martes, 22 de enero de 2013

Buenos días, 22 de enero de 2013


Lo primero que captamos del misterio de Dios
no suele ser la verdad, sino la belleza.
Hans Urs von Balthasar

VIDEO
El Papa recibirá la histórica visita del líder del Partido Comunista de Vietnam

Este martes tendrá lugar un acontecimiento histórico. Benedicto XVI recibirá al secretario general del Partido Comunista de Vietnam. Nguyen Phu Trong visitará el Vaticano como parte de su gira por Europa.

Esta audiencia es inusual por varias razones. Primero porque el martes suele ser un día de descanso para el Papa. Además, porque las audiencias papales están reservadas a jefes de Estado, y no a dirigentes de partidos políticos.

El gobierno comunista de Vietnam y el Vaticano no “mantienen relaciones diplomáticas plenas”. Los dos estados mantienen un grupo de trabajo bilateral que debate sobre el inicio de las relaciones, pero el Vaticano no tiene representante residencial en el país.

Uno de los principales puntos calientes en las negociaciones es la persecución de los cristianos por parte del ateísmo oficial en el país. En el último balance de la organización Open Doors, Vietnam ocupa el puesto 21. Califican el estado de persecución como “grave” y dicen que en Vietnam los católicos y otros cristianos a menudo son acosados y quedan aislados por el miedo.


SANTORAL

Vicente, diácono y mártir;

Anastasio, monje; Oroncio y Víctor, mártires; Gaudencio, obispo; Antíoco, Blesila y Domingo, confesores; Agatón, abad.



REFLEXIÓN:

En cierta  ocasión durante un seminario para  matrimonios, le preguntaron  a un Hombre: 

 -¿Te hace  feliz tu esposa?

¿Verdaderamente te hace feliz?

En ese momento la  esposa levantó ligeramente  el cuello en señal de seguridad,  sabía que su  esposo diría que sí, pues, él jamás se  había  quejado durante su matrimonio.

Sin embargo, el esposo respondió con un rotundo

- 'No, no me hace feliz 

Y ante el asombro de la  mujer... continuó:

- 'No me  hace feliz ... ¡Yo soy feliz! ...  

El que yo  sea feliz o no, eso no depende de ella,   sino de  mí.

Yo soy la  única persona, de quien depende mi felicidad.  
Yo, determino  ser feliz en cada situación y en cada momento de mi vida, pues, si mi felicidad dependiera de alguna  persona,  cosa o circunstancia... sobre la faz de esta tierra,    yo  tendría serios problemas. 


Todo lo que existe en esta  vida cambia continuamente,  el ser humano, las  riquezas,  mi cuerpo, el clima,  los placeres, etc.   Y así podría decir una lista interminable.  

A través de  toda  mi vida, he aprendido algo;   decido ser feliz y lo demás lo llamo....    "experiencias"

amar,
perdonar,
ayudar,  
comprender,
aceptar,
escuchar,
consolar.

Hay gente que dice: 

-  No  puedo ser feliz ... porque estoy enfermo,  porque no tengo  dinero,   porque hace mucho calor, porque alguien me   insultó,   porque alguien ha dejado de amarme, porque alguien no me  valoró...

Pero... lo que no sabes es que... PUEDES SER  FELIZ...

aunque...  estés enfermo,
aunque... haga calor,
aunque... no  tengas  dinero,
aunque  ...alguien te  haya insultado,
aunque...alguien no te amó ,
 o no te haya  valorado .

La vida es como andar en bicicleta... te  caes, sólo si dejas de pedalear

SER FELIZ  ES
UNA  ACTITUD ANTE LA VIDA QUE  CADA UNO DECIDE


ORACIÓN:

Dios mío, quiero ocuparme en tus cosas, que sepa revestirme de las actitudes de Cristo en mi corazón y en mis obras, abrazándome a la cruz y al sacrificio, si fuera necesario. Dame la gracia de conocer y de experimentar íntimamente a Cristo en el Evangelio y en el Sagrario.

Petición

Jesús Niño, hazme amarte con un amor real, personal, apasionado y fiel.

Meditación del Papa

Después, en los Evangelios, José aparece sólo en otro episodio, cuando se dirige a Jerusalén y vive la angustia de perder al hijo Jesús. San Lucas describe la afanosa búsqueda y la maravilla de encontrarlo en el Templo - como aparece en el quinto panel -, pero aún mayor es el estupor de escuchar las misteriosas palabras: "¿Por qué me buscabais? ¿No sabíais que yo debo ocuparme de las cosas de mi Padre?". Esta doble pregunta del Hijo de Dios nos ayuda a entender el misterio de la paternidad de José. Recordando a sus propios padres la primacía de Aquel a quien llama "Padre mío", Jesús afirma el primado de la voluntad de Dios sobre toda otra voluntad, y revela a José la verdad profunda de su papel: también él está llamado a ser discípulo de Jesús, dedicando su existencia al servicio del Hijo de Dios y de la Virgen Madre, en obediencia al Padre Celestial. (Benedicto XVI, 5 de julio de 2010).


Propósito

¿No sería hermoso, por ejemplo, que se organizaran varias de nuestras familias para ofrecer una cena de Navidad o de Año nuevo a otras familias pobres? En lugar de gastar mil pesos más en bagatelas y caprichos nuestros, ¡démosles un regalo a los pobres! Sí, a ésos que conocemos, a los que vemos todos los días en la calle, tal vez mendigando de nuestro barrio... Si esto hacemos, podremos de verdad llamarnos cristianos y comenzaremos a vivir, con nuestras obras, el auténtico mensaje de la Navidad.

Diálogo con Cristo

¡Cuántas lecciones me das Jesús con tu vida escondida en Nazaret! En ella compartiste la condición de la inmensa mayoría de los hombres: una vida cotidiana sin aparente importancia, vida de trabajo manual, vida sometida a la ley de Dios, vida en familia, pero siempre sabiendo dar el lugar que le corresponde a Dios nuestro Señor. Ayúdame a santificarme, con tu gracia en las actividades ordinarias de este día.


----------------------------------------------------------------

Atropelló a una joven borracho.La madre de la víctima decidió perdonarle para evitar odiar

«El mundo me hubiera dicho que tenía todo el derecho de hacerlo. Pero no iba a
hacerme un bien ni a mí ni le hubiera hecho un bien a él».

Renne Napier no podía no estar de acuerdo: se había hecho justicia. Porque perder una hija quema el interior del alma y el dolor exige una reparación. Por ello, y porque Eric Smallridge se había mostrado más bien defensivo durante el proceso, se alegró de la sentencia a 22 años de cárcel para el que, tras conducir al doble del límite de velocidad y borracho, había atropellado a su hija Megan junto a su compañera Lisa Nixon. Lo dicho: se había hecho justicia.

No obstante, algo en el corazón de Renee le decía que no todo finalizaba ahí. Por eso decidió viajar por todo el país dando conferencias a jóvenes y adolescentes sobre el peligro de conducir bajo los efectos del alcohol. Charlas que daban sus frutos y le traían algo de satisfacción… aunque cada noche volvía a sentir en su interior ese desasosiego de que algo faltaba. 

Perdón para el asesino de su hija

Por fin, Renee descubrió una verdad profunda, algo que había estado evitando en lo más profundo de su alma: no había perdonado al joven que mató a su hija. Y era consciente de que si no lo hacía, su conciencia no la dejaría tranquila. Con esta decisión amartillándole el corazón, decidió enviar a Eric una carta que empezó con una frase sencilla pero poderosa: te perdono. Frase que pudo repetir luego en persona, dándole un fuerte abrazo con los ojos de ambos llenos de lágrimas.

«Podría haberle odiado para siempre –comenta Renee en una entrevista a la cadena CBS– y el mundo me hubiera dicho que tenía todo el derecho de hacerlo. Pero no iba a hacerme un bien ni a mí ni le hubiera hecho un bien a él. Hubiera envejecido amargada, llena de ira y de odio. Me di cuenta que si quieres curarte, el perdón es el único camino a ello».

Un camino que decidió recorrer el resto de la familia de Renee: uno a uno se dirigió a Eric ofreciéndole su perdón. Algo que también curó al joven encarcelado: «Fue como si me quitaran una carga del pecho –dijo Eric más tarde–. Ni siquiera yo podía perdonarme y ella me ofreció su perdón. Ya no tenía que esconderme detrás de una careta».

Repitiendo la acción de Renee, Eric pidió perdón en privado y en público a las familias de las dos niñas. Perdón que fue aceptado con muestras de cariño por parte de todos.

Pero no todo quedó aquí. Renee descubrió el poder transformador del perdón y se dio cuenta que había que compartirlo. Tomando de nuevo el bolígrafo, escribió al juez pidiendo clemencia para reducir la sentencia de Eric a la mitad: «Está profundamente arrepentido por lo que ha hecho y merece el perdón». El juez aceptó por lo que había escrito… pero sobre todo por quién era la que lo había escrito. 

Y así empezó una profunda amistad entre Eric y Renee. Una amistad hecha pública en diferentes conferencias que han dado juntos alrededor de los Estados Unidos – incluso cuando él todavía pagaba su sentencia de cárcel–, en donde comparten su experiencia de perdón y de redención con todo el mundo: «Quiero ir a donde sea necesario –cuenta un ahora sonriente Eric– para contar este mensaje. Porque ya no es algo solamente nuestro».

La historia ha conquistado el corazón de muchos, incluyendo el del famoso cantante cristiano Matthew West. Renee había escrito a Matthew contándole su historia porque «es algo que debe ser contado, Matthew. No es sobre mí, sino sobre Dios y el perdón».

Impresionado por el testimonio de esta mujer de 54 años, decidió componer una canción en su honor y darle la sorpresa de que sea la primera en escucharla con él a su lado. Esta es la canción:

Decía Lewis Smedes que «perdonar es liberar un prisionero y darte cuenta que ese prisionero eras tú». Por eso, cuando el pasado 24 de noviembre de 2012 Eric fue puesto en libertad, en realidad no sólo salió él de la cárcel, sino toda la humanidad detrás de él. Todos tomados de la mano del perdón de una mujer. Una mujer que hoy llama a Eric su hijo. Una mujer que demuestra que el perdón es una opción no sólo posible, sino necesaria.



No hay comentarios:

Publicar un comentario