domingo, 2 de septiembre de 2012

Buenos días, 02 de septiembre de 2012


Los vanidosos son como el gallo,
creen que el sol se levanta cada mañana para oírlos cantar


SANTORAL

Agrícola, Cástor, Maine, Próspero, obispos; Brocardo, Eleazar, Licinio, Teodora, confesores; Antolín, Diómedes, Julián, Felipe, Elpidio, Peregrino, Facundino, Juventino, Almaquio, Sofía, Teódota, Zenón, Concordio, Teodoro, mártires; Elpidio, Nonoso, abades; Cosme, eremita; Raquel (A. T.)

  
VÍDEO

El demonio de la acedia (8 / 13). La acedía en la sociedad.
La Acedia es una tristeza por el bien, por los bienes últimos, es tristeza por el bien de Dios. Es una incapacidad de alegrarse con Dios y en Dios. Nuestra cultura está impregnada de acedía.
http://www.es.catholic.net/sectasapologeticayconversos/574/1436/articulo.php?id=55669


REFLEXIÓN:
VALORAR LO QUE TENEMOS

"Un muchacho se quejaba un día a Dios y le decía:

- Señor, tú has hecho ricos a todos los demás, mientras que a mí no me has dado nada.

Un viejo, que escuchaba sus quejas, le dijo

- ¿Eres tan pobre como crees? ¿No te ha dado Dios juventud y salud?

- Sí, es verdad, y me siento orgulloso de ello, dijo el muchacho.

Entonces el viejo le tomó de la mano y le dijo

- Si te diese mil dólares, ¿te dejarías cortar la mano derecha?

- ¡Ni hablar!

- ¿Y la izquierda?

- ¡Tampoco!

- ¿Y si te diese un millón de dólares, prescindirías de tu vista?

- ¡No lo permita Dios! Ni por una fortuna daría uno de mis ojos

-          Entonces, ¿de qué te quejas?, le dijo el viejo. ¿No ves la inmensa fortuna que Dios te ha regalado? Pues vete, y no seas desagradecido





ORACIÓN:
DA GRACIAS A DIOS

Da gracias por la vida misma, aunque la tuya no sea la más perfecta.  Dios te la dio y el tenerla es ya un milagro.  Aprende a valorarla para hacerla llevadera.  No hagas de ella algo vano y vacío.

Da gracias por el aire que respiras, es tan natural y vital y ni cuenta te das de que sin él con seguridad no vivirías.  Por cada respiro que des, recuerda y ten presente que Dios lo creó pensando en ti.

 Da gracias por la luz del sol, es la que te permite ver el día en esplendor.  La que da vida a la hermosura de la creación, y da calor a los seres vivos de la tierra.

 Da gracias por la noche, Dios la hizo para darnos descanso, para que la tierra repose del afán del día.  Es cuando realmente puedes relajarte y meditar, para poder reponer fuerzas para seguir adelante.

 Da gracias por el agua que cae del cielo, Dios la envía para hacer de nuestro suelo uno fértil y productivo, y es la misma agua que al estar sedientos calma nuestra sed.

 Da gracias por las pruebas que llegan a ti, no te lamentes cuando éstas llegan, mas bien tómalas de un modo positivo.  Las pruebas purifican tu espíritu, y te hacen más fuerte para enfrentarte a la vida.

 Da gracias por todo lo que eres, no te quejes de que no siempre es como quieres.  Dios permite todo lo que llega a tu vida, pero lo permite porque tiene su razón de ser.  Nada pasa sólo porque sí, al final  verás y entenderás la razón.

 Da gracias a Dios por todo, por las cosas grandes y aún por pequeñeces.  Él muy agradecido nos recompensará. 

Da siempre gracias, sentirás alivio y paz si las das de corazón.


No hay comentarios:

Publicar un comentario