miércoles, 11 de noviembre de 2015

Buenos días, 11 de noviembre de 2015. San Martín

La preocupación es como una mecedora, 
se gasta un montón de energía en ella…
y no se llega a ninguna parte.
 
 

VIDEO
 


 
SANTORAL
 
Martín de Tours,
obispo (c. a. 315-397)
 
Valentín, Feliciano, Victorino, Atenodoro, mártires; Antonio, Bartolomé, Bertuino, Dubán, confesores; Mennas, anacoreta; Teodoro Studita, abad; Inés de Baviera, y María Maravillas de Jesús, vírgenes (beatas).
 


 
REFLEXIÓN:
 
Un rey recibió como obsequio dos pichones de halcón y los entregó al maestro de cetrería para que los entrenara. Pasando unos meses, el instructor comunicó al rey que uno de los halcones estaba perfectamente educado, pero que al otro no sabía que le sucedía, no se había movido de la rama desde el día de su llegada al palacio, a tal punto que había que llevarle el alimento hasta allí.
 
El rey mandó llamar a curanderos y sanadores de todo tipo, pero nadie pudo hacer volar el ave. Encargó entonces la misión a miembros de la corte, pero nada sucedió. Por la ventana de sus habitaciones, el monarca podía ver que el pájaro continuaba inmóvil. Publicó por fin un bando entre sus súbditos y, a la mañana siguiente, vio al halcón volando ágilmente en los jardines. "Traedme al autor de ese milagro", dijo.
 
Enseguida le presentaron a un campesino. "¿Tú hiciste volar al halcón? ¿Cómo lo lograste? ¿Eres mago, acaso?"
 
Aquel hombre contestó: "Alteza, lo único que tuve que hacer es cortar la rama. El pájaro se dio cuenta que tenía alas y tuvo que empezar a volar."



ORACIÓN:
 
Reflexión del Papa Francisco
 
Jesús estaba en la casa de uno de los jefes de los fariseos para almorzar con ellos; y le observaban para ver qué hacía. Sobre todo buscaban encontrarle un error, incluso con trampas.
 
E irrumpe en la escena un hombre enfermo. En ese momento Jesús les dice a los fariseos: "¿Es lícito curar los sábados, o no?". La pregunta de Jesús es una pregunta sencilla pero, como todos los hipócritas, callaron, no dijeron nada. Por lo demás callaban siempre cuando Jesús los ponía ante la verdad aunque después hablaban mal por detrás y buscaban cómo hacer caer a Jesús.
 
En concreto, esta gente estaba tan apegada a la ley que había olvidado la justicia; tan apegada a la ley que había olvidado el amor. Pero no sólo a la ley; estaban apegados a las palabras, a las letras de la ley..
 
Precisamente, este modo de vivir, apegados a la ley, les alejaba del amor y de la justicia: cuidaban la ley, descuidaban la justicia; cuidaban la ley, descuidaban el amor. Sin embargo, eran los modelos. Pero Jesús, para esta gente, encuentra solamente una palabra: ¡Hipócritas!. No se puede ir por todo el mundo buscando prosélitos y luego cerrar la puerta. Para el Señor se trataba de hombres cerrados, hombres muy apegados a la ley, a la letra de la ley: no a la ley, porque la ley es amor. Eran hombres que siempre cerraban las puertas de la esperanza, del amor, de la salvación; hombres que solamente sabían cerrar.
 
A este punto hay que preguntarse: ¿cuál es el camino para ser fieles a la ley sin descuidar la justicia, sin descuidar el amor?. La respuesta es precisamente el camino que viene de lo opuesto: "Y en mi oración pido que el amor de ustedes crezca cada vez más en el conocimiento y en la plena comprensión, a fin de que puedan discernir lo que es mejor. Así serán encontrados puros e irreprochables en el Día de Cristo". (Filipenses 1,9-10)
 
Es precisamente el camino contrario: del amor a la integridad, del amor al discernimiento, del amor a la ley. Pablo, en efecto, afirma que hay que rezar para que vuestra caridad, vuestro amor, vuestras obras de caridad os lleven al conocimiento y al pleno discernimiento. Precisamente este es el camino que nos enseña Jesús, totalmente opuesto al camino de los doctores de la ley. Y este camino, del amor a la justicia, lleva a Dios.
 
Sólo el camino que va del amor al conocimiento y al discernimiento, a la realización plena, lleva a la santidad, a la salvación, al encuentro con Jesús... (Homilía en Santa Marta, 31 de octubre de 2014)
 
Propósito para hoy

Ofreceré 1 Rosario por la conversión de aquellos amigos o amigas que me han dado la espalda sólo porque decidí seguir al Señor.
 
Reflexionemos juntos esta frase: 
 

"María es la llena de gracia. Nos ofrece un refugio seguro en el momento de la tentación" (Papa Francisco)


¿Has oído hablar del término refugiado climático ?


Para hacer oír su voz, 20 países de entre los más vulnerables del planeta forman el V20

A diferencia del estatuto de refugiado político reconocido por el derecho internacional, el refugiado climático –o refugiado ecológico o migrante medioamental- no se beneficia de ningún estatuto jurídico.

Sin embargo, 20 países están especialmente expuestos al cambio climático, es decir 700 millones de personas cuyo futuro nunca se aborda en los grandes encuentros internacionales sobre las causas del cambio climático y sus consecuencias.

A unos días de la COP21, estos 20 países han decidido reagruparse para hacerse escuchar mejor y atraer recursos a su favor. Han creado un grupo –el V20- que reúne, bajo el liderazgo de Filipinas, a los ministros de finanzas de Afganistán, Vietnam, Bangladesh, Barbados, Bután, Costa Rica, Timor Oriental, Kiribati, Etiopía, Ghana, Kenia, Madagascar, Maldivas, Nepal, Filipinas, Rwanda, Santa Lucía, Tanzania, Tuvalu y Vanuatu.

20 países bajo la amenaza de desaparecer

“Somos países de renta baja o media, menos desarrollados, áridos, istmos, o enclaves, o montañosos, pequeñas islas en desarrollo”, explican los países del grupo en un comunicado publicado al crearse en V20 en el marco de la cumbre de ministros de Finanzas del G20 en Lima (Perú), donde se celebran las asambleas del FMI y del Banco Mundial.

Estos países esperan defender su causa. Mientras tanto, se ha creado una especie de fondo de seguro solidario para ayudar a los más afectados a reconstruir su economía más rápidamente.

El problema de los refugiados climáticos está en vías de convertirse en uno de los mayores desafíos del siglo XXI.

Tras el último informe anual Global Estimates 2015 del Observatorio mundial de las situaciones de desplazamiento interno (IDMC) del Consejo Noruego para los Refugiados (NRC), 22 millones de personas han tenido que abandonar su domicilio en 2013 tras una catástrofe natural, es decir tres veces más que las personas desplazadas a causa de un conflicto.

Sobre estos 22 millones, el 31% han sido desplazados a causa de desastres hidrológicos (inundaciones) y el 69% a causa de catástrofes meteorológicas (tormentas, huracanes, tifones).

Hoy en día, la posibilidad de ser desplazado por una catástrofe es un 60% superior a la de hace 45 años.

El primer refugiado climático expulsado

El V20 congrega una población mayor que la de la Unión Europea. Para Kiribati, las Maldivas, Tuvalu o incluso Vanuatu, la situación es especialmente grave: situados en el nivel del mar, estos estados están destinados a desaparecer.

Ioane Teitiota, de 39 años, luchó durante cuatro años para obtener un estatuto de “refugiado climático” para él y su familia en Nueva Zelanda. Sin embargo, el tribunal supremo de Wellington no ha considerado que “corran grave peligro”, cuando zonas enteras del archipiélago son invadidas ocasionalmente por el océano.

A pesar de una fuerte movilización, se ha rechazado una última apelación de la familia, y el que habría podido ser el primer refugiado climático ha sido expulsado, comentaba la prensa en el momento de los hechos (France info).

Su situación no responde a los criterios de la condición de estatuto de refugiado, el cual “debe estar amenazado de persecución en su país natal”, según la ONU.

Una COP21 crucial para el V20

Con la creación del V20, se inicia una etapa importante. El grupo se une a la lista de los numerosos grupos internacionales políticos o económicos como el G7, el G24, el G5, el G20 y tantos otros.

No es improbable que se hagan progresos durante la próxima conferencia de la ONU sobre el clima, que se celebrará en París del 30 de noviembre al 11 de diciembre de este año 2015.



No hay comentarios:

Publicar un comentario