miércoles, 8 de abril de 2015

Buenos días, 8 de abril de 2015. San Dionisio

Dejémonos contagiar por el bien
Contagiemos el bien
Papa Francisco



VIDEO
SANTORAL

Dionisio,
obispo († c. a. 180)
Concesa, Edesio, Jenaro, Máxima, Macaria, Herodión, Flegonte, Asincrito, Bademo, Mercuriana, mártires; Amancio, Perpetuo, Redento, obispos; Alberto, patriarca; Faibe, Filarete, Alberto, confesores; Gualterio, abad; Julián de San Agustín, beato.



REFLEXIÓN:

Un hombre, ya de edad, vivía solo.  
                         
Quería remover la tierra del jardín para plantar flores, pero era un trabajo pesado para su edad. Su único hijo, que normalmente le ayudaba en este trabajo, estaba en la cárcel. El anciano escribió la siguiente carta al hijo, contando su dificultad:
"Querido hijo, estoy triste porque este año no podré plantar el jardín.

Odio no poder hacerlo, porque tu madre adoraba las flores, y éste es el momento propio para ello. Soy demasiado viejo para cavar la tierra. Si estuvieras aquí, no habría problema, pero sé que no me puedes ayudar estando preso, como estás.
Con amor, tu padre."


Poco después el padre recibió el siguiente telegrama: “POR AMOR DE DIOS, PAPÁ, NO CAVES EL JARDÍN... FUE AHÍ DONDE ENTERRÉ LOS CADÁVERES!”

A las cuatro da mañana del día siguiente, una docena de policías aparecieron y excavaron todo el jardín, sin encontrar ningún cuerpo.

Confuso, el anciano escribió una carta al hijo contando lo sucedido. Ésta fue la respuesta: “AHORA PUEDES PLANTAR EL JARDÍN, PAPÁ. ERA LO MÁXIMO QUE PODÍA HACER, EN ESTE MOMENTO” !

Moraleja:  Tener problemas es inevitable... ser derrotado por ellos, es opcional

ORACIÓN:

Oración introductoria

Señor Jesús, dame la gracia para que sepa guardar el silencio que me puede llevar a tener un momento de intimidad contigo en esta oración. Creo en ti, Señor, te amo y confío en que Tú también quieres estar conmigo.


Petición

Señor, que sepa prepararme adecuadamente a la celebración de la Vigilia Pascual.

Meditación del Papa Francisco


En la vida del cristiano, después del bautismo, hay también otra 'Galilea', una 'Galilea' más existencial: la experiencia del encuentro personal con Jesucristo, que me ha llamado a seguirlo y participar en su misión. En este sentido, volver a Galilea significa custodiar en el corazón la memoria viva de esta llamada, cuando Jesús pasó por mi camino, me miró con misericordia, me pidió seguirlo; volver a Galilea significa recuperar la memoria de aquel momento en el que sus ojos se cruzaron con los míos, el momento en que me hizo sentir que me amaba.

Hoy, en esta noche, cada uno de nosotros puede preguntarse: ¿Cuál es mi Galilea? Se trata de hacer memoria, regresar con el recuerdo. ¿Dónde está mi Galilea? ¿La recuerdo? ¿La he olvidado? Búscala y la encontrarás. Allí te espera el Señor. He andado por caminos y senderos que me la han hecho olvidar. Señor, ayúdame: dime cuál es mi Galilea; sabes, yo quiero volver allí para encontrarte y dejarme abrazar por tu misericordia. No tengáis miedo, no temáis, volved a Galilea.» (Homilía de S.S. Francisco, 19 de abril de 2014).

Propósito

Hoy buscaré servir humildemente a una persona que provoque en mí, sentimientos negativos.

Diálogo con Cristo

Cristo resucitado, me atrevo a ponerme en tu presencia para que me llenes de Ti y del gozo de tu triunfo sobre el mal y la muerte. Creo firmemente en tu presencia renovadora, pero aumenta mi pobre fe. Confío que eres Tú quien me guiará en esta meditación y en toda mi vida para vivir como un hombre o mujer nuevo(a). Enciéndeme con el fuego de tu amor, para que me entregue a Ti sin reservas y quemes con tu Espíritu Santo mi debilidad y cobardía para darte a conocer a mis hermanos.

---------------------------------------------------
ESPECIAL BUENOS DÍAS
---------------------------------------------------




Promesa del Profeta Muhammad a los cristianos

Musulmanes y cristianos juntos constituyen más del cincuenta por ciento del mundo, y si vivieran en paz, estaríamos a la mitad de camino de la paz mundial


Un pequeño paso que podemos tomar para fomentar la armonía entre musulmanes y cristianos es contar y volver a contar historias positivas y abstenernos de demonizarnos mutuamente. En este artículo me propongo recordar a los musulmanes y a los cristianos acerca de la promesa de que el Profeta Muhammad (La bendición y la paz sean con él) hizo a los cristianos. El conocimiento de esta promesa puede tener un enorme impacto en la conducta de los musulmanes hacia los cristianos. Los musulmanes en general respetan el precedente de su Profeta y tratan de practicarlo en sus vidas. En 628 AD, una delegación del Monasterio de Santa Catalina llegó ante el Profeta Muhammad (La bendición y la paz sean con él) y le pidieron su protección. Él respondió concediéndoles una carta de derechos, que reproduzco a continuación en su totalidad.
El Monasterio de Santa Catalina se encuentra a los pies del monte. Sinaí y es el monasterio más antiguo del mundo. Posee una gran colección de manuscritos cristianos, sólo superada por el Vaticano, y es patrimonio de la humanidad. Además, cuenta con la colección más antigua de iconos cristianos. Es un tesoro de la historia cristiana que se ha mantenido fuerte durante 1400 años bajo la protección de los musulmanes.

La promesa de Santa Catalina:

"Este es un mensaje de Muhammad ibn Abdullah, como un pacto a aquellos que adoptan el cristianismo, cerca y lejos, estamos con ellos.                        

Ciertamente Yo, los siervos, los que ayudan, y mis seguidores los defenderemos, porque los cristianos son mis ciudadanos, y por Allah! estoy en contra de todo lo que les desagrada.                                                                                                            No debe haber ninguna compulsión hacia ellos. Tampoco sus jueces deben ser removidos de sus puestos de trabajo ni los monjes de sus monasterios. Nadie destruirá una casa de su religión, o dañarla, o llevarse cualquier cosa de ellos a casa de los musulmanes.                                                                                            Si alguien toma algo de ellas, echaría a perder el pacto de Allah y desobedecería a Su Profeta.                                                                                                              Ciertamente, ellos son mis aliados y tienen mi carta de seguro contra todo lo que ellos odian. Nadie está obligado a viajar u obligado a combatir. Los musulmanes deben luchar por ellos. Si una mujer cristiana se casa con un musulmán, esto no se llevará a cabo sin su aprobación. A ella no se le impedirá visitar la iglesia para rezar. Sus iglesias han de ser respetadas. No se les impedirá repararlas, ni la santidad de sus convenios. Nadie de la nación (de los musulmanes) debe desobedecer el pacto hasta el último día (fin del mundo) . "


La primera y la última frase de la carta son críticas. En ellas hay una promesa eterna y universal. Muhammed afirma que los musulmanes y con los cristianos cercanos y lejanos, de inmediato rechaza cualquier futuro intento de limitar la promesa a Santa Catalina. Al ordenar a los musulmanes a obedecer hasta el Día del Juicio la carta socava nuevamente cualquier futuro intento de revocar los privilegios. Estos derechos son inalienables. 

Muhammed declaró a los cristianos, a todos ellos, como sus aliados y él equipara los malos tratos a los cristianos como una violación del pacto de Allah.

Un aspecto destacable de la carta es que no impone condiciones a los cristianos para disfrutar de sus privilegios. Basta que sean cristianos. Ellos no están obligados a modificar sus creencias, no tienen que hacer ningún pago y no tiene ninguna obligación. 

¡Se trata de una carta de derechos sin deberes! El documento no es un tratado moderno de derechos humanos, pero incluso - pensemos que fue escrito en el año 628 dC - protege claramente el derecho a la propiedad, la libertad de religión, la libertad de trabajo, y la seguridad de la persona.

Sé que la mayoría de los lectores, pensarán ¿y qué? Bueno, la respuesta es simple. Los que tratan de fomentar la discordia entre los musulmanes y los cristianos se centran en temas que dividen y hacen hincapié en las zonas de conflicto. Pero cuando las fuentes como la promesa de Muhammad a los cristianos se invoca, se construyen puentes. Inspira a los musulmanes a superar la intolerancia y genera buena voluntad en los cristianos que pudieran estar amazando miedo al Islam o a los musulmanes.

Cuando miro a las fuentes islámicas, encuentro ejemplos sin precedentes de tolerancia religiosa e inclusión. Ellos me dan ganas de ser una mejor persona. Creo que la capacidad de buscar el bien y hacer el bien es inherente en todos nosotros.


Autor: Dr. Muqtedar Khan - Fuente: Soy muslim

No hay comentarios:

Publicar un comentario