jueves, 21 de marzo de 2013

Buenos días, 21 de marzo de 2013


La felicidad nos llega cuando nosotros mismos elegimos ser lo que somos,
ser nosotros mismos aquí y ahora;
cuando elegimos la vida tal como es, con sus alegrías, sus sufrimientos y conflictos.

  

SANTORAL

Nicolás de Flüe, confesor (1417 1497)

Endeus, Lupicino, abades;Serapión, Birilo, Justiniano, obispos; Filemón, Domnino, mártires; Nicolás de Flüe, confesor; Elías, eremita; Clemencia de Hoheuberg, viuda; Alfonso de Rojas, monje.



Entrevista exclusiva del Cardenal Bergoglio, hoy Papa Francisco, con EW

http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=NZ1ZczyyKwM -- 





REFLEXIÓN:
Decálogo del optimismo cristiano

1. Sabemos que para los que aman, todo les sirve para su bien.
2. Son momentos para crecer y hacerlo juntos.
3. Cuando viene la inclemencia se ahondan las raíces.
4. Estar en la aparente intemperie es abandonarse en los brazos del Padre.
5. No son tiempos para las dudas sino para la cereza de su Amor.
6. En medio de la noche existen puntos de luz que son las estrellas.
7. Aunque parezca que no va a cambiar nada Él tiene la única palabra.
8. Con María decimos: “para Dios no hay nada imposible” ¡es cierto!
9. Los lamentos no solucionan nada y nos hunden en el pesimismo.
10. Cuando todas las puertas se cierran, todavía me quedas Tú, la puerta de la Vida, la puerta de la Esperanza.


ORACIÓN:


¡Te doy gracias, Padre, Señor del cielo y de la tierra, por este momento que me concedes para dialogar contigo! ¡Gracias, porque me revelas los misterios de tu Reino! ¡Gracias por el don de la fe! Me siento dichoso al ser tu hijo adoptivo. Te amo, Señor.

Petición

Señor, ayúdame a ser sencillo, manso y humilde de corazón.

Meditación del Papa

En el griego original de los Evangelios el verbo con el que inicia este himno, y que expresa la actitud de Jesús al dirigirse al Padre, es exomologoumai, traducido a menudo como "doy gracias". Pero en los escritos del Nuevo Testamento este verbo indica principalmente dos cosas; la primera es "reconocer hasta el final", por ejemplo san Juan Bautista pedía reconocer totalmente los propios pecados a quien quería que él lo bautizase, la segunda es "estar de acuerdo". Por tanto, la expresión con la que Jesús comienza su oración contiene su reconocimiento total de la voluntad de Dios Padre, y junto a esto, su estar completamente de acuerdo, consciente y gozoso con este modo de actuar, el proyecto del Padre. El himno de júbilo es la culminación de un camino de oración en el que surge claramente la profunda e íntima comunión de Jesús con la vida del Padre en el Espíritu Santo, y se manifiesta su filiación divina. Jesús se dirige a Dios llamándole "Padre". Este término expresa la conciencia y la certeza de Jesús de "ser el Hijo", en íntima y constante comunión con Él, y este es punto fundamental y la fuente de toda oración de Jesús. Lo vemos claramente en la última parte del Himno, que ilumina todo el texto. Benedicto XVI, 7 de diciembre de 2011.


Propósito

Buscar en este día, ser humilde y pedirlo en la oración como una gracia.

Diálogo con Cristo

Señor, la auténtica vida de oración es aquella que me lleva a conocerte, amarte, seguirte e imitarte, ¡qué gran privilegio! ¡Qué inmensa alegría! No te pido una gran sapiencia, ayúdame a aceptar, con la sencillez de un niño, lo que quieres de mí. Sólo quiero crecer en mi amistad contigo y eso significa que necesito una confianza inquebrantable en tu infinito amor.



 ----------------------------------------------------------------------------------------------------
 ESPECIAL BUENOS DÍAS
---------------------------------------------------------------------------------------------------- 



 Martin Freeman protagonista de El Hobbit,hijo de
un oficial de la Armada,afirma: “Jesús mi primera
piedra de toque moral”

El actor británico estudió con los salesianos.

Freeman nació en 1971, Aldershot, Hampshire, y es el pequeño de una familia de cinco hermanos. Con solo 10 años su padre, un oficial de la marina, murió de un ataque al corazón. Cuando murió, los padres de Freeman ya se habían separado. 

Fue criado por su madre, Filomena, como católico. De niño acudió a la escuela Cardenal Newman y más tarde fue alumno de los Padres Salesianos: “Mi primera piedra de toque moral fue Jesús”, reconoce Freeman. “Y aunque la relación con mi fe nunca ha sido fácil –no soy lo que se dice un católico practicante– soy una de las pocas personas que conozco que cree
en Dios”, ha dicho. “La película Jesús de Nazaret de Zeffirelli, con el actor Robert Powell en el papel de Jesús, fue la primera encarnación de Jesús que vi. Yo tenía cinco años, y recuerdo que pensé: es increíble, brillante. Aquella película me tenía absolutamente admirado”.

Desde muy joven, la actuación ha sido su vía de escape. Cuando en la Navidad de 2009 estrenó la comedia familiar Nativity!, afirmaba: “La idea de que el más humilde será exaltado es, sin duda, una gran idea, por eso, quizá, se dice que la vida de Jesús es la historia más grande jamás contada. Es una historia con un comienzo realmente hermoso. Cuando vemos una película siempre nos ponemos del lado del más desvalido. 

Pues bien, ¿quién es Jesús sino el más desvalido? Seas creyente o no, su historia es la mejor lección sobre cómo hay que mirar el mundo, y lo realmente difícil es aplicarlo al día a día, "ser cristiano es realmente difícil”, asegura.

“Para mí la religión tiene validez en la medida en que aporta buenas ideas y cosas buenas para ofrecer a los demás, como por ejemplo, la idea de la redención, la de que es posible cambiar, y cambiar las cosas a nuestro alrededor”, reconoce. Una idea, la de la transformación y la redención, que supo desarrollar mejor que nadie el maestro Tolkien en la historia de El Señor de los Anillos y su precuela, El Hobbit. Quizá no es la más grande jamás contada, pero sí una de las más grandes. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario