miércoles, 3 de junio de 2015

Buenos días, 3 de junio de 2015. San Juan XXIII. San Carlos de Lwanga

"El tiempo es demasiado lento para aquellos que esperan. . .,demasiado rápido para aquellos que temen. . ., demasiado largo para aquellos que sufren. . ., demasiado corto para aquellos que celebran. . ., pero para aquellos que aman, el tiempo es eterno"




SOS
APOYEMOS A LAS COMUNIDADES DE VIDA CONTEMPLATIVA





SANTORAL

Juan XXIII,
papa (1881-1963)

Carlos Lwanga y sus compañeros mártires de Uganda;

Cecilio, David, Lifardo, Alberto, Atanasio, confesores; Pergentino, Laurentino, Luciniano y los niños Claudio, Hipacio, Pablo y Dionisio, mártires; Hilario, Adalberto, obispos; Isaac, monje; Paula, Olivia, vírgenes; Clotilde, reina; Juan Grande, Patrono de la Diócesis de Jerez (España);


 -----------------------------------------------

COLECTA PRO DAMNIFICADOS EN NEPAL

INDICAR a favor de los damnificados en Nepal

BANCO POPULAR: ES710075   0838  0906  0076  1022
BANCO SANTANDER: ES87 0049 2795  8320  1458  4183

Las colaboraciones económicas realizadas a CÁRITAS tienen derecho a deducción tanto en el Impuesto de la Renta de las Personas físicas como en el Impuesto de Sociedades.

--------------------------------------


REFLEXIÓN:

Un discípulo llegó muy agitado a la casa de Sócrates, y empezó a hablar de esta manera:

-¡Maestro!, quiero contarte cómo un amigo tuyo estuvo hablando de ti con malevolencia. . .

Sócrates lo interrumpió diciendo:

-¡Espera!, ¿ya hiciste pasar a través de las tres bardas lo que me vas a decir?
-¿Las tres bardas?
-Sí -replicó Sócrates-, la primera es la verdad. ¿Ya examinaste cuidadosamente si lo que me quieres decir es verdadero en todos sus puntos?
-No. . ., lo oí decir a unos vecinos. . .
-Pero al menos lo habrás hecho pasar por la segunda barda que es la bondad. ¿Lo que me quieres decir, es por lo menos bueno?

-No, en realidad no; al contrario. . .

-¡Ah! -interrumpió Sócrates-. Entonces vamos a la última barda. ¿Es necesario que me cuentes eso?

-Para ser sincero, no; necesario no es.

-Entonces -sonrió el sabio-, si no es verdadero, ni bueno, ni necesario. . ., sepultémoslo en el olvido.
  

ORACIÓN:

Señor, gracias por comprender y disculpar mi debilidad, porque al igual que los hijos de Zebedeo, no acabo de entender lo que significa amar desinteresadamente, a Ti y a los demás. Te pido perdón por las veces que me he buscado a mí mismo en la oración y por no servir a mis hermanos por amor.


Petición

Señor Jesús, ayúdame a empezar este día con una nueva actitud de amor sincero a los demás.

Meditación del Papa Francisco

Juan y Santiago, le piden sentarse, en su gloria, uno a su derecha y otro a su izquierda, lo que provocó una discusión entre los demás sobre quién era el más importante en la Iglesia. La tentación de los discípulos es la misma de Jesús en el desierto, cuando el demonio se había acercado para proponerle otro camino. […]

Una Iglesia que solo piensa en los triunfos, en los éxitos, que no sabe aquella regla de Jesús: la regla del triunfo a través del fracaso, el fracaso humano, el fracaso de la Cruz. Y esta es una tentación que todos tenemos.

Recuerdo que una vez, que estaba en un momento oscuro de mi vida espiritual y le pedía una gracia al Señor. Luego me fui a predicar los ejercicios a unas religiosas y el último día se confiesan. Y vino a confesarse una monja anciana, con más de ochenta años, pero con los ojos claros y brillantes: era una mujer de Dios. Al final vi en ella a una mujer de Dios, a la que le dije: «Hermana, como penitencia, ore por mí, porque necesito una gracia. Si usted se lo pide al Señor, me la concederá con toda seguridad». Se detuvo un momento, como si orara, y me dijo: «Claro que el Señor le dará la gracia, pero no se engañe: lo hará a su divina manera». Esto me hizo muy bien. Sentir que el Señor siempre nos da lo que pedimos, pero a su divina manera. Y la divina manera es hasta el extremo. La divina manera consiste en la cruz, pero no por masoquismo: ¡no, no! Sino por amor. Por amor hasta el extremo".

Pidamos al Señor la gracia de no ser una iglesia a mitad de camino, una Iglesia triunfalista, de grandes éxitos, sino de ser una Iglesia humilde, que camina con decisión, como Jesús. Adelante, adelante, adelante... Un corazón abierto a la voluntad del Padre, como Jesús. Pidamos esta gracia. (Cf Homilía de S.S. Francisco, 29 de mayo de 2013, en Santa Marta).

Propósito

Revisar mi actitud y los motivos por los cuales participo, o no participo, en un apostolado.

Diálogo con Cristo

Padre mío, para servir a los demás con amor, debo luchar incansablemente para dominar mi soberbia, necesito dejarme transformar por Ti. Estoy convencido de que mis proyectos son vanos, si no están respaldados por una vida humilde y un corazón generoso y desinteresado. Me creaste para ser santo, y la santidad no es sino una respuesta de amor en cada momento del día, en lo pequeño y en lo grande.

 ---------------------------------------------
ESPECIAL BUENOS DÍAS
---------------------------------------------



Hipocresía de países occidentales abandono de cristianos en Medio Oriente

Ignatius Joseph III Younan

En entrevista con el Vatican Insider el patriarca de Antioquía advierte que mientras se mantengan los intereses de los gobiernos occidentales por el petróleo del Golfo Pérsico, los cristianos seguirán siendo perseguidos en Siria e Irak


“Por sus intereses maquiavélicos, las potencias occidentales han abandonado a los cristianos en Medio Oriente. Dicen abiertamente que quieren combatir al Estado Islámico, pero el caos en Siria e Irak les conviene”. Son duros conceptos de uno de los líderes religiosos de Siria, el patriarca de Antioquía y obispo de Beirut, Su beatitud Ignatius Joseph III Younan. En entrevista  denunció mitos y aclaró lugares comunes sobre la crisis que azota su región.

Al inicio Europa apoyó a  la oposición en Siria bajo la ola de la “primavera árabe”, ¿qué pasó?

En el principio dijeron que era una revolución popular y aquí en Europa se creyó eso, pero fue una grandísima mentira. Es verdad que en Siria el gobierno debía ser reformado, pero habían comenzado ya después de la muerte del padre de (Bashar) Al-Assad, estaban introduciendo las universidades privadas, el internet, los bancos, los servicios secretos tenían menos influencia.
El problema de fondo es que no existe separación entre Estado y religión en el islam, los musulmanes creen que ellos deben gobernar y dominar. Desde hace cuatro años nos están diciendo que es una revolución popular, primero dijeron que era pacifista y ahora que es violenta porque el gobierno no cedía. No podía ceder porque no existían los elementos de una verdadera alternativa democrática.

¿Cómo aparece el Estado Islámico (EI) en este contexto?

El Estado Islámico ha crecido en Irak y Siria porque los milicianos tienen un odio confesional. Todos son sunitas y creen en la yihad, la “guerra santa” musulmana. Son también mercenarios que vienen desde el lejano oriente, o que tienen lavado el cerebro por la causa de Dios. Pero son como niños. Algunos países les permiten actuar, ellos tienen el dinero y el petróleo, y eso al occidente le gusta mucho, pueden vender armas y crear todo este caos.

¿Ustedes advierten hipocresía en varios gobiernos de países occidentales?

Una grandísima hipocresía y deshonestidad. Los jefes religiosos de las Iglesias cristianas de Siria e Irak decíamos: Basta con este derramamiento de sangre, se puede encontrar una solución civil. Ellos decían que querían una reforma y que el gobierno en Siria se fuera, pero ¿cuáles eran las garantías para lograr eso?

Muchas de las armas que tiene el EI fueron entregadas por los países occidentales. ¿No es un contrasentido esperar que esos mismos gobiernos combatan ahora a los terroristas?

Seguramente es un contrasentido, porque todos tienen intereses. ¿Ellos van a bombardear al Estado Islámico gratis? Ahí tenemos el legítimo derecho de preguntarnos, ¿cómo es que no se les podía frenar y expulsar antes? Por ejemplo el año pasado, en el mes de junio, se movilizaron para conquistar Mosul (en Irak) desde el este de Siria, desde la localidad de Raqqa. Unos 300 kilómetros separan a estos lugares y ellos se movieron sin ningún problema. ¿No vieron este grupo de vehículos militares?

¿Entonces simulan querer combatir el EI?

Seguramente. Existe un acuerdo entre estos países occidentales con Israel para crear este caos. Por lo tanto podemos decir fácilmente: Es una “primavera israelí”, no una primavera para estos países que querían cambiar sus regímenes. Si no existe separación entre la religión y el Estado en el mundo árabe, habrá siempre interpretaciones varias del islam. Si querían ayudar a estos países, se debía promover esta separación entre fe e instituciones civiles. Mira los Hermanos Musulmanes de Egipto que fueron ayudados por Europa, pero ya desde su logo ellos declaraban que su camino era la yihad. ¿Cómo es que ustedes le permitieron organizarse aquí mismo, cuando ya se sabía cuál era su programa?

¿Los cristianos son víctimas de un juego geopolítico?

Nosotros tenemos no sólo el sentimiento, realmente creemos que hemos sido abandonados por estos países “civilizados” del occidente, por sus intereses, su oportunismo maquiavélico. Para lograr sus objetivos han sacrificado los cristianos y todas las otras minorías, como los yazidis. Ellos dicen que la gran nación musulmana está formada sólo por sunitas, tienen este sentimiento de unidad en la nación islámica, tienen el dinero y pueden crear grupos terroristas. Estos tres elementos nosotros y otras minorías no los tenemos.

¿Es posible cambiar esta situación?

Debemos ser claros: si siguen con estos intereses seguiremos siendo las víctimas por siempre. Pero si de verdad quieren ser honestos, los países occidentales deben defender los principios sobre los cuales sus países fueron fundados: verdadera democracia y verdadera libertad.

Por sí solos los árabes no podrán salir del problema, sólo se pueden cambiar las cosas con una iniciativa sincera, común, compartida, en la cual se busque una solución con el campo ruso y chino, si queremos el bien de estos pueblos. Pero no seamos cobardes, este petróleo no podrá venderse sino a estos países industrializados. ¿Por qué cada uno corre para su lado?





No hay comentarios:

Publicar un comentario