sábado, 31 de enero de 2015

Buenos días, 31 de enero de 2015. San Juan Bosco

"Propagad la devoción a Jesús Sacramentado
y a María Auxiliadora
y veréis lo que son los milagros.
Ayudad mucho a los niños pobres, a los enfermos,
 a los ancianos y a la gente más necesitada,
y conseguiréis enormes bendiciones y ayudas de Dios.
Os espero en el Paraíso".
 San Juan Bosco


SANTORAL

Juan Bosco,
El Santo de los jóvenes
Patrono del Cuerpo de Especialistas del Ejército de Tierra
 Patrono de aprendices, cinema e ilusionismo, confesor y fundador de la Familia Salesiana.

Geminiano, obispo; Ciro y Juan, Metrano, Tarsicio, Saturnino, Tirso y Víctor, Zótico, Ciriaco, Trifena, Sergio, Eusebio, Domingo Sarraceno y compañeros, mártires; Julio, Adamnan, Martín, presbíteros; Marcela, Luisa Albertonia, viudas; Francisco Javier María Bianchi, confesor. 




REFLEXIÓN:

INDULGENCIA PLENARIA

El 31 de enero por la solemnidad de San Juan Bosco en el año de su bicentenario, se concederá Indulgencia Plenaria. Abajo se amplía ésta importante información.


Los fieles alrededor del mundo que se sumen a las celebraciones de San Juan Bosco con ocasión de su fiesta litúrgica podrán también obtener el 31 de enero la Indulgencia Plenaria.
Con motivo de la celebración del Bicentenario del nacimiento del santo salesiano, la Penitenciaría Apostólica, por mandato del Santo Padre Francisco, concedió la Indulgencia Plenaria anexa a la conmemoración, que "pueden lucrarse los miembros de la Familia Salesiana y todos los fieles cristianos con ánimo penitente y movidos por la caridad, que pueden también aplicarla como sufragio a las almas de los fieles difuntos que se encuentran en el Purgatorio", siempre y cuando participen de manera piadosa en alguna celebración sagrada en honor a Don Bosco o, por lo menos, ante una reliquia o imagen sagrada del santo, dedicando tiempo para la oración.
La Indulgencia se puede ganar durante todo el año del Jubileo salesiano en el templo en honor a San Juan Bosco en "Colle Don Bosco", cerca de Castelnuovo, y en la Basílica de María Auxiliadora en Turín. Y en cualquier parte del mundo el próximo 31 de enero y el 16 de agosto -fechas solemnes en honor a Don Bosco-, con las condiciones ya mencionadas, además de la confesión sacramental, la comunión Eucarística y la oración según la intención del Sumo Pontífice.

Contenido publicado en es.gaudiumpress.org, en el enlace http://es.gaudiumpress.org/content/66651#ixzz3QG9Eggpq
Se autoriza su publicación desde que cite la fuente.

HISTORIA DE SAN JUAN BOSCO

Es el santo de la juventud. El santo de los obreros, el santo de la alegría, el santo de María Auxiliadora y el santo de muchas cosas más.
En el verano de 1815 nacía en Becchi-Piamonte (Italia), de padres humildes pero muy buenos cristianos. A los 2 años se quedó huérfano de padre. Así que desde muy niño tuvo que trabajar duro al lado de sus hermanos, Antonio y José y su santa madre, mamá Margarita, para sacar la casa adelante. De su santa madre recibió una profunda educación cristiana y un gran amor a la Virgen María junto con un gran respeto hacia los sacerdotes. Ambas cosas quedaron profundamente impresas en su alma.

Ya desde niño demostró estar en posesión de cualidades nada comunes en todos los sentidos: Era simpático, agudo, inteligente, trabajador, fuerte y muy mañoso con cuanto se proponía. Desde niño y después de joven, pero sobre todo de sacerdote, trabajará tanto que parece casi imposible cómo en sólo 72 años de vida pudo realizar tantas y tan importantes obras. Alguien ha dicho que trabajó él solo más que diez hombres juntos de no cortas cualidades.

Cuando llegaba a Castelnuovo, Asti o Murialdo y algún titiritero atraía a pequeños y grandes durante el tiempo de la Misa o del Rosario, se presentaba él y decía: "Yo lo hago esto sin haceros pagar, tan bien o mejor que él, pero con una condición: Que vengáis después todos conmigo a la Iglesia"... Lo hacía y arrastraba a los espectadores a tomar parte en cuanto en el templo se hacía. Así iba llenando la iglesia de fieles.

Ya dijimos que mamá Margarita admiraba a los sacerdotes. Él los veía demasiado arrogantes y lejanos del pueblo, sobre todo de los niños y decía: "Si yo llego a ser sacerdote, como espero, jugaré con los niños y los querré, les haré cantar y con alegría a todos querré salvar"...

Cuando vistió el hábito clerical le amonestó aquella santa mujer que fue su madre: "Puedes imaginarte, hijo mío, la gran alegría que embarga mi corazón, pero, por favor, no deshonres nunca este hábito. Sería mejor que lo abandonaras. Cuando viniste al mundo te consagré por entero a la Virgen María; cuando comenzaste los estudios te recomendé la tierna devoción hacia Ella; ahora te encarezco que seas todo de Ella... Si llegas a ser sacerdote, recomienda y propaga siempre su devoción..."
Tenía muchos sueños y todos ellos muy "famosos y se cumplían". Se ordenó sacerdote el 1841 y desde entonces no paró hasta dar cobijo y digna educación a tantos niños que veía abandonados por las calles. El rezo de un Ave María hizo el milagro y fue el primer eslabón de esta maravillosa cadena de sus ORATORIOS. Centenares, millares de niños abandonados encontraron calor, educación, comida, vestido y cobijo cariñoso como en su propia casa. Mamá Margarita y su hijo se desvivían por ayudar a aquellos rapaces que el día de mañana serían buenos padres cristianos, otros sacerdotes y varios Santos, entre ellos Santo Domingo Savio.
Es famoso la aplicación de su sistema pedagógico basado en tres pilares: La razón, la religion y el amor.
Dos eran las armas de que se servía, sobre todo, D. Bosco, para formarles: La eucaristía y la penitencia. Estos dos sacramentos obraban maravillas en aquellos jóvenes... Hasta le creyeron un poco mal de la cabeza por los "sueños" que llenaban su corazón y su mente en favor de los abandonados... Obraba milagros, pero siempre era Ella, la VIRGEN AUXILIADORA, quien los hacía, decía él. "No he sido yo, ha sido la Virgen Auxiliadora quien te ha salvado"... "Cada ladrillo de esta iglesia —se refería a la gran Basílica que en su obsequio empezó el 1863—es una gracia de la Virgen María"... Para continuar su OBRA el 1857 fundó los Salesianos, tomando el nombre de San Francisco de Sales y poco después las Hijas de María Auxiliadora, con María Mazzarello. Ellos llevan su espíritu.
Antes de que le llegue su preciosa muerte—31 de enero del 1888—verá su obra extendida por varias naciones del mundo... y hoy es una de las mayores de la Iglesia. Este año 2015, se celebra en todas las casas Salesianas del mundo el Bicentenario de su nacimiento.
Su cuerpo permanece incorrupto en la Basílica de María Auxiliadora en Turín, Italia

Frases destacadas de San Juan Bosco.

1.- Entre vosotros jóvenes, es donde me encuentro bien
2.- Cuando estoy lejos de vosotros me falta algo

3.- Iría hasta Superga arrastrando la lengua con tal de salvar un alma

4.- Un buen consejo lo aceptaría aunque viniera del diablo

5.- Estad siempre unidos al Señor

6.- Aquí hacemos consistir la santidad en estar siempre alegres

7.- Trabajo, trabajo, trabajo

8.- Ahora hemos de trabajar, ya descansaremos en el paraíso

9.- Quien deja una casa por seguir la vocación encuentra ciento

10.- Dadme almas y quedaos el resto

11.- Hemos de hacer buenos cristianos y honrados ciudadanos

12.- Salud, sabiduría, santidad (son las tras « S» en las que insistía Don Bosco)

13.- Decían de él: cuando Don Bosco está muy alegre es que tiene algún problema

14.- Ante la cantidad de obras que realiza, Don Bosco decía:

«Yo voy adelante haciendo como la locomotora, puf, puf, puf...»  
(«Puf» en piamontés significa «deudas»)

15.- Nunca hay que decir « no me toca», sino « ¡Voy yo!»

16.- Mi sistema se basa en la religión, la razón y el amor

17.- A1 dar cultura y principios religiosos prevenimos a los delincuentes.

18.- Más moscas se cazan con una gota de miel que con un barril de vinagre

19.- Vosotros jóvenes sois los responsables de vuestro futuro

20.- La Eucaristía y la Virgen son las dos columnas que han de sostener nuestras vidas

21.- Sed devotos del Papa, es una de nuestras principales devociones

22.- Tristeza y melancolía fuera de la casa mía

23.- Dios te ve

24.- Como padres amorosos corrijamos siempre con amabilidad

25.- Por los jóvenes hemos de estar dispuestos a soportar cualquier contratiempo y fatiga

26.- Los jóvenes no sólo deben ser amados, sino que deben notar que se les ama

27.- Amemos lo que aman los jóvenes

28.- Procurad siempre vivir en la amistad de Dios

ORACIÓN:


Señor Dios Padre Celestial: Tú que has suscitado en San Juan Bosco un Educador admirable para la Juventud, un benefactor eficaz para los pobres y angustiados – y un generoso bienhechor para los que necesitan, salud empleo, facilidades de estudio, tranquilidad espiritual, conversión u otra gracia especial – y que con el Auxilio de la Virgen María Auxiliadora le has permitido hacer tantos y tan admirable prodigios a favor de los devotos que le rezan con fe-. Concédenos imitarlo en su gran interés por salvar las almas, y por obtener el mayor bien espiritual y corporal para el prójimo. Que recordemos siempre que el bien que hacemos a los demás, lo recibe tu Hijo Jesús como hecho a Él mismo y que debemos hacer a los otros todo el bien que deseamos que los demás nos hagan a nosotros. Por la intercesión de tan amable Protector concédenos las gracias que te pedimos. Desde ahora aceptamos que se cumpla siempre y en todo tu Santísima Voluntad, pero te suplicamos humildemente que tengas misericordia de nosotros, remedies nuestros males, soluciones nuestras situaciones difíciles y – nos concedas aquello que más necesitamos para nuestra vida espiritual y material. Todo esto te lo suplicamos en el nombre de Nuestro Señor Jesucristo tu Hijo, quien contigo y el Espíritu Santo, vive y reina y es Dios, por los siglos de los siglos. Amén

No hay comentarios:

Publicar un comentario