lunes, 19 de octubre de 2015

Buenos días, 19 de octubre de 2015. San Pedro de Alcántara


Desgraciados los hombres que tienen todas las ideas claras”.
LOUIS PASTEUR
 
VIDEO
 
 
SANTORAL
Pedro de Alcántara,
presbítero (1499-1562)
 
Juan de Brebeuf, Isaac Yogues, Renato y compañeros mártires canadienses; Pablo de la Cruz, presbítero; Berónico, Tolomeo, Lucio, Varo, mártires; Máximo, diácono y mártir; Etbino, Teofrido, abades; Aquilino, Zósimo, Eusterio, Sadot, obispos; Desiderio, Aquilón, confesores; Pelagia, virgen; Fredeswinda, abadesa; Laura, viuda.
 
 
 
REFLEXIÓN:

EL DIAMANTE NARANJA

Un sannyasi había llegado a las afueras de una aldea y decidió acampar bajo un árbol para pasar la noche.

De pronto llegó corriendo hasta él un habitante de la aldea y le dijo: ¡La piedra! - ¡Dame la piedra preciosa

¿Qué piedra? Preguntó el sannyasi

La otra noche se me apareció en sueños el Señor Shiva, dijo el aldeano, y me aseguró que si venía al anochecer a las afueras de la aldea, encontraría a un sannyasi que me daría una piedra preciosa que me haría rico para siempre.

El sannyasi rebuscó en su bolsa y extrajo una piedra. Probablemente se refería a esta, dijo, mientras entregaba la piedra al aldeano. La encontré en un sendero del bosque hace unos días. Por supuesto que puedes quedarte con ella.

El hombre se quedó mirando la piedra con asombro. ¡Era un diamante naranja! El más grande diamante naranja del mundo con un valor de 20 millones.

Tomó el diamante y se marchó. Pasó la noche dando vueltas en la cama, totalmente incapaz a de dormir.

Al día siguiente, al amanecer, fue a despertar al sannyasi y le dijo: Dame la riqueza que te permite desprenderte con tanta facilidad de este diamante.

MORALEJA: Busquemos aquellas riquezas que nos ayuda a desprendernos de las cosas materiales de la vida, porque la raíz de todos los males es el afán de las riquezas.

(Esta historia con su moraleja fue escrita por Anthony de Mello y está basado en una antigua leyenda Hindú).
 
 
ORACIÓN:
 
Señor, a imitación de María, escojo la mejor parte. Concedeme la gracia de estar contigo en esta oración. A menudo nos sentimos metidos entre mil urgencias y contingencias, creemos no tener tiempo que dedicar a la oración. Dame tu gracias para estar en este momento cerca de Ti.
 
Petición
Señor, ayudame a escoger la mejor parte en estos momentos de reflexión donde escucho Tu Palabra y quieres dejar tu mensaje en mi.
 
Meditación del Papa Francisco
¿Qué quiere decir Jesús? ¿Cuál es esa cosa sola que necesitamos? Ante todo es importante comprender que no se trata de la contraposición entre dos actitudes: la escucha de la Palabra del Señor, la contemplación, y el servicio concreto al prójimo. No son dos actitudes contrapuestas, sino, al contrario, son dos aspectos, ambos esenciales para nuestra vida cristiana; aspectos que nunca se han de separar, sino vivir en profunda unidad y armonía. Pero entonces, ¿por qué Marta recibe la reprensión, si bien hecha con dulzura? Porque consideró esencial sólo lo que estaba haciendo, es decir, estaba demasiado absorbida y preocupada por las cosas que había que "hacer”. En un cristiano, las obras de servicio y de caridad nunca están separadas de la fuente principal de cada acción nuestra: es decir, la escucha de la Palabra del Señor, el estar —como María— a los pies de Jesús, con la actitud del discípulo. Y por esto es que se reprende a Marta. (S.S. Francisco, 21 de julio 2013).
 
Propósito
Volvamos a atribuir el justo valor y el justo tiempo a la vida interior. Que ninguna actividad nos impida no dedicar un momento a la oración.

 ------------------------------------------------------------
ESPECIAL BUENOS DÍAS
------------------------------------------------------------
 
Lewis Hamilton, campeón 

mundial de Fórmula 1:

 «Mi talento es un don de 

Dios, soy católico»

 
En las carreras lleva un crucifijo al cuello, que toma antes de tomar el volante de su monoplaza, y reza antes de cada carrera.
En sus brazos, también lo reflejan imponentes tatuajes: un crucifijo, Jesús, la Virgen María,…


Mi fe es muy importante para mí”

Confiesa el ahora doble campeón del mundo.

El año pasado, en el Grand Prix de Shangai, se le podía ver con una camiseta negra en la que aparecía la corona de espinas de Cristo en la cruz.

Su talento, ¿un don de Dios?

En 2012, el joven campeón declaró a la BBC: Hay que mantener la esperanza, creer que hay un plan. Creo que Dios tiene un plan para mí, pero no sé cuál”.

Creo realmente que mi talento es un don de Dios y estoy convencido de ser bendecido. Pero también he trabajado mucho para llegar a donde estoy, afirmó hace unos años.

Realmente su trabajo no es algo de un día: a los 9 años no lo dudó y fue a ver al legendario Ron Dennis, entonces patrón del equipo McLaren, para pedirle un autógrafo… ¡y un volante!

Buenos días, yo soy Lewis Hamilton y he ganado el campeonato de Inglaterra. Un día me gustaría pilotar uno de sus coches, le dijo. Ron Dennis le recomendó llamarle cuando creciera.

Pero cuatro años después, el joven prodigio del volante estaba integrado en las filas de desarrollo de este prestigioso equipo de Fórmula 1. Un récord de precocidad en la disciplina, y una apuesta de éxito: en 2008, recogió su primer título mundial bajo los colores de McLaren.

Piloto y embajador de marcas de lujo y deportivas, Lewis Hamilton es también un hijo y un hermano atento.

Una familia muy creyente

El piloto, nacido y criado en Stevenage, en Gran Bretaña, fue bautizado a los dos años. Siempre he sido practicante y soy católico, explicó hace unos meses en Alemania, en una entrevista al periódico El País.

Cuando era pequeño, íbamos cada semana a la iglesia. Pero cuando empecé la competición, ya no podía, porque tenía carreras,explica.

Yo, mis padres, mi familia, todos somos muy creyentes–añade- . Siento mi fe como algo muy cercano, especialmente estos dos últimos años, por eso hablo de ello con tanta libertad”.

Su mayor ejemplo: su hermano

Fiel a su fe, a su educación y a su familia, Lewis Hamilton se instaló en Suiza, más por razones fiscales que por el clima, pero trabaja día a día con sus padres: su padre es su agente, su madre gestiona toda la logística inherente a una vida de campeón de Fórmula 1.

Mi familia desempeña una función crucial en mi vida confirma-. Me ayuda, me cuida, y me libera de una parte del peso generado por el hecho de ser piloto de Fórmula 1”.

Pero es también junto a su hermano pequeño, Nicholas, como el joven campeón tiene apoyo y energía: nacido con una parálisis cerebral que le ha dejado secuelas, sigue siendo su fuente de inspiración, como él mismo reconoce.

Es una de las mejores personas que conozco, y creo que todo el mundo en el universo de la Fórmula 1 reconoce que es alguien increíble–dice-. Es maravilloso, muy maduro para su edad; me enseña muchas cosas, aunque yo soy el hermano mayor y en principio debería ser al revés…”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario