jueves, 13 de diciembre de 2012

Buenos días, 13 de diciembre de 2012

El día de navidad es un día de alegría y caridad.
Que Dios te haga rico en ambos.
(Phillips Brooks)


 VÍDEO

Benedicto XVI pide fármacos para todos los enfermos de sida
Benedicto XVI ha apoyado a las organizaciones que ayudan a los enfermos de sida, sobre todo, en los países pobres y ha pedido tratamientos para todos. El Papa también continuó su catequesis sobre el Año de la fe. Reflexionó sobre cuál es hoy la mejor manera de hablar de Dios, y resaltó la importancia de la familia para hablar abiertamente de la fe.


BENEDICTO XVI
Así en nuestras vidas, nuestras familias, con nuestros hijos, podremos manifestar ese mismo amor de Cristo, estando atentos a cada necesidad, a los anhelos más profundos, para poder dar una respuesta de esperanza a la humanidad.”

Con ocasión del Día Mundial de la Lucha contra el Sida, que se celebra el 1 de diciembre, Benedicto XVI ha lamentado las millones de muertes y el sufrimiento causado por esta enfermedad. Sobre todo, en los países más pobres, donde el acceso a las medicinas es más limitado.

BENEDICTO XVI
En particular, me refiero al gran número de niños que cada año contraen el virus de sus madres, a pesar de que existen terapias para impedirlo.”

Durante la audiencia, el Papa saludó a todos los peregrinos, en especial, a los 500 miembros del sistema judicial italiano, y a un grupo de 90 líderes provenientes de Corea del Sur.



SANTORAL

Lucía, virgen y mártir

Patrona de modistas, oculistas, fotógrafos y ciegos.

Aristón, Edburga, Elías, Judoco, confesores; Eustracio, Auxencio, Mardario, Orestes, Eugenio, Antíoco, mártires; Audverto, Ursicino, obispos; Columba, Odilia, abadesas; Arsenio, monje


REFLEXIÓN:

Una zorra a la cual un cepo le había cortado la cola, estaba tan avergonzada, que consideraba su vida horrorosa y humillante, por lo cual decidió que la solución sería aconsejar a las demás hermanas cortarse también la cola, para así disimular con la igualdad general, su defecto personal.

Reunió entonces a todas sus compañeras, diciéndoles que la cola no sólo era un feo agregado, sino además una carga sin razón.

Pero una de ellas tomó la palabra y dijo:

-- Oye hermana, si no fuera por tu conveniencia de ahora, ¿nos darías en realidad este consejo?.

Cuídate de los que dan consejo en busca de su propio beneficio, y no por hacer realmente un bien.

ORACIÓN:

Santísima Trinidad, no puedo verte, pero sé que estás en mí. Yo no puedo tocarte, pero sé que estoy en sus manos. No puedo comprenderte totalmente, pero te amo con todo mi corazón. No hay otra cosa más importante que amarte y amar a mi prójimo como a mí mismo. Ven e ilumina mi oración para viva de acuerdo a lo que creo.

Petición

Te suplico, Jesús, me des fe para darte siempre el lugar que te corresponde en mi vida y la gracia de poder vivir la caridad de tu Evangelio.

Meditación del Papa

La fe cristiana, poniendo el amor en el centro, ha asumido lo que era el núcleo de la fe de Israel, dándole al mismo tiempo una nueva profundidad y amplitud. En efecto, el israelita creyente reza cada día con las palabras del Libro del Deuteronomio que, como bien sabe, compendian el núcleo de su existencia: "Escucha, Israel: El Señor nuestro Dios es solamente uno. Amarás al Señor con todo el corazón, con toda el alma, con todas las fuerzas". Jesús, haciendo de ambos un único precepto, ha unido este mandamiento del amor a Dios con el del amor al prójimo, contenido en el Libro del Levítico: "Amarás a tu prójimo como a ti mismo". Y, puesto que es Dios quien nos ha amado primero, ahora el amor ya no es sólo un "mandamiento", sino la respuesta al don del amor, con el cual viene a nuestro encuentro.
En un mundo en el cual a veces se relaciona el nombre de Dios con la venganza o incluso con la obligación del odio y la violencia, éste es un mensaje de gran actualidad y con un significado muy concreto. Por eso, en mi primera Encíclica deseo hablar del amor, del cual Dios nos colma, y que nosotros debemos comunicar a los demás. Benedicto XVI, Deus caritas est, n. 1.


Propósito

Asistir a la celebración de la Eucaristía, preferentemente en familia, como la actividad más importante del domingo, el Día del Señor.

Diálogo con Cristo

No existe otro camino, para ser un seguidor de Cristo, que el del amor y el del servicio. Amar quiere decir servir, servir es amar y el amor de Dios está orientado a lograr una transformación en mí. Gracias, Señor, por el don de la fe y la gracia de tu amor.



-





No hay comentarios:

Publicar un comentario