sábado, 30 de mayo de 2015

Buenos días, 31 de mayo de 2015. Santa Petronila

"No practiquéis la austeridad para satisfacer vuestro amor propio. Comed pan, bebed alguna vez, usad zapatos en invierno y comed carne cuanto os haga falta."
San Teodoro


 
VIDEO

  La corona de la gloria debida al mérito de las virtudes.


 

SANTORAL

Petronila,
Virgen y mártir, hija de san Pedro (s. I)
La Visitación de la Virgen María
Cancio, Canciano, Cancianila, Crescenciano, Hermias, Noé, mártires; Pascasio, Gertrudis, Vidal, Gala, Alejandro, confesores; Silvio, Lupicino, obispos; Teodoro, monje; Félix, religioso; Camila, abadesa;

 ---------------------------------------------------
COLECTA PRO DAMNIFICADOS EN NEPAL
 
INDICAR a favor de los damnificados en Nepal
 
BANCO POPULAR: ES710075   0838  0906  0076  1022
BANCO SANTANDER: ES87 0049 2795  8320  1458  4183
 
Las colaboraciones económicas realizadas a CÁRITAS tienen derecho a deducción tanto en el Impuesto de la Renta de las Personas físicas como en el Impuesto de Sociedades.
 -----------------------------------------------

MES DE MAYO, MES DE LA VIRGEN MARÍA


La corona que ciñe María en la gloria le fue dada como premio de todas sus virtudes. Mientras vivió no hubo ninguna que no estuviese en su corona: las tuvo todas en su plenitud: Ave, gratia plena; sí, llena de gracias, llena de dones; sí, llena de dones, llena de virtudes.

FLOR A LA VIRGEN DEL 31 DE MAYO: La gran corona de todas las flores del mes de mayo

Hemos terminado ya nuestra obra. Están ya en el círculo circunscrito por el dedo de Dios todas las flores del mes de mayo. Examinemos hoy nuestra obra y contemplémosla. ¿Hemos tenido algún descuido? ¿Hay en los campos y en
los valles, en los montes y collados, en los prados y en las huertas; hay en nuestros jardines y terraplenes alguna de las flores de esta risueña estación que no embellezca, adorne, vista y perfume nuestra gran corona? Si la veis, si la encontráis, cogedla hoy y agregadla a uno de los treinta ramilletes que la cierran y completan. Celebremos hoy el complemento de nuestra obra.

ORACIÓN DE OFRENDA A LA VIRGEN

Reina de los cielos: Os he dado en este mes consagrado a Vos cuanto he hallado en mi jardín de más bello y fragante; os he dado cuanto tenía de mejor, y os lo doy de nuevo. No hay más, Señora, no hay más: ¡ay! es cosa poca; pero no tengo más. Os he dado votos, promesas, propósitos, resoluciones, y os los he dado tan firmes y eficaces como me ha sido posible formar: ¡ay! no puedo más; no tengo mejores. Me los habéis pedido y os los he dado tales como Vos veis están en esa corona.

Señora: estos propósitos, que, por la misericordia de Dios y favor vuestro, yo he formado en estos ejercicios, a Vos los he ofrecido, y en vuestras manos están. Fomentadles, dadles actividad, firmeza, constancia, perseverancia, eficacia y fortaleza. Yo me ofrezco de nuevo a ponerlos por obra, yo los fío a vuestra maternal solicitud Bellísima, amabilísima, habilísima jardinera, en vuestras manos dejo mi corona; en vuestras manos sagradas encomiendo mis virtudes.
Guardadlas, protegedlas, regadlas, cultivadlas y perfeccionadlas.
------------------------------------


REFLEXIÓN:
El elefante furioso

Hace mucho tiempo, había un rey en la India que tenía un elefante que se volvió loco. El animal iba de aldea en aldea destruyendo cuanto encontraba a su paso, y nadie se atrevía a hacerle frente, porque pertenecía al rey.

Sucedió un día que un supuesto asceta se disponía a abandonar una aldea, a pesar de que todos sus habitantes le suplicaban que no lo hiciera, porque el elefante había sido visto en el camino y atacaba a todos los que pasaban por él.
El hombre se alegró de la ocasión que se le ofrecía para demostrar su superior sabiduría, porque su maestro espiritual acababa de enseñarle a ver a Dios en todas las cosas.

"¡Oh, pobres e ignorantes locos!", les dijo. "¡No tenéis ni idea de las cosas espirituales! ¿Nunca os han dicho que debemos ver a Dios en todas las personas y en todas las cosas, y que todos los que lo hacen gozarán de la protección de Dios? ¡Dejadme ir! ¡Yo no tengo miedo al elefante".

La gente pensó que aquel hombre no tenía mucha más idea de lo espiritual que el elefante loco.

Pero, como sabían que era inútil discutir con un santón, le dejaron ir. Y apenas había recorrido unos metros del camino, cuando se presentó el elefante y arremetió contra él, lo alzó del suelo por medio de su trompa y lo lanzó contra un árbol. El hombre se puso a dar alaridos de dolor.

Afortunadamente para él, aparecieron en aquel crítico momento los soldados del rey, que capturaron al elefante antes de que pudiera acabar con el iluso asceta.
Pasaron unos cuantos meses hasta que el hombre se encontró en condiciones de reanudar sus andanzas. Entonces se fue directamente a ver a su maestro y le dijo:

"Lo que me enseñaste era falso. Me dijiste que viera en todas las cosas la presencia de Dios. Pues bien, eso fue exactamente lo que hice... ¡y mira lo que me ocurrió!".

Y le dijo su maestro:

"iQué estúpido eres! ¿Por qué no viste a Dios en los habitantes de la aldea que te previnieron contra el elefante?".
Anthony de Mello



ORACIÓN:

Coronita DE LAS DOCE ESTRELLAS DE MARÍA SANTÍSIMA

En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, Amén.

V/. Bendigamos al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo.
R/. Alabémosle y ensalcémosle por todos los siglos.

V/. Porque puso los ojos en la humildad de la Virgen María.
R/. Y cual omnipotente obró en ella grandes maravillas.

V/. Bendíganla por esto todas las naciones.
R/. Y a Dios su salvador entonemos canciones.

I. Os bendecimos, alabamos y damos gracias, oh Señor Dios
Padre, porque, haciendo uso de vuestro infinito poder, tanto ensal-
zasteis a vuestra amable Hija la humildísima Virgen María.
Padre nuestro, etc.
Dios te salve, María, primogénita de Dios, llena eres de gracia,
etc.
Dios te salve, María, gloria de la tierra, llena eres...
Dios te salve, María, señora del mundo, llena eres...
Dios te salve, María, reina de los cielos, llena eres...
Gloria Patri, et Filio, etc.

II. Os bendecimos, alabamos y damos gracias, oh Señor Dios
Hijo, porque, haciendo uso de vuestro infinito saber, tanto adornas-
teis a vuestra amada Madre la purísima Virgen María.
Padre nuestro, etc.
Dios te salve, María, bella como la aurora, llena eres de gracia,
etc.
Dios te salve, María, clara como el lucero, llena eres...
Dios te salve, María, hermosa como la luna, llena eres...
Dios te salve, María, escogida como el sol, llena eres.
Gloria Patri, et Filio, etc.

III. Os bendecimos, alabamos y damos gracias, oh Señor Dios
Espíritu Santo, porque, haciendo uso de vuestro infinito amor, tanto
agraciasteis a vuestra amante Esposa la santísima Virgen María.
Padre nuestro, etc.
Dios te salve, María, sola inmaculada, llena eres de gracia, etc.
Dios te salve, María, sola predilecta, llena eres...
Dios te salve, María, sola perfecta, llena eres...
Dios te salve, María, sola virgen madre, llena eres...
Gloria Patri, et Filio, etc.

V/. Ruega por nosotros, santa Madre de Dios.
R/. Para que seamos dignos de alcanzar las promesas de
Nuestro Señor Jesucristo.

ORACIÓN.

Omnipotente y sempiterno Dios, que, por obra del Espíritu Santo, preparasteis el cuerpo y el alma de la gloriosa siempre virgen María para que llegase a ser madre y digna habitación, de vuestro Hijo, concedednos que por intercesión de la misma, con cuya memoria nos gozamos, seamos libres de los inminentes males, y no caigamos en la muerte eterna. Por el mismo Jesucristo Señor nuestro. Amén

No hay comentarios:

Publicar un comentario