viernes, 9 de noviembre de 2012

Buenos días, 09 de noviembre de 2012



La victoria es del más perseverante.
Napoleón Bonaparte


SANTORAL

Dedicación de la Archibasílica del Salvador.
Nuestra Señora de la Almudena.
Teodoro, Eustolia, Sopatra, confesores; Orestes, Alejandro, mártires; Agripino, Benigno, Timoteo, Ursino, obispos; Erefrido, eremita



REFLEXIÓN:

Un hombre se perdió en el desierto. Y más tarde, refiriendo su experiencia a sus amigos, les contó cómo, absolutamente desesperado, se había puesto de rodillas y había implorado la ayuda de Dios.

- «¿Y respondió Dios a tu plegaria?», le preguntaron.

- «¡Oh, no!. Antes de que pudiera hacerlo, apareció un explorador y me indicó el camino».

Dios siempre actúa en nuestras vidas, aunque no lo veamos.


ORACIÓN:

Dios mío, te pido me concedas la gracia de iniciar esta oración con la fe del oficial romano. Deseo profundamente mejorar mi estilo de vida porque he tomado la decisión y tengo la confianza de que, con tu ayuda, puede llegar a ser un auténtico testigo de tu amor.

Petición

Señor, no soy digno, pero humildemente te pido que aumentes mi fe para poder unirme a Ti.

Meditación del Papa

El amor a la Eucaristía lleva también a apreciar cada vez más el sacramento de la Reconciliación. Debido a la relación entre estos sacramentos, una auténtica catequesis sobre el sentido de la Eucaristía no puede separarse de la propuesta de un camino penitencial. Efectivamente, como se constata en la actualidad, los fieles se encuentran inmersos en una cultura que tiende a borrar el sentido del pecado, favoreciendo una actitud superficial que lleva a olvidar la necesidad de estar en gracia de Dios para acercarse dignamente a la Comunión sacramental. En realidad, perder la conciencia de pecado comporta siempre también una cierta superficialidad en la forma de comprender el amor mismo de Dios. Ayuda mucho a los fieles recordar aquellos elementos que, dentro del rito de la santa Misa, expresan la conciencia del propio pecado y al mismo tiempo la misericordia de Dios. Además, la relación entre la Eucaristía y la Reconciliación nos recuerda que el pecado nunca es algo exclusivamente individual; siempre comporta también una herida para la comunión eclesial, en la que estamos insertados por el Bautismo. Benedicto XVI, Exhortación apostólica post sinodal Sacramentum caritatis, n. 20

Reflexión

Así como un foco necesita de la electricidad para encender y un motor de combustión necesita de la gasolina para funcionar, así la gracia de Dios necesita ser alimentada por nuestra fe para poder obrar milagros y maravillas. Esta es la lección de este Evangelio. Jesús, por compasión y buena voluntad, se levanta y va a curar al siervo del centurión, pero cuando llega a casa de éste, salen los amigos con su recado: "No soy digno..." y "...con una palabra tuya..."

Fe y humildad. La combinación perfecta para que Dios otorgue sus más hermosas gracias a la gente que se las pide. Fe, porque el centurión creyó con todo su corazón que Jesús podía curar a su siervo. No dudó del poder de Jesús en su corazón. Porque de otra manera no hubiera podido arrancar de su Divina misericordia esta gracia.

Humildad, porque siendo centurión y romano, que tenían en ese tiempo al pueblo judío dominado, no le ordenó a Jesús como si fuera un igual o una persona de menor rango. Todo lo contrario. Se humilló delante de Él y despojándose de su condición de dominador de las gentes, reconoció su condición de hombre necesitado de Él.

Propósito

Al acercarme a recibir la Eucaristía, rezar con atención el «Yo no soy digno…». Imitemos la actitud del centurión cada vez que acudamos a Dios. Si rezamos con fe y humildad, seguro que nos concederá lo que pidamos.

Diálogo con Cristo

Jesús, enséñame a orar. A saber pedir lo que realmente conviene a mi salvación y a la de mis hermanos. Que sea dócil a tus tiempos y disposiciones y que no me agite queriéndote imponer lo que YO considero el mejor bien. Que sepa suplicar con aquella confianza de tu madre santísima en las bodas de Caná, no dudar nunca de tu cercanía, de tu interés, de tu gran amor por mí, aunque yo no sea digno ni pueda corresponder, sin tu ayuda, a este gran amor.

---------------------------------------------------------------
ESPECIAL BUENOS DÍAS
---------------------------------------------------------------


 Situación de los cristianos en Siria al día de hoy
P. David Fernández, IVE (Misionero en Alepo).

   Queremos tratar de ayudar a todos pero en especial empezar por los cristianos más necesitados, para que no se vean obligados a dejar el país provocando la ausencia del testimonio cristiano en esta noble Nación, abandonando su tierra, sus raíces, sus muertos… Ellos en general quieren permanecer pero muchos no pueden y por eso han huido a países limítrofes, a lugares de refugiados o allí donde ven un futuro mas seguro y prospero para sus hijos. Nos han dicho que hay más de 1.000.000 (¡1 millón!) de refugiados sólo en Alepo.

   Es muy fácil decirles “quédense, testimonien a Cristo” pero es difícil para ellos hacerlo cuando no tienen la seguridad siquiera de las necesidades básicas…y aún mas, cuando no ven tampoco algún modo de protección o amparo para sus vidas… 

   Por eso nuestra ayuda en primer lugar quiere ir dirigida a las familias cristianas del barrio de “El Midán” que es una de las zonas más afectadas y que además es el barrio donde el IVE atiende una capilla que providencialmente se llama “Capilla de la Anunciación” y donde estamos ayudando pastoralmente desde hace tres años. La capilla está a cargo de las hermanas Doroteas quienes con un padre del IVE se encargan de la pastoral. Esta zona es una de las más pobres de Alepo y como dije antes, una de las más afectadas por los enfrentamientos, debido a que es uno de los barrios que rodea la parte capital o céntrica de la Ciudad que se disputan los bandos que combaten. Por eso allí los enfrentamientos son permanentes. Particularmente esta afectado el edificio donde se encuentra la Capilla ya que está pegado a un establecimiento de la policía nacional, lo que provocó que tanto las hermanas como todos los habitantes tuvieran que dejar la zona. Nosotros ya no podemos celebrar allí la Santa Misa.

   Muchos edificios están demolidos y otras casas alcanzadas por balas o proyectiles de tanques, aviones o helicópteros. Por esta razón mucha gente tuvo que salir con lo puesto, abandonando sus casas y lo poco que tienen ya que son gente muy pobre. Algunos consiguieron refugio entre sus familiares de otras zonas, otros en algunos conventos u escuelas preparadas para esto, otros viendo la posibilidad de alquilar una pieza en alguna zona menos afectada, y así tenemos también casos de familias amontonadas en lugares estrechos.

   Esta huida provocó muchos otros inconvenientes como el exponer sus casas al saqueo de ladrones. Hay muchos casos de familias a las que les robaron TODO.

  Además hay que tener en cuenta que Alepo es una ciudad industrial, pero debido a los bloqueos del exterior y a la guerra, muchos empresarios se vieron obligados a cerrar sus fábricas y huir del país, lo que también afectó sobre todo a esta gente de clase baja que vivía de esas empresas y fábricas.

   Ahora no tienen casa, no tienen trabajo, muchos se quedaron sin inmuebles debido a los saqueos y a esto se suma que los lugares de ayuda a los refugiados son sobre todo para musulmanes. Y si bien en general hay buena convivencia entre la gente, sin embargo no deja de ser un peligro por los fundamentalistas musulmanes que aprovechándose de la situación se manifiestan como una amenaza para las minorías y es por eso que muchos cristianos por miedo a estas dificultades no acuden a los centro de ayuda común.

   Sólo en “El Midán” ya podríamos concretar la ayuda para unas 60 familias. Son casos de extrema urgencia o de necesidad más actual, ya sea porque no tienen trabajo, o viviendas o porque tienen niños pequeños o enfermos con discapacidad ya sea mental o física y a los que no pueden darles la asistencia debida por el factor económico o bien simplemente porque los hospitales no dan abasto para la atención….entonces debemos hacer algo para ayudarles…

   Un sueldo básico es de 200 dólares (14.000 liras sirias), con esto puede vivir una familia con dos hijos y sólo con alimentos básicos….es ciertamente muy poco porque todo ha subido un 200 %….para que se den una idea sólo el gas deben pagarlo a 50 dólares….el alquiler de una habitación pequeña es de unos 120 dólares, a eso se agregan los remedios en caso de enfermedad que dicho sea de paso por el cambio de estación ya hay muchos enfermos y sin asistencia…

También están sin abrigos, sin cobijas….y ahora que se aproxima el invierno se aproxima el problema de calefacción ya que se consigue poco combustible y a la vez carísimo…y Alepo en invierno es muy fría. 

   Otra dificultad muy grande es que la guerra está afectando también a la educación, ya que son contadas las escuelas y universidades que han podido comenzar el año lectivo. Y aun estas pocas, se han hecho inaccesibles a los niños y jóvenes más pobres que ya no pueden afrontar el pago de sus estudios. Por eso estamos viendo la posibilidad de poder dar ayuda a algunos niños que se quedaron sin escuela apoyándoles con sus estudios, gracias a Dios hay un grupito de jóvenes muy entusiastas que están muy interesados a darnos una mano con esto.

   Hasta ahora hemos estado ayudando a algunas familias con las necesidades básicas pero ya se nos está haciendo casi imposible porque no contamos con dinero…. 

  También es cierto que otras congregaciones y entidades están ayudando pero no dan abasto.

   Pero no sólo queremos prestar ayuda material, también es urgente la asistencia espiritual y moral. Mucha gente y sobre todo jóvenes se acercan a nosotros en busca de apoyo. Se encuentran desesperados por la situación y no tienen a quién acudir. Es por eso que estamos realizando diversas actividades formativas y recreativas que ayudan en este sentido a mantener viva la esperanza. Pero para esto también necesitamos ayuda para poder crear estos ambientes que nos parecen muy, muy importante para mantener el espíritu firme.

   Nosotros pedimos la ayuda de todos aquellos que compadecidos por la situación de los Sirios quieran ayudarnos a ayudar….compartiendo así todos la única misión de amor de Cristo en favor de los más necesitados, todos instrumentos de la obra de Dios en favor de su pueblo.


  



No hay comentarios:

Publicar un comentario