miércoles, 6 de septiembre de 2017

Buenos días, 5 de septiembre de 2017. Santa Teresa de Calcuta

Jesús no nos deja solos porque cada uno de nosotros es precioso para Él”
PAPA FRANCISCO.

 
VIDEO
 

 
SANTORAL
 
TERESA DE CALCUTA
 
Lorenzo Justiniano,
obispo (1381-1455)
 
Taurino, Victorino, Avito, obispos; Herculano, Rómulo, Eudosio, Zenón, Macario, Urbano, Quincio, Arconcio, Donato, Teodoro, Menedemo, Censorino, Dídimo, mártires; Bertín, abad; Alberto, Guido, Aniano, Ansarico, Artión, confesores; Obdulia, virgen.
 
 
 

 
REFLEXIÓN:
EL GRAN INVENTOR
 
Había una vez un joven que soñaba con llegar a ser un gran inventor. Estudiaba día y noche, estudió varios años, y finalmente escribió en su diario personal: 
 
<< Ya he estudiado bastante. Soy ya un himbestigador, y demostraré mi gran valía.>>
 
Comenzó de inmediato a hacer experimentos y llegó a inventar los agujeros del queso. Pero pronto supo que ya habían sido inventados. 
 
Volvió a comenzar desde el principio. Estudiaba mañana y tarde, estudió muchos meses, y finalmente escribió en su diario: 
 
<< Ya es suficiente. Ahora soy de verdad un imbestigador. El mundo verá de lo que soy capaz de hacer.>>
 
Y en efecto el mundo pudo ver: inventó agujeros en el paraguas y fue el hazmerreír de todos.
 
Pero él no se desanimó, estudió y estudió tanto que llegó a ser un investigador con con todas las letras en su puesto, y así pudo inventar todo lo que quiso. Inventó un vehículo para viajar a la Luna, un tren que solo consumía un grano de arroz cada mil kilómetros, los zapatos que no se gastan nunca, y muchas otras cosas más.
 
Pero el sistema de llegar a ser investigadores y científicos sin cometer errores no llegó a inventarlo ni siquiera él, y tal vez no lo invente nadie nunca.
 
Moraleja: Si tienes un propósito en la vida, un sueño, no abandones. Y si te equivocas, levántate con más fuerza y continúa esforzándote por conseguirlo. Así, llegarás a lograrlo. Pero recuerda también que sin errores, no se aprende.
 
 
ORACIÓN:

Señor mío, te alabo y te bendigo por hacerte presente en cada instante de mi vida. Anímame a tener los ojos siempre abiertos para no tropezar con las dificultades que me encuentre por la vida. Ayúdame a darme cuenta que soy alguien capaz de lograr todos mis sueños y proyectos si todo lo pongo bajo tu protección y amparo. Sólo estando Contigo puedo salir adelante sin tenerle miedo a nada. Confío hoy en tu poder, en tu generosidad para seguir llenándome de bendiciones. Amén
 
Señor, despierto cada día confiado en que, tu poder que todo lo restaura, rige todas mis acciones e ideas, para conducirme por caminos de paz.
 
Ruego a la poderosa fuerza de tu presencia para que abrigues y protejas mi corazón de tantas penas y sufrimientos que mis cruces van causando en él.
 
Qué difícil es tomar la cruz de cada día con alegría y seguirte. Y más difícil aun cuando esa cruz es la de una enfermedad que no da tregua a mi cuerpo
 
Ven en mi auxilio junto con toda tu corte de ángeles y apártame de las malas decisiones. Tú eres mi refugio para enfrentar toda situación difícil de mi vida.
No permitas que me quede con sentimientos vacíos. Dame tu gracia para sostenerme en medio de mis cruces, permanecer fuerte y no salir derrotado.
Sana mi corazón de las heridas causadas por el rencor y decepciones y dame la sabiduría de tu Espíritu Santo para asumir mis cruces con valentía
 
Ayúdame a comprender el poder de la belleza de tu cruz sanadora para así poder comprender la belleza de la mía. Confío en lo que quieres para mí.
 
Ayúdame a que mi cruz pueda transformarla en bendición, a través de una vida de oración, vivida a través de los ojos de tu amor. Amén
 

******************

Buenos días, 4 de septiembre de 2017. San Moisés

Sólo hay dos fuerzas en el mundo,
la espada y el espíritu.
A la larga,
la espada siempre será conquistada por el espíritu.
NAPOLEON BONAPARTE
 

VIDEO
 
 
SANTORAL
 
Moisés
(s. XII a. de C.)
 
Marcelo, obispo y mártir; Rufino, Silvano y Viático, niños; Magno, Casto, Tamel, Máximo, Teodoro, Océano, Amiano, Julián, mártires; Cunialdo, Gilisario, confesores; Rosalía, Cándida, vírgenes; Marino, diácono; Bonifacio I, papa.
 
 
 
REFLEXIÓN:
 
Los 7 secretos para que el amor de pareja dure toda la vida: es posible si se siguen estos pasos
 

1. Busca siempre el segundo lugar

"Poner al otro por encima de uno mismo". Muchas de las parejas que no prosperan lo hacen por no vivir este principio. El egoísmo no funciona en un noviazgo ni en un matrimonio. A menudo, las parejas son más egoístas entre sí que con sus amigos. Se preocupan por estar al tanto de los éxitos y los acontecimientos de sus amigos... Y, sin embargo, no ponen la misma energía cuando se trata de la relación con el otro.

Las mejores relaciones son aquellas en las que rige el principio de "dar en lugar de recibir"


2. Sé generoso en tus halagos

Al menos una vez al día, busca algo positivo que decir a tu pareja. Siempre puedes encontrar algo admirable y digno de ser alabado. Piensa en estas cosas, pon atención a lo largo del día. Para asegurar un amor para toda la vida, debes ser el "fan número uno" de tu pareja.
 
Samuel Johnson escribió en el s. XVIII: "El aplauso de un solo ser humano tiene grandes consecuencias en la vida de una persona".
 
Así pues, halaga a tu pareja por todo aquello que es admirable en él/ella. Si es honrado/a, dile cuánto te agrada que lo sea; si es fiel, explícale lo maravilloso que es poder contar siempre con él/ella; si es dependiente o inseguro/a, dile lo bien que te sientes pudiendo apoyarle; y si está muy seguro/a de sí mismo/a, puedes expresar la seguridad que esa virtud te aporta también a ti. 


3. En tiempos de crisis, sed uno solo

Nada une más que permanecer unidos en tiempos de crisis.
 
El psicólogo Paul Pearsall, autor de Laws of Lasting Love, describe cómo la fortaleza de su esposa, siempre a su lado durante el tiempo en que se enfrentó a un terrible cáncer, le ayudó a superar los fatalistas pronósticos de sus doctores. Pearsall relata cómo su mujer le agarró con fuerza y le llevó de un médico a otro hasta que dieron con uno que pudo salvar su vida: "Éramos uno solo; nos movíamos a un tiempo, con la esperanza de encontrar un doctor que no confundiera el diagnóstico con un veredicto. Nunca habría podido buscar mi curación por mí mismo". 


4. Pasad mucho tiempo juntos

Es un mito que las parejas felices han de llevar vidas, intereses y actividades independientes.
 
Para escribir su libro Lucky in Love"la psicóloga Catherine Johnson entrevistó matrimonios de todos los Estados Unidos que llevan casados entre 7 y 55 años. Más de la mitad describieron su matrimonio como "muy feliz". 
 
Johnson se dio cuenta de que una característica común a todas las parejas felices era que pasaban bastante tiempo juntos, a pesar de no compartir los mismos intereses. En su opinión, la idea de que "es esencial mantener identidades separadas" es errónea. Estas parejas supieron encontrar una "identidad compartida". A lo largo del tiempo, habían dejado de sentirse "individuos" y se sentían "casados", unidos en lo más profundo de su corazón. Si este proceso no se da, la pareja tendrá problemas.
 
5. Cree siempre lo mejor, y no lo peor, de él o ella

Seguramente habremos oído el famoso pasaje de san Pablo que termina con la frase: "El amor todo lo excusa, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta". Éstas son las pautas para creer siempre lo mejor del otro. Lamentablemente, muchas parejas despojan a su relación de toda alegría, esperanza y amor, simplemente porque olvidan los aspectos positivos de su pareja y ven sólo lo negativo. Y esto tiene terribles consecuencias. 
6. Expresa tu amor frecuentemente y con creatividad

"Hola, cariño. Sólo te escribo esta notita para que sepas cuánto te quiero y te echo de menos. ¡Date prisa en volver!". Esta persona sonríe cada vez que lee ese papelito doblado que ha guardado durante meses en su bolso. Durante sus pocos años de matrimonio, se ha visto obligada a viajar mucho por su trabajo.

Cuando llega a un hotel, se siente sola y desanimada. Pero su marido lo sabe y ha logrado suavizar esos sentimientos mostrándole su amor de mil maneras distintas. Ella sonríe y se ilumina su expresión cuando recuerda sus divertidos detalles: cartas escondidas en su maleta, postales, poesías, regalitos, fotos y hasta galletas, su chocolate favorito o unos caramelos..."Me siento como en casa cuando descubro sus detalles: todo me recuerda cuánto me quiere, y me ayuda a seguir adelante a pesar de echarle tanto de menos".

Piensa tú también en qué forma especial e inesperada puedes sorprender a tu pareja, recordándole que es lo más importante de tu vida.

7. Haz de vuestra relación tu prioridad

La psicóloga Judith Wallerstein, en un estudio sobre 50 matrimonios felices, destaca que todos ellos declararon que construir un matrimonio sólido y duradero había sido el compromiso más importante de toda su vida de adultos. Es un gran consejo para asegurar un amor para toda la vida. 
 
ORACIÓN:
 
Dios de amor, te bendigo y alabo en este día porque gracias a la acción poderosa de tu Espíritu Santo, me haces una persona fuerte y llena de esperanza.
 
Tú eres quien me sostiene y me impulsa a salir adelante en medio de las pruebas.
 
Gracias por todas las oportunidades que me das para vivir porque en ellas encuentro la manera de hacerte presente y dar a otros la oportunidad de encontrarte y que toques su corazón.
 
Te confío ahora mis proyectos de vida, son tuyos, dame la inteligencia necesaria para saber administrarlos y darte lo mejores frutos para tu felicidad y la mía. Amén
 
Reflexión del Papa Francisco
 
¡Ay de ustedes, maestros de la ley, que han suprimido la llave del conocimiento! Cuando vamos por la calle y nos encontramos delante de una iglesia cerrada, sentimos algo extraño, porque una iglesia cerrada no se entiende.
 
A veces, se nos dan explicaciones que no son tales: son pretextos, son justificaciones, pero la realidad es que la iglesia está cerrada y la gente que pasa por delante no puede entrar. Y, peor aún, el Señor que está dentro no puede salir.
 
Esta imagen de la clausura es la imagen de aquellos cristianos que tienen la llave, pero se la llevan, no abren la puerta. Peor aún, se paran frente a la puerta y no dejan entrar, y al hacerlo ni siquiera ellos entran. La falta de testimonio cristiano es lo que hace esto y cuando ese cristiano es un sacerdote, un obispo o un Papa es aún peor.
Pero, ¿cómo es que un cristiano cae en esta actitud de puerta cerrada con la llave en el bolsillo? La fe pasa, por así decirlo, a través de un alambique y se convierte en ideología.
 
Y la ideología no convoca. En las ideologías no está Jesús: ni su ternura, su amor y mansedumbre. Y las ideologías son rígidas, siempre. De cada signo: rigidez.
 
Cuando un cristiano se convierte en un discípulo de la ideología, ha perdido la fe: ya no es un discípulo de Jesús, es discípulo de este tipo de pensamiento... Y por eso Jesús les dice: "Ustedes se han llevado la llave del conocimiento".
 
El conocimiento de Jesús se transforma en un conocimiento ideológico e incluso moralista, porque estos cerraron la puerta con una gran cantidad de reglas.
 
La fe se convierte en ideología y la ideología asusta, la ideología expulsa lejos a la gente, aleja a la gente y aleja a la Iglesia de la gente. Pero se trata de una enfermedad grave esto de los cristianos ideologizados.
 
Es una enfermedad, pero no es nueva, ¿no? Incluso el apóstol Juan, en su primera Carta, habló de esto. Los cristianos que han perdido su fe y prefieren las ideologías. Su actitud es: volverse rígidos, moralistas, especialistas en ética, pero sin bondad.
 
La pregunta podría ser esta, ¿no?: ¿Por qué un cristiano puede llegar a ser así? ¿Qué sucede en el corazón de aquel cristiano, de ese presbítero, de ese papa, que se vuelve así? Solo hay una explicación: aquel cristiano no ora. Y si no hay oración, siempre cerrarás la puerta.
 
La llave que abre la puerta a la fe es la oración. Cuando un cristiano no ora, sucede aquello. Y su testimonio es un testimonio altivo. El que no ora es un soberbio, es un orgulloso, es un seguro de sí mismo. No es humilde. Busca su propia promoción.
En cambio cuando un cristiano ora, no se aparta de la fe, habla con Jesús. Además, cuando digo orar, no digo decir oraciones, porque estos maestros de la ley decían muchas oraciones para dejarse ver.
 
En cambio, Jesús dice: "Cuando ores, entra en tu habitación y ora al Padre en secreto, de corazón a corazón. Una cosa es orar y otra es decir oraciones".
 

[...] Pidamos al Señor la gracia, primero: de no dejar de orar, para no perder la fe, y de permanecer humildes. Y así no nos volveremos personas cerradas, que cierran el camino hacia el Señor. (Homilía en Santa Marta, 17 de octubre de 2013)

******************

viernes, 2 de junio de 2017

Buenos días, 2 de junio de 2017

"¿Qué debemos hacer?
Reaccionar con justicia"
PAPA FRANCISCO.


 
VIDEO
 
 
La multinacional kuwaití Zain Telecom lanza un mensaje de tolerancia durante el mes del ayuno musulmán
 
 

 
SANTORAL
 
Marcelino, Pedro, Erasmo (Elmo, Telmo), Bíblides, Atalo, Alejandro, Vetio, Epagato, Maturo y Pontico, Amelia, mártires; Potino, Blandina, y los 48 mártires de Lyon; Eugenio I, papa; Nicolás Peregrino, confesor; Esteban, Dictinio, obispos; Ulrico, Juan de Ortega, eremitas.
 
 

 
 
REFLEXIÓN:
 
La verdadera autoestima nace del amor no del egoísmo.
 
Estas son solo algunas sugerencias para cambiar la falta de autoestima en abundancia de amor personal:
 
1.     El primer paso y el más importante es amarte y aceptarte tal como eres. Si eres creyente te resultará más sencillo porque sabes que hay un Dios que te ama y te acepta tal como eres y que siempre está para ayudarte a mejorar esas áreas de oportunidad que hay en ti.
 
2.     Cuida los pensamientos, sobre todo los que tengas sobre ti. Toma consciencia de ellos y si son negativos, cámbialos. Recuerda que tú eres el dueño de tu pensamiento y no tu pensamiento de ti. Esto es por demás importante porque los pensamientos generan sentimientos. Sobre todo, cuida de esos que te hacen sentir inferior. Evita frases como: “¡Soy un tonto, no hago nada bien, soy un inútil!

 
​           ​
         3.  Mírate en el espejo y da gracias por el ser la persona que                        eres. En vez de encontrarte defectos, agradece lo bueno que ves en ti.            Esto es especialmente importante para las mujeres. En lugar de verte el          gordito del estómago o las estrías de la flacidez, da gracias que pudiste            ser madre.
 
4.  Sé compasivo contigo y deja de criticarte. La autocrítica negativa ¡destruye! Háblate y trátate de la misma manera que lo harías al ser que más amas en tu vida. Transforma tus pensamientos internos negativos en diálogos que te sumen, que te aporten y construyan
 
5.  ¡Ejercítate, segrega endorfinas! El ejercicio, -aunque te canses- te hará sentir bien, muy bien. Le dirás adiós al estrés, te pondrás en mejor forma, además de subir tu sistema inmunológico.
 
6.   Acepta los elogios y no quieras regresarlos, quédate callado. Simplemente di: ¡gracias, de verdad aprecio tus palabras! Al principio te costará trabajo y querrás regresar la alabanza, sin embargo, haz un trabajo interno y recuerda que si te lo dicen es porque lo sienten y porque de verdad te aprecian.
 
7.   Enfócate en que la competencia es primero contigo mismo. No te esfuerces tanto en ser perfecto como en lograr tus sueños. En ese afán de lograr la perfección puedes perder dejar de disfrutar el camino que te lleva a lograr tus metas.
 
8.   Sé paciente contigo. No tomes tus errores y fracasos tan en serio; míralos mejor como un área de oportunidad para crecer y aprender.
 
9.   Reconoce las cualidades y talentos que hay en ti y ponlos al servicio del mundo. Todos tenemos algo en lo que somos buenos, ¡descúbrelo en ti y explótalo! ¿Te gusta escribir? Pues dale vida a esas letras y ponte a escribir. Nada en este mundo es insignificante.
 
10.  Sal de ti para entrar en los demás, es decir, sirve, ayuda a alguien. Es impresionante como funciona esto del servicio:  tú ayudas y el que sale beneficiado eres tú porqué te darás cuenta de la diferencia que puedes hacer en los demás; la opinión que tienes sobre ti crecerá al sentirte útil.
 
 
La aceptación, que es prima hermana de la estima, también incluye reconocer y admitir que tienes áreas de oportunidad en las cuales crecer y que que por tu bien y el del mundo debes trabajar para mejorar. Recuerda que eres un ser muy valioso y que fuiste creado por Dios, por amor y para el amor. No esperes que alguien más reconozca tu valor. Comienza por valorarte tú y verás los milagros que empiezan a suceder en tu vida.
 
 
 
ORACIÓN:
 
Señor, despierto hoy con la esperanza depositada en tu amor, quiero escuchar tu voz en cada una de las acciones que realizarás en mi vida y descubrir que me llamas a ser feliz en cada una de ellas, porque Tú eres siempre bueno y misericordioso con todos.
 
Bendito Dios, ven y háblame para guiar mi existencia por senderos seguros que me den tranquilidad y la plena certeza de que me has creado para ser feliz, no quiero vivir en la desgracia.
 
Señor, estoy seguro de que ningún problema o tristeza me la has enviado Tú, son sólo situaciones de la vida que no podemos evitar, pero con tu ayuda vamos a vencer, porque tu amor es eterno y tu misericordia no tiene medida. Amén
 
Reflexión del Papa Francisco
 
Jesús, habla con el Padre, en este discurso, y dice: "Te ruego por ellos". Por lo tanto, Jesús ruega por nosotros. Un hecho que podría parecer un poco extraño, porque nosotros pensamos que es justo rezar a Jesús y Jesús nos da la gracia.
 
Pero Jesús reza por nosotros. Jesús que ora, Jesús el hombre-Dios que reza. Y reza por nosotros: ruega por mí, ruega por ti y por cada uno de nosotros.
 
En realidad, Jesús ya lo había dicho claramente a Pedro, asegurándole que rezaba para que su fe no decaiga.
 
En este discurso de despedida, Jesús ruega por todos los discípulos que vendrán y que creerán en Él. No ruega por el mundo, sino que ruega por ellos, diciendo al Padre que su oración es por estos que tú me diste, porque son tuyos.
Así, Jesús nos recuerda que todos nosotros somos del Padre y Él ruega por nosotros ante el Padre.
 
San Pablo, en el capítulo octavo de la Carta a los romanos, nos dice que es una oración de intercesión. De este modo, hoy, mientras nosotros rezamos aquí, Jesús ruega por nosotros, ruega por su Iglesia.
 
Y el apóstol Juan nos tranquiliza diciendo que, cuando pecamos, sabemos que tenemos un abogado ante el Padre: alguien que ruega por nosotros, nos defiende ante el Padre, nos justifica.
 
Es importante pensar mucho en esta verdad, en esta realidad: en este momento Jesús está orando por mí. Yo puedo seguir adelante en la vida porque tengo un abogado que me defiende. Si soy culpable, si tengo muchos pecados, Jesús es un buen abogado defensor y hablará al Padre de mí.
 
Y precisamente para destacar que Él es el primer abogado, nos dice: Les enviaré otro paráclito, otro abogado. Pero Él es el primero. Y ruega por mí, en la oración de intercesión que hoy después de la Ascensión al cielo Jesús hace por cada uno de nosotros.
 
Del mismo modo como cuando nosotros en la parroquia, en casa, en la familia tenemos algunas necesidades, algunos problemas, decimos "reza por mí", lo mismo debemos decir a Jesús:
 
"Señor Jesús, ruega por mí"
 
¿Y cómo ruega hoy Jesús?: amando. Pero hay una cosa que Jesús hace hoy, estoy seguro que lo hace: muestra al Padre sus llagas. Y Jesús con sus llagas ruega por nosotros. Como si dijese:
 

"Padre, este es el precio. Ayúdales, protégelos, son tus hijos a quienes yo he salvado". (Homilía en Santa Marta, 03 de Junio de 2014)


ESPECIAL BUENOS DÍAS


Debemos conocer el amor de Cristo, que excede todo conocimiento El sagrado Corazón, es una fuente inagotable, que no desea otra cosa que derramarse en el corazón de los humildes, para que estén libres y dispuestos a gastar la propia vida según su beneplácito.

Santa Margarita María de Alacoque


Peticiones y Promesas del Sagrado Corazón de Jesús:

Peticiones de Jesús:

1. -Recibir sin interrupción la Sagrada Comunión durante nueve primeros viernes consecutivos.

2-Tener la intención de honrar al Sagrado Corazón de Jesús y de alcanzar la perseverancia final.

3-Ofrecer cada Sagrada Comunión como un acto de expiación por las ofensas cometidas contra el Santísimo Sacramento.


Oración:

"Oh Dios, que en el Corazón de tu Hijo, herido por nuestros pecados, has depositado infinitos tesoros de caridad; te pedimos que, al rendirle el homenaje de nuestro amor, le ofrezcamos una cumplida reparación. Por Jesucristo nuestro Señor. R. Amén. Sagrado Corazón de Jesús, en Vos confío."


Promesas de Jesús a los que sigan ésta devoción.

(1) Les daré todas las gracias necesarias en su estado de vida.

(2) Estableceré la paz en sus hogares.

(3) Los consolaré en todas sus aflicciones.

(4) Seré su refugio en su vida y sobre todo en la muerte.

(5) Bendeciré grandemente todas sus empresas.

(6) Los pecadores encontrarán en Mi Corazón la fuente y el océano infinito de misericordia.

(7) Las almas tibias crecerán en fervor.

(8) Las almas fervorosas alcanzarán mayor perfección.

(9) Bendeciré el hogar o sitio donde esté expuesto Mi Corazón y sea honrado.

(10) Daré a los sacerdotes el don de tocar a los corazones más empedernidos.

(11) Los que propaguen esta devoción, tendrán sus nombres escritos en Mi Corazón, y de El, nunca serán borrados.

(12) Nueve primeros viernes: Yo les prometo, en el exceso de la infinita misericordia de mi Corazón, que Mi amor todopoderoso le concederá a todos aquellos que comulguen nueve primeros viernes de mes seguidos, la gracia de la penitencia final; no morirán en desgracia ni sin recibir los sacramentos; Mi divino Corazón será su refugio seguro en este último momento.



******************