miércoles, 5 de agosto de 2015

Buenos días, 5 de agosto de 2015. Nuestra Señora de las Nieves


Es infinitamente más bello dejarse engañar diez veces que perder una sola vez la fe en la humanidad
(Heinz Zschokke 1771-1842 Escritor alemán)





SANTORAL

Nª Sª de las Nieves;
Oswaldo, rey; Abel, Viator, monjes; Casiano, Emigdio, Memmio, Páride, Venancio, obispos; Afra, mártir; Francisco Zanfredini, Pedro Miguel Nöel, beatos; Margarita, Nona, Santas; Eusiquio, Cándido, Candidiano, Sóbel, mártines.





REFLEXIÓN:

La capacidad de adaptación del ser humano

Cuentan que dice una vieja leyenda sioux que si se debe hacer el recorrido de un camino plagado de piedras puntiagudas, entre las cuales sobresalen infinitos ramajes llenos de espinas, siempre será mejor fabricarse un buen par de buenos mocasines que intentar tapizar todo la senda.
Respecto a los animales, los humanos nos diferenciamos en que somos capaces de adaptarnos de forma activa. Es decir, ante un cambio externo nos adaptamos internamente. Pero también somos capaces de cambiar el entorno para que se adapte a nosotros mismos.
Para reconocer a Dios debemos utilizar nuestra capacidad de adaptación para abrirnos a Él, tanto externa como internamente y dejar que nos transforme.


ORACIÓN:

Salmo 59 - ORACIÓN DESPUÉS DE UNA CALAMIDAD

¡Oh Dios!, nos rechazaste y rompiste nuestras filas;
estabas airado, pero restáuranos.
Has sacudido y agrietado el país:
repara sus grietas, que se desmorona.

Hiciste sufrir un desastre a tu pueblo,
dándole a beber un vino de vértigo;
diste a tus fieles la señal de desbandada,
haciéndolos huir de los arcos.

Para que se salven tus predilectos,
que tu mano salvadora nos responda.

Dios habló en su santuario:
«Triunfante ocuparé Siquén,
parcelaré el valle de Sucot;

mío es Galaad, mío Manasés,
Efraím es yelmo de mi cabeza,
Judá es mi cetro;

Moab, una jofaina para lavarme;
sobre Edom echo mi sandalia,
sobre Filistea canto victoria.»

Pero ¿quién me guiará a la plaza fuerte,
quién me conducirá a Edom,
si tú, ¡oh Dios!, nos has rechazado
y no sales ya con nuestras tropas?

Auxílianos contra el enemigo,
que la ayuda del hombre es inútil.
Con Dios haremos proezas,
él pisoteará a nuestros enemigoS


No hay comentarios:

Publicar un comentario