII Congreso de Escuelas Católicas en España
El papa Francisco advirtió a los colegios españoles de que si excluyen a los padres así como sus creencias y valores están realizando “una amputación grave” en la educación de los niños.

El Pontífice envió una carta al presidente de la Comisión episcopal de Educación de la Conferencia Episcopal Española, monseñor César Franco, con motivo de la inauguración del XVIII Congreso de Escuelas Católicas que se está celebrando en Madrid, hasta el sábado 31 de octubre, bajo el lema “Sabemos educar. Libertad y compromiso” y que reúne a más de 1.800 directores, profesores y titulares de centros educativos españoles.

El Santo Padre destacó “el papel de los padres y de toda la familia en la escuela” porque, según precisa, educar es también “un acto de amor” y “son ellos los que tienen el derecho y el deber de educar a sus hijos”.

Asimismo, pide que los profesores de las escuelas católicas sean “profesionales” pero, sobre todo, “coherentes” y espera que este sea el aspecto “distintivo” de estos colegios. “Los niños y jóvenes tienen derecho ciertamente a recibir una educación de calidad impartida con competencia y profesionalidad pero sobre todo necesitan una educación de calidad humana, moral y espiritual y para ello es imprescindible el testimonio y coherencia de los profesores, este debe ser un aspecto fundamental y distintivo de la escuela católica”, subraya.

De esta forma, según indica, los maestros pueden ayudar al niño a “crecer como persona” y abrirse a la realidad “no con actitud posesiva ni con prejuicios ideológicos sino con una mirada de asombro y respeto ante el misterio de la vida”.

El Papa reconoce que hay “muchas dificultades y obstáculos” a las que se enfrentan los profesores “en este momento particularmente complejo de la historia” y, por ello, les agradece su “dedicación, compromiso, ilusión y generosidad”.

Por otro lado, Francisco pide a las escuelas que no olviden educar a sus alumnos para que “luchen contra la cultura del descarte y la marginación” porque, según recuerda, educar supone también “abrirse a una amplia dimensión social” y, a su juicio, es “una obligación compartir con los pobres y necesitados el pan de la cultura”.

En este sentido, puso de relieve la “larga historia de amor, servicio y promoción que la escuela católica española siempre ha protagonizado en favor de los niños más pobres y desfavorecidos” y la ha alentado a ser junto a las familias, “cada vez más, taller de esperanza”.

El Congreso y la libertad de enseñanza


Durante tres días, Escuelas Católicas se proponen explorar y exponer todos aquellos temas que avalan la necesidad de profundizar en la libertad de enseñanza en su sentido más amplio. Que la sociedad en general, y el sector en particular, apueste por la libertad de enseñanza como un pilar de la democracia y la pluralidad.

Asimismo, esta reunión tratará de que sea reconocido que el compromiso de la escuela católica contribuye a mejorar nuestra sociedad y a hacerla más equitativa, y que la financiación económica es una condición para lograr todo esto.

Escuelas Católicas es una institución que representa en España a 2.048 centros educativos concertados católicos, 1.207.527 alumnos y 100.400 trabajadores. Cada dos años celebra una reunión abierta a todos los representantes de instituciones titulares y centros educativos. Hasta ahora han tenido lugar doce congresos, seis en Madrid y los otros cinco en Zaragoza, Valladolid, Sevilla, Valencia, Toledo y Valladolid.

En las ediciones anteriores se abordaron temas como el liderazgo educativo; la calidad; las nuevas reformas educativas y la autonomía de los centros; la alternativa que suponen los centros concertados de iniciativa social para dar respuesta a la demanda de la sociedad; la función directiva; la necesidad de que los centros educativos se adapten, con calidad, a nuevas realidades; la Formación Profesional; las TIC, y la prevención de dependencias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario