miércoles, 10 de junio de 2015

Buenos días, 10 de junio de 2015. Santa Diana


¡Con tu todo y mi nada haremos ese mucho!
(Beato Óscar Romero) 
 
 
 
SANTORAL
Diana
 
Juan Dominici,
cardenal († 1420)
 
Timoteo, Máximo, Asterio, Alejandro, Aureliano, Bardón, obispos; Blanco, Basílides, Mandalo, Diosdado, Arecio, Rogato, mártires; Críspulo, Restituto, Zacarías, Getulio, Cereal, Amancio, Primitivo, Trípodes, Benjamín, Félix, Victoriano, diáconos; Maurino, abad; Juan Dominici, cardenal; Oliva, virgen y mártir



REFLEXIÓN:
 
Había una vez un hermoso jardín, con manzanos, naranjos, perales y bellísimos rosales, todos ellos felices y satisfechos.
 
Todo era alegría en el jardín, excepto por un árbol profundamente triste.
 
El pobre tenía un problema: “No sabía quién era.”
 
Lo que le faltaba era concentración, le decía el manzano, si realmente lo intentas, podrás tener sabrosas manzanas.
 
¿Ves que fácil es?”
 
No lo escuches, exigía el rosal. Es más sencillo tener rosas y “¿Ves que bellas son?”
 
Y el árbol desesperado, intentaba todo lo que le sugerían, y como no lograba ser como los demás, se sentía cada vez más frustrado.
 
Un día llegó hasta el jardín el búho, la más sabia de las aves, y al ver la desesperación del árbol, exclamó: No te preocupes, tu problema no es tan grave, es el mismo de muchísimos seres sobre la tierra. Yo te daré la solución:

No dediques tu vida a ser como los demás quieran que seas…Sé lo que Dios
quiere que seas, y para lograrlo, escúchalo.” Y dicho esto, el búho desapareció.
 
¿Lo que Dios quiere que sea…? Se preguntaba el árbol desesperado, cuando de pronto, comprendió…
 
Y cerrando los ojos y los oídos, abrió el corazón, y por fin pudo escuchar:
 
Tú jamás darás manzanas porque no eres un manzano, ni florecerás cada primavera porque no eres un rosal. Eres un roble, y tu destino es crecer grande y majestuoso. Dar cobijo a las aves, sombra a los viajeros, belleza al paisaje… Tienes una misión “Cúmplela”.
 
Y el árbol se sintió fuerte y seguro y se dispuso a ser todo aquello para lo cual había sido creado. Así, pronto llenó su espacio y fue admirado y respetado por todos.
 
Y sólo entonces el jardín fue completamente feliz.
 
¿Cuántos serán robles que no se permiten a sí mismos crecer?
¿Cuántos serán rosales que por miedo al reto, sólo dan espinas?
¿Cuántos, naranjos que no saben florecer?
 
En la vida, todos tenemos una misión que cumplir, un espacio que llenar… Solo hay que saber escuchar, en lo más profundo de nuestro ser para saber en verdad quienes somos….
 
 
ORACIÓN:
 
Dios mío, me has llamado a la santidad. Ilumina mi mente y mi corazón en esta oración para descubrir dónde se encuentra la verdadera felicidad, sólo ésta quiero desear y no las burdas imitaciones que me ofrece el mundo.


Petición

Señor, te pido que deje entrar tu luz a mi conciencia para ser sal que ilumine y dé sabor a la vida de los demás.


Meditación del Papa Francisco

¿Quiénes eran aquellos discípulos? Eran pescadores, gente sencilla... Pero Jesús los mira con los ojos de Dios, y su afirmación se entiende precisamente como consecuencia de las Bienaventuranzas. Él quiere decir: si seréis pobres de espíritu, si seréis mansos, si seréis puros de corazón, si seréis misericordiosos... ¡Ustedes serán la sal de la tierra y la luz del mundo!
Para comprender mejor estas imágenes, tengamos en cuenta que la ley judía prescribía poner un poco de sal sobre cada oferta presentada a Dios, como un signo de alianza. La luz, entonces, para Israel era el símbolo de la revelación mesiánica que triunfa sobre las tinieblas del paganismo. Los cristianos, el nuevo Israel, reciben, entonces, una misión para con todos los hombres: con la fe y la caridad pueden orientar, consagrar, hacer fecunda la humanidad. Todos los bautizados somos discípulos misioneros y estamos llamados a convertirnos en un Evangelio vivo en el mundo: con una vida santa daremos "sabor" a los diferentes ambientes y los defenderemos de la corrupción, como hace la sal; y llevaremos la luz de Cristo a través del testimonio de una caridad genuina. Pero si los cristianos perdemos sabor y apagamos nuestra presencia de sal y de luz, perdemos la efectividad.» (Ángelus de S.S. Francisco, 9 de febrero de 2014).


Propósito

Ser el primero en disculparme u ofrecer una solución en alguna discusión que se presente.

Diálogo con Cristo

Jesús, me llamas a ser la sal y la luz para los demás, esto implica que mi testimonio de vida, palabras y acciones deben ser un reflejo de tu amor, de tu misericordia infinita. Tu gracia es la fuente para la felicidad. Ayúdame, Señor, a guiarme en todo por el Espíritu Santo, para que Él sea quien edifique, en mí, al auténtico testigo de tu amor.
 

---------------------------------------
ESPECIAL BUENOS DÍAS
--------------------------------------------




Denzel Washington a los alumnos de graduación Poned a Dios en primer lugar en todo lo que hagáis

El pasado 2 de mayo, durante la ceremonia de graduación de la Dillard University de Nueva Orleáns (tradicionalmente vinculada a la comunidad negra), Denzel Washington pronunció un discurso de neto contenido religioso y moral (verlo abajo en su integridad), instando a los recién licenciados a "poner a Dios en primer lugar en todo", a "arrodillarse y dar gracias" por todo lo recibido y a experimentar el "egoísmo" de hacer el bien a los demás, que es lo que "mayor satisfacción" produce.

El actor, de 60 años, ganador de dos Oscar (en 1989 por Glory [Tiempos de gloria] y en 2001 porTraining Day), es hijo de un pastor, miembro destacado de la principal comunidad pentecostal del país, la Church of God in Christ, y lee la Biblia a diario. Se casó en 1983 y tiene cuatro hijos, y en alguna ocasión confesó que ha pensado en ser predicador, como su padre. 

Elocuencia, desde luego, no le falta, y lo demostró arrancando su intervención, tras algunos toques de humor, con una apelación muy directa: "Voy a contar sólo dos cosas. Número uno: poned a Dios en primer lugar. Todo lo que veis en mi, todo lo que he logrado, todo lo que creéis que tengo, todo lo que he tenido es por la gracia de Dios. Entendedlo. Es un regalo". Y tras señalar que tener siempre a Dios presente le ha permitido ser humilde, afirmó: "No siempre le fui fiel, pero Él siempre me fue fiel a mí. Así que sed fieles a Él en todo lo que hagáis". 

En la segunda parte, Washington repitió algunos de los conceptos vertidos hace un año en un motivador alegato ante un grupo de actores. En particular, recordó a los alumnos y familiares de alumnos que le escuchaban que nunca verán "un camión de mudanzas detrás de un coche fúnebre", para sugerir el desprendimiento de los bienes materiales y su utilización en bien de los demás. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario