domingo, 26 de julio de 2015

Buenos días, 27 de julio de 2015


La verdad no mancha los labios de quien la dice, sino la conciencia de quien la oculta ” 





SANTORAL

Celestino I
Papa
Pantaleón, médico y mártir; Aurelio, Natalia, Félix, Liliosa, Jorge, Julia, Jocunda, Hermolao, Hermipo, Hermócrates, Bartolomea y Vicenta, mártires; Simeón el Grande, monje; Antusa, virgen y mártir; Etirio, Mauro, obispos; Siete hermanos durmientes: Maximiano, Malco, Martiniano, Dionisio, Juan y Constantino, nobles y mártires; Teodomiro, monje y mártir;






REFLEXIÓN:


Cierto día, un campesino cansado de la rutina del campo y de tanto trabajo duro, decidió vender su finca. Como sabía que su vecino era un destacado poeta, decidió pedirle el favor que le hiciera el aviso de venta. El poeta accedió gustosamente. El aviso decía: "Vendo un pedacito de cielo, adornado con bellas flores y verdes árboles, hermosos prados y un cristalino río con el agua más pura que jamás hayan visto" .

El poeta tuvo que marcharse por un tiempo. A su regreso decidió ir a visitar a sus nuevos vecinos, pensando que aquél hombre del aviso se había mudado. Su sorpresa fue mayúscula al ver al campesino trabajando en sus faenas. El poeta le preguntó: ¡Amigo! ¿No se iba de la finca? El campesino con una sonrisa le respondió:

- No mi querido vecino, después de leer el aviso que usted me hizo, comprendí que tenía el lugar más maravilloso de la tierra y que no existe otro mejor...

Moraleja: No esperes a que venga un poeta para hacerte un aviso que diga lo maravillosa que es tu vida, tu hogar, tu familia y lo que con tanto trabajo hoy posees. Dale gracias a Dios porque tienes vida, salud y esperanza de poder seguir luchando para alcanzar tus metas... Que el Señor bendiga ese pedacíto de cielo que es tu vida...




ORACIÓN:


¡Cuanto tiene para tí el Señor!

Señor Jesús, te suplico que seas Tú la luz en mi camino y me ayudes a iluminar mis sentidos para que sea capaz de ver la pequeña semilla de mostaza en cada momento de cada uno de mis días, ya sea en mi familia, en mis amigos, en el vecino y en cada persona que encuentre a mi paso en la inmensidad de tu Reino.

Petición

¡Pidamos al Señor poder ver lo pequeño que soy y cuánto tiene de grande guardado para mí!

Meditación del Papa

La parábola utiliza la imagen del grano de mostaza. Siendo la más pequeña de todas las semillas está llena de vida y crece hasta volverse 'más grande que todas las plantas del huerto'.

Así es el reino de Dios: una realidad humanamente pequeña y aparentemente irrelevante. Para entrar a ser parte es necesario ser pobres en el corazón; no confiarse en las propias capacidades sino en la potencia del amor de Dios; no actuar para ser importantes a los ojos de mundo, sino preciosos a los ojos de Dios, que tiene predilección por simples y los humildes.

Cuando vivimos así, a través de nosotros irrumpe la fuerza de Cristo y transforma lo que es pequeño y modesto en una realidad que hace fermentar a toda la masa del mundo y de la historia.

De estas dos parábolas nos viene una enseñanza importante: el Reino de Dios pide nuestra colaboración, si bien es sobretodo iniciativa y un don del Señor. Nuestra débil obra aparentemente pequeña delante de los problemas del mundo, si se inserta en la de Dios y no tiene miedo de las dificultades.» (Homilía de S.S. Francisco, 14 de junio de 2015).


Propósito

Intentar sembrar amor al escribir un correo electrónico o en una pequeña nota o en la palabra amable dirigidos a quien se ha alejado de Cristo.

Diálogo con Cristo


Señor, gracias por la semilla de la fe que recibí el día de mi bautismo. Quiero que ésta crezca para que pueda convertir, con tu gracia, mi vida en tierra buena, sin obstáculos ni cizaña que detengan los frutos de amor que Tú produces.

No hay comentarios:

Publicar un comentario