lunes, 25 de febrero de 2013

Buenos días, 25 de febrero de 2013


"La fe no se opone a vuestros ideales más altos, al contrario, los exalta y perfecciona".
BERNEDICTO XVI


 SANTORAL

Valerio,
confesor († s. VII)

Victorino y Víctor, Nicéforo, Claudio, Diodoro, Serapión, Papías, Donato, Justo, Ireneo y Daniel, mártires; Félix III, papa;Tarasio, patriarca; Regino, obispo y mártir; Toribio Romo González, sacerdote y mártir; Cesáreo, Avertano y Romeo, Valerio y Bonelo del Bierzo, confesores; Valberga, Aldetrudis, abadesas; salesianos mártires en Li-Thau-Tseul: Luis Versiglia, obispo, y Calixto Caravario, sacerdote; Lorenzo BaiXiaoman, seglar mártir de China.


REFLEXIÓN:

La indecisión, forma segura de fracasar. ¿Que decisiones tomo hoy? ¿Que planes definidos preparo? Si no ha tomado una decisión hoy, ha postergado para otro día el logro de lo que desea. ¿Que importa si la decisión es errónea? 

El día se perdió de cualquier forma. No ha tomado una decisión. El mundo no le condenara por tomar las decisiones errónea pero le condenara por su indecisión. Si hubiera tomado la decisión errónea, al menos hubiera ganado algo de la experiencia, pero si no ha tomado decisión alguna, no ha ganado nada.

La costumbre de postergar las cosas simplemente los desvía del camino, donde uno se oxida por la inactividad. La indecisión es una forma segura de fracasar. Cualquiera sea el problema que debe enfrentar, debe pensarlo claramente y tomar una determinación definitiva. Elija y Comience. Es imposible llegar a ningún lado sin comenzar. Por cada logro alguien tiene que tomar una decisión.


ORACIÓN:

Señor, si Tú quieres esta meditación puede hacer la diferencia en mi día, y en mi vida. Vengo ante Ti como el leproso, necesito de tu gracia. Tócame y sáname de todas mis iniquidades, de mi egoísmo, de mi soberbia, de mi vanidad, de mi indiferencia.

Petición

Ayúdame, Jesús, a vivir tu Evangelio al convertirme en un apóstol fiel y esforzado de tu Reino.

Meditación del Papa

Un maravilloso comentario existencial a este Evangelio es la famosa experiencia de san Francisco de Asís, que lo resume al principio de su Testamento: "El Señor me dio de esta manera a mí, hermano Francisco, el comenzar a hacer penitencia: cuando estaba en el pecado, me parecía algo demasiado amargo ver a los leprosos. Y el Señor mismo me condujo entre ellos, y practiqué la misericordia con ellos. Y al apartarme de los mismos, aquello que me parecía amargo, se me convirtió en dulzura del alma y del cuerpo; y después me quedé un poco, y salí del mundo". En los leprosos, que Francisco encontró cuando todavía estaba "en el pecado" --como él dice--, Jesús estaba presente, y cuando Francisco se acercó a uno de ellos, y, venciendo la repugnancia que sentía lo abrazó, Jesús lo sanó de su lepra, es decir de su orgullo, y lo convirtió al amor de Dios. ¡Esta es la victoria de Cristo, que es nuestra sanación profunda y nuestra resurrección a una vida nueva!» (Benedicto XVI, 12 de febrero de 2012).

Propósito

Rezar durante el día una jaculatoria que me ayude a transformar mi orgullo en amor. Puede ser: Jesús, haz mi corazón semejante al tuyo.

Diálogo con Cristo

Gracias, Jesús, por apiadarte de mis dolencias y darme la posibilidad de experimentar tu cercanía en esta meditación. Creo en tu misericordia y humildemente te pido me ayudes a saber reconocer todas mis infidelidades y a poner medios concretos para superarlas. Además confío en que sabré, como el leproso, divulgar tu Buena Nueva de salvación en mi entorno familiar y social, porque lo que más deseo para este 2013, es que muchos otros experimenten tu amor.


 ------------------------------------------
ESPECIAL BUENOS DÍAS
------------------------------------------ 





NOS, DOCTOR JUAN DEL RÍO MARTÍN, POR LA GRACIA DE DIOS Y DE LA SANTA SEDE APOSTÓLICA, ARZOBISPO CASTRENSE DE ESPAÑA.

Es de todos conocido que (D.m) el próximo jueves 28 de febrero a las ocho de la tarde, nuestro Santo Padre Benedicto XVI dejará el ejercicio del ministerio petrino, como consecuencia de la renuncia por él mismo manifestada y que será efectiva a partir de ese día y hora.

Los católicos, convencidos de que el Señor dirige sabiamente la nave de su Iglesia dándole en cada momento lo que más le conviene, formamos parte de un pueblo sacerdotal que tiene como deber y salvación darle gracias a Dios siempre y en todo lugar, lo cual hace de nosotros una comunidad de alabanza, que manifiesta públicamente su gratitud al Padre de las misericordias y Dios de todo consuelo, por los acontecimientos con los cuáles Él va jalonando la historia de la Iglesia, de la Humanidad y la de cada uno de sus hijos.

Entre esos hechos, ocupa lugar destacado el pontificado de Benedicto XVI, hombre rebosante de bondad, saber e inteligencia cuya renuncia constituye una hermosa lección de humildad, la última lección de un magisterio que sin duda pertenece ya a la historia de la Iglesia, en el apartado donde se hallan sus más preclaros pontífices.

Por todo ello, y como pastor del Arzobispado Castrense de España, Iglesia particular que acogió en la Base Aérea de Cuatro Vientos al sucesor de Pedro, con motivo de la Jornada Mundial de la Juventud celebrada en Madrid,

DECRETO:

1.- Que en todas las Unidades, Buques, Centros u Organismos de las Fuerzas Armadas y Cuerpos de Seguridad del Estado, que cuenten con asistencia permanente u ocasional de capellanes castrenses o sacerdotes colaboradores, tenga lugar una celebración de la santa Misa en acción de gracias a Dios por el pontificado de Benedicto XVI, Eucaristía que habrá de celebrarse siempre antes del mediodía del próximo 28 de febrero. Dado que en el tiempo de Cuaresma no se puede utilizar el formulario de la Misa “para dar gracias a Dios”, la celebración se hará con los textos, lecturas y demás elementos litúrgicos propios del día, indicando el motivo en la monición inicial, homilía y oración de los fieles (una o más intenciones). En dicha celebración, una vez impartida la bendición y antes de la despedida, se rezará el símbolo de la fe (en cualquiera de sus dos versiones), por las intenciones del Romano Pontífice. Se indica, para donde sea posible, que la fiesta de la Cátedra de San Pedro (22 de febrero) es un día especialmente significativo para esta celebración.

2.- Así mismo, en nuestra Santa Iglesia Catedral de las Fuerzas Armadas, el próximo domingo día 24 de febrero, a las 12,30 horas, se celebrará (D.m) la Eucaristía, para dar gracias a Dios por el fructuoso Pontificado de nuestro amado Papa Benedicto XVI, invitando a participar en ella a todos los fieles de nuestra jurisdicción. De manera especial a las diferentes asociaciones seglares, así como, a los colectivos patronales de señoras y damas de la Fuerzas Armadas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

3.- Una vez producida la Sede Vacante, y dado que durante el tiempo de Cuaresma no se puede celebrar la Misa “para elegir un Papa o un Obispo”, en la oración de los fieles de todas las celebraciones, como también en las preces de la Liturgia de las Horas, se introducirá una de las siguientes peticiones, adaptadas del formulario de dicha Misa:
  1.       Para que Cristo, buen Pastor que gobierna a su grey con protección constante, conceda a la Iglesia un Papa que le agrade por su santidad y sea útil a su pueblo por su vigilante dedicación pastoral. Roguemos al Señor.
  2.       Para que podamos tener la alegría de ver al frente de la Iglesia universal un pastor según el corazón de Dios. Roguemos al Señor.
  3.       Para que Dios llene de gozo nuestro corazón, con la elección de un Papa que con sus virtudes sirva de ejemplo a su pueblo, e ilumine los corazones de los fieles con la verdad del Evangelio. Roguemos al Señor.
4.- Por último exhortamos a todos cuantos pertenecen a esta Iglesia Particular Castrense a que, fortalecidos por el magisterio de Benedicto XVI y alentados por su ejemplo de Obispo, sabio, santo y bueno, perseveremos constantes en la oración personal, pidiendo a Dios la gracia de tener pronto el Papa que la Iglesia necesita, con la santidad, la sabiduría y el vigor necesarios para conducirla en estos tiempos de gran dificultad y, por ello, de inmensa esperanza.
Publíquese en el Boletín Oficial del Arzobispado Castrense.
Dado en Madrid, a 18 de febrero del año dos mil trece.
Por mandato de S.E. Rvdma.

El Secretario General

Carlos Jesús Montes Herreros

No hay comentarios:

Publicar un comentario