viernes, 27 de febrero de 2015

Buenos días, 27 de febrero de 2015. ANIVERSARIO DE INFANTERIA DE MARINA, No te olvides de felicitar a los infantes y de encomendarlos a su/nuestro patrono San Juan Nepomuceno

"El ruido no hace bien; el bien no hace ruido". 
San Vicente de Paúl
ANIVERSARIO DE LA INFANTERIA DE MARINA

VIDEO

SANTORAL
Gabriel de la Dolorosa,
confesor (1838-1862)
Gabriel de la Dolorosa, Baldomero, Onésima, Geroncio, Basilio, confesores; Alejandro, Acundio, Antígono, Fortunato, Julián, Euno, Besas, Gelasio, mártires; Procopio, monje; Taleo, eremita; Honorina, virgen y mártir; Juan, abad.

REFLEXIÓN:

El sentido del trabajo
Un día quise ver a mis tres amigos, que trabajaban en una obra de construcción, cerca de mi casa. Hacía mucho tiempo que no los veía, así que no sabía qué era de sus vidas.
Casi a la entrada, en una postura de comodidad, me encuentro al primero.
«¡Hombre, qué alegría verte!», le dije, mientras le daba un fuerte abrazo. «¿Cómo te van las cosas?»
«Aquí ando, trabajando y sudando como un negro, ya me ves. Como un idiota, esperando largarme cuanto antes».
Doy tan sólo unos pasos y allí, en un andamio, a escasos metros del suelo, encuentro al otro viejo amigo.
«¡Cuánto tiempo sin verte! ¿Cómo te va?»
«Pues hombre, ya ves. Las vueltas que da la vida. Hay que hacer algo, ¿no? Hay que ganarse el pan y mirar por los hijos. Es ley de vida», me dijo.

Levanto la vista y allá arriba, en una postura de difícil equilibrio, veo a mi otro amigo. Sintió una enorme alegría al verme y, con una gran sonrisa y una voz potente, me preguntó cómo me iba, cuándo nos veríamos más detenidamente. Y para terminar, me dijo:
«Aquí estoy haciendo un escuela bonita, bonita, bonita... ya verás qué escuela».

ORACIÓN:
Contemplemos el ejemplo de Cristo e imitémosle en esa locura por hacer el bien a los demás. 
Oración introductoria

Jesucristo, permite que esta meditación me lleve a entregarme sin reservas a mi misión. Tú me has mostrado el camino, nada fácil, pero seguro a la felicidad. Quiero enamorarme y ser fiel a mi vocación, por eso te suplico el don de vivir solamente para Ti.

Petición

Señor, Tú sabes que te amo, pero acrecienta mi amor.


Meditación del Papa Francisco

Jesús no trae neutralidad, esta paz no es una componenda a cualquier precio. Seguir a Jesús comporta renunciar al mal, al egoísmo y elegir el bien, la verdad, la justicia, incluso cuando esto requiere sacrificio y renuncia a los propios intereses. Y esto sí, divide; lo sabemos, divide incluso las relaciones más cercanas. Pero atención: no es Jesús quien divide. Él pone el criterio: vivir para sí mismos, o vivir para Dios y para los demás; hacerse servir, o servir; obedecer al propio yo, u obedecer a Dios. […]Queridos amigos, también entre los parientes de Jesús hubo algunos que a un cierto punto no compartieron su modo de vivir y de predicar, nos lo dice el Evangelio. Pero su Madre lo siguió siempre fielmente, manteniendo fija la mirada de su corazón en Jesús, el Hijo del Altísimo, y en su misterio. Y al final, gracias a la fe de María, los familiares de Jesús entraron a formar parte de la primera comunidad cristiana.» (S.S. Francisco, 18 de agosto de 2013).
Propósito

Examinar cuanto dejo que me influya el qué dirán de los demás en mis decisiones.


Diálogo con Cristo

Señor, yo tampoco quiero dar importancia al «qué dirán» ni quiero dejarme influenciar por el ambiente, desgraciadamente cada vez más alejado de tu verdad y de tu amor. No me debe interesar el grado de popularidad, ni la simpatía que mi estilo de vida pueda provocar en los demás. Yo sólo quiero que mi testimonio acerque a más personas a tu amor, por ello dame la luz para saber ser ese imán, no para mi vanagloria, sino únicamente para tu gloria, Señor.


 --------------------------------------------------------
ESPECIAL BUENOS DÍAS
------------------------------------------------------


Siempre con vosotros
TERCIO NORTE DE LA ARMADA 
SERVICIO RELIGIOSO 
------------------------------------

LA ORACIÓN DE LOS CINCO DEDOS 

 del  Papa Francisco (cuando era Cardenal de Buenos Aires) 


1.  El  pulgar  es  el  más  cercano  a  ti.  
Así  que  empieza  orando  por quienes  están  más  cerca  de  ti.  Son  las  personas  más  fáciles  de recordar.  Orar  por  nuestros  seres  queridos  es  "una  dulce obligación" 

2.  El  siguiente  dedo  es  el  índice.  
Ora  por  quienes  enseñan, instruyen  y  sanan.  Esto  incluye  a  los  maestros, profesores, médicos  y  sacerdotes.  Ellos  necesitan  apoyo  y  sabiduría  para indicar la dirección correcta a los demás. Tenlos siempre presentes en tus oraciones. 

3. El siguiente dedo es el más alto. 
Nos recuerda a nuestros líderes. Ora  por  el  presidente,  los  congresistas,  los  empresarios,  y  los gerentes. Estas personas dirigen los destinos de nuestra patria y 
guían a la opinión pública.. Necesitan la guía de Dios. 

4.  El  cuarto  dedo  es  nuestro  dedo  anular. 
 Aunque  a  muchos  les sorprenda,  es  nuestro  dedo  más  débil,  como  te  lo  puede  decir cualquier  profesor  de  piano.  Debe  recordarnos  orar  por  los  más débiles,  con  muchos  problemas  o  postrados  por  las enfermedades. Necesitan tus oraciones de día y de noche. Nunca será demasiado lo que ores por ellos. También debe invitarnos a orar por los matrimonios. 

5.  Y  por  último  está  nuestro  dedo  meñique,  el  más  pequeño  de todos  los  dedos,  que  es  como  debemos  vernos  ante  Dios  y  los demás.  Como  dice  la  Biblia  "los  últimos  serán  los  primeros".  Tu meñique debe recordarte orar por tí. Cuando ya hayas orado por los  otros  cuatro  grupos  verás  tus  propias  necesidades  en  la perspectiva correcta, y podrás orar mejor por las tuyas. 



Los mandamientos 

1ª mandamiento: Mi primer deber como infante de marina es estar permanentemente dispuesto a defender España y entregar si fuera preciso mi propia vida.

2º mandamiento: Seré siempre respetuoso con mis mandos, leal con mis compañeros, generoso y sacrificado en mi trabajo 3o mandamiento: Estaré preparado para afrontar con valor abnegación y espíritu de servicio cualquier misión asignada a la Infantería de Marina.

3º mandamiento: Estaré preparado para afrontar con valor abnegación y espíritu de servicio cualquier misión asignada a la Infantería de Marina

4º mandamiento: Seré siempre respetuoso con las tradiciones del cuerpo, estaré orgulloso de su historia y nunca haré nada que pueda desprestigiar su nombre.

5º mandamiento: Ajustaré mi conducta al respeto de las personas, su dignidad y derechos serán valores que guardaré y exigiré.
                    
6º mandamiento: Como infante de marina la disciplina constituirá mi norma de actuación, la practicaré y exigiré en todos los cometidos que se me asignen.

7º mandamiento: Como infante de marina mi misión será sagrada en su cumplimiento venceré o moriré.

8º mandamiento: Aumentar la preparación física y mental será mi objetivo permanente.

9º mandamiento: Seré duro en la fatiga, bravo en el combate, nunca el desaliento en mi pecho anidará, nobleza y valentía serán mis emblemas.

10º mandamiento: ¡Mi lema!... ¡Valiente por tierra y por mar!


ORACIÓN A NUESTRO 
PATRONO Y PROTECTOR  

Dios todopoderoso y eterno, 
que otorgaste a san Juan Nepomuceno  
la gracia de luchar por la fe hasta el martirio,  
concédenos, por su intercesión,  
soportar por tu amor todas las adversidades, 
ejecutando la misión que se nos ha encomendado, 
cumpliendo fielmente nuestro Decálogo de Infante 
de Marina, y caminar, así,  incansablemente hacia ti,  
que eres nuestra vida.  

Por Jesucristo, nuestro Señor. Amén. 

VALIENTES  
POR TIERRA Y POR MAR ...  HACIA EL CIELO 


No hay comentarios:

Publicar un comentario